viernes, 29 de mayo de 2009

Tortilla paisana

Los viernes suelo hacer tortilla y esta es la que hice unos días atrás.

Como veis los ingredientes son de lo más normal, no suelen faltar en casa. No hay excusa para no hacerla y si la acompañamos con una ensalada es una comida muy completa.

2 patatas
6 huevos
90 gr de jamón muy fino
1 cebolla
1 pimiento verde italiano
1 tomate maduro no muy grande
1 calabacín mediano
aceite
sal

Así la haremos

Troceamos el jamón, cortamos el pimiento y el calabacín en dados pequeños y picamos la cebolla. Ponemos en una sartén aceite y, cuando esté caliente, freímos el jamón, la cebolla y el pimiento. A media fritura añadimos la patata que, previamente, hemos cortado en trocitos pequeños y delgados y el calabacín. Mezclamos bien todos los ingredientes y los hacemos a fuego suave. Cuando vemos que la patata está hecha añadimos el tomate pelado y troceado y continuamos la fritura hasta que todo quede perfectamente mezclado. Rectificamos de sal, si es preciso, ya que hay que tener en cuenta que el jamón tiene.

Batimos en un bol los huevos. Escurrimos bien la fritura y la agregamos a los huevos batidos, mezclamos y reservamos.

Ponemos a calentar un poco de aceite en una sartén. Una vez caliente volcamos el contenido del bol y cuajamos la tortilla. Damos la vuelta con cuidado y la hacemos por el otro lado. Hay que procurar que quede bien dorada por ambos lados.

Solo falta que os haya gustado y que la probéis.

miércoles, 27 de mayo de 2009

Fresas con miel y zumo de limón

Después de cansaros un poco con los premios voy a tratar de endulzar el día con estas fresas. Ya se va notando que su temporada está a punto de finalizar y por eso aprovecho aún que todavía se encuentran en el mercado para poner esta receta muy sencilla pero que seguro os va a gustar.

Siempre he tomado las fresas con zumo de naranja, pero en esta ocasión decidí cambiar la naranja por el limón y el azúcar por la miel Y este es el resultado, unas fresas que están para repetir.

Para prepararlas hemos de tener, fresas, miel y limón. Limpiamos las fresas y las troceamos, ponemos en un bol. Extraemos el zumo de un limón, mezclamos con miel hasta que logremos el grado de dulzura/acidez que más nos guste y vertemos sobre las fresas. Las tenemos una hora y listas para comer.

Espero que sean de vuestro agrado.

martes, 26 de mayo de 2009

Premios Symbelmine; A la paciencia; Gourmet; Amistad ; I love your blog

Como vengo haciendo últimamente, corresponde poner los premios que he recibido a lo largo del mes. Cada vez me resulta más difícil poder corresponder de igual forma y lo digo porque hay que llevar un control muy riguroso ya que no me gusta, cuando ofrezco un premio, comprobar que ya lo tenía no solo una vez sino dos o más. Considero que estas cadenas lo que pretenden es establecer unos lazos mas estrechos entre los blogs, pero también hay que pensar que si ya de por sí, el tratar de ver y comentar los numerosos blogs, es tarea harto complicada, y nadie duda de que lleva mucho tiempo, si a eso añadimos el que se tiene que llevar el control de a quien se lo han concedido anteriormente, debemos estar de acuerdo que es una obra un tanto farragosa. No quiero, por tanto, atosigar a ningún blog ni tampoco deseo ponerle en la obligación de recogerlo. los ofrezco con ilusión igual que como los recibo.

Quiero agradeceros muy sinceramente la atención que habéis tenido al concedérmelos.

Premio Symbelmine concedido por Ana del blog Hadas en la Cocina
Se lo concedo a los siguientes blog,s
El ingrediente secreto
Lea por su blog Mis recetitas
Silvia por su blog Recetas de SilviaSol

Premio a la Paciencia concedido por Lola del blog Un rincón para mis cositas
Se lo concedo a los siguientes blog,s
Carmen por su blog CocinArte21
Mª del Mar por su blog La Mar de Bien
Vanesuky por su blog Vanesuky entre fogones

Premio Gourmet concedido por Marita en su blog El rinconcito de Mar y por Paqui en su blog La casita de Paqui

Este premio se lo concedo a los siguientes blog,s
Mayi por su blog Cocina para recién casados
Sole por su blog Sole
Sara por su blog Una gata en la cocina

Premio a la Amistad concedido por Ana en su blog Hadas en la cocina
Este premio se lo concedo a los siguientes blog,s
Bettuca por su blog Bettuca y sus recetas
Carina por su blog Il mio angolo
Nina por su blog Nina`s Recipes

Premio I love your blog concedido por Mari en su blog Recetario de Mari. Premios
Se lo concedo a los siguientes blog,s
Teresa por su blog Arte y Fotografía
Tere por su blog La cocina de mi casa
Luisa por su blog Los fogones de Luisa

Espero que todas los acepten y sean de su agrado y sí alguna lo tiene repetido o no lo quiere, lo lamento.

sábado, 23 de mayo de 2009

Tarta de crema de té negro con frutas al hojaldre

Aprovechando que tenía hecha la crema de té decidí probar y hacer una tarta de hojaldre. Era la primera vez que hacía una tarta y además con hojaldre, así que lo cierto es que no las tenía todas conmigo a pesar de que viendo las que ponéis me parecía que no era difícil y que lo único que podía pasar era que estropeara todo. El fracaso quedaría solo para mí ya que en casa no sabían que fuera a preparar nada. Así que decidido a hacerla y con unos pocos nervios, me puse el delantal de pinche, cogí los utensilios y me puse a rematar la faena poniendo en suerte de varas a todos estos ingredientes.

2 planchas de hojaldre
crema de té negro
fresas
plátanos
kiwis

Lo primero que hice fue la crema de té que ya habéis visto. Una vez hecha y mientras se templaba, preparé toda la fruta cortándola en rodajas al tiempo que ponía el horno a calentar a 180º. Finalizada esta operación tocó el turno al hojaldre. Separé las dos planchas, una por supuesto era para la base y la otra era la que hacía de borde. Para ello tenía que dejar el centro libre así que la doblé por la mitad, con un cuchillo mojado en agua fui cortando la plancha, partiendo del doblez y a unos dos centímetros de los bordes, recorriendo el perímetro, hasta llegar nuevamente a la doblez. Quité ese trozo, extendí lo que quedaba, que formaría el borde, y lo puse encima de la otra plancha que previamente había humedecido para facilitar la unión. Pinché la base con un tenedor y a los bordes le hice unos cortes para adorno jj, y la coloqué en una placa del horno, pintada con un poco de aceite. Horneé hasta que vi el hojaldre hecho. Una cosa que no hice, se me olvidó con la emoción, fue pintar los bordes del hojaldre con huevo batido, cachis, y no me salieron brillantes. Otra cosa en la que fallé fue que al sacar el hojaldre lo puse en un plato no lo suficientemente grande y se me partió un poco por un lado.

Cuando el hojaldre se enfrió rellené el centro con la crema y cubrí con las frutas. Introduje 5 minutos en el horno con el calor remanente y la tarea finalizó.



video

No es una obra de arte como las que soléis hacer pero a mí me supo a gloria.

miércoles, 20 de mayo de 2009

Crema de té negro

Después de las alcachofas voy a cambiar de salado a dulce. Os propongo esta crema que he hecho con té. Y de paso pongo algunas notas sobre dicha planta. Estoy seguro que lo que vais a leer a continuación es de sobras conocido pero yo lo desconocía.

Los tés se obtienen del árbol del té (Camelia Sinensis o Thea Sinensis).

Hay cuatro tipos principales de té: blanco, verde, rojo y negro, si bien sus múltiples variedades dan lugar a más de 3.000 clases distintas.

Hasta el siglo XVI solo se producía té verde, pero el crecimiento del mercado obligó a los productores a investigar nuevos métodos de conservación para evitar que éste perdiese sus cualidades durante su almacenamiento. De este modo descubrieron que si lo secaban, lo dejaban fermentar y luego lo horneaban para evitar su descomposición, el té se conservaba en óptimas condiciones durante mucho más tiempo. Es así como surgió el té negro.

El té blanco, a partir de las yemas que se dejan marchitar; el verde, té no fermentado, a partir de la hoja que se cuece y se seca al fuego para detener su fermentación; el té rojo, semifermentado, se obtiene a partir de las hojas que se secan al aire libre durante un periodo breve de tiempo para controlar su fermentación; y por último el té negro, fermentado, a partir de hojas secas que se dejan fermentar y se vuelven a secar.

El té negro tiene las siguientes propiedades

Es antioxidante, astringente, diurético, reconfortante, bajo en calorías y estimulante.

Pues bien, visitando los blogs, he visto muchas cremas y la verdad es que leyendo un poco y viendo como se hacen, vi la posibilidad, ya que mi hija me regaló una caja de té negro, de hacer una crema con dicho té. He seguido los pasos aproximados de la crema pastelera y el resultado creo que me ha merecido la pena.

Sin más paso a detallar como hice esta crema de té negro. Es sencilla, no laboriosa y muy rica.

Utilicé

1/2 litro de leche
2 saquitos de té negro
150 gr de azúcar
2 cucharaditas de maizena
4 huevos
piñones
fideos de chocolate

Y de esta forma es como la hice.

Ponemos al fuego un cazo con la leche, los saquitos de té y la mitad del azúcar. Calentamos, removemos para disolver el azúcar y dejamos hacer la infusión.

En un bol mezclamos el resto de azúcar, la maizena y los huevos. Batimos bien.

Una vez el té ha infusionado, retiramos los saquitos de la leche, añadimos la mezcla de azúcar, maizena y huevos y ponemos a hervir, moviendo constantemente para evitar que se pegue, hasta que toma consistencia. Pasamos por un colador y ponemos en copas, dejamos enfriar e introducimos en el frigorífico.

Cuando vayamos a tomarla, si queréis, se pueden poner unos piñones tostados y fideos de chocolate.

Para ello, en una sartén sin aceite, tostamos los piñones, a mi me gustan muy tostados, y colocamos sobre la crema junto con unos fideos de chocolate.

Sí picáis sobre la foto se ve mayor
Si gustáis podéis probarla. Os va a gustar.

lunes, 18 de mayo de 2009

Alcachofas con puerros y jamón

Ya la temporada de la alcachofa está dando sus últimos suspiros, pero a pesar de todo todavía se encuentran buenos ejemplares y, como ya es sabido, que es una de las verduras que más me gustan ni corto ni perezoso decidí comprar y prepararlas sabiendo que me despediré de ellas hasta la próxima temporada.

En esta ocasión sus compañeros han sido unos puerros y como acompañante un paquete de jamón en tacos. Me han confirmado que estaban muy contentos con esa compañía. Para no dejarlos en mal lugar me puse manos a la obra.

Estos son los ingredientes que utilicé

8 Alcachofas
2 puerros
100 gr de jamón cortado a tacos
100 ml de vino blanco
1 cucharada de harina
Aceite
Sal
Perejil

Y de esta forma las hice

Ya sabéis como hay que limpiar las alcachofas. Muy fácil: les quitamos las hojas exteriores más duras, cortamos las puntas, repasamos la base y las partimos en cuatro trozos. Los troncos también hay que aprovecharlos, están muy ricos y aquí no se tira nada. Los limpiamos, troceamos y los ponemos junto con las alcachofas . Colocamos todo en la olla rápida junto con una rama de perejil y una pizca de sal, cubrimos con agua, no pasarse, la cerramos, ponemos al fuego y desde que asoma el segundo anillo las tenemos cociendo tres minutos. Transcurrido ese tiempo, se apartan del fuego y esperamos a que los anillos se oculten, abrimos la olla, las sacamos y escurrimos.

Mientras se hacen, limpiamos y troceamos los puerros, los ponemos a pochar en una sartén con muy poco aceite. Cuando toman un poco de color añadimos una cucharada de harina, la cocinamos un poco, añadimos el jamón cortado a tacos pequeños, lo sofreímos y añadimos el vasito de vino. Dejamos reducir y echamos las alcachofas. Mojamos con un poco de agua y removemos un par de minutos para mezclar.

Y de esta forma me quedaron ¿qué os parecen? Si a alguien no le gustan las alcachofas no sabe lo que se pierde. Están de vicio.

sábado, 16 de mayo de 2009

Hasta siempre Gladys

Ayer me enteré de la triste noticia del fallecimiento de cibercuoca, Gladys. No la conocía personalmente, solo a través de los comentarios que nos intercambiamos en nuestros respectivos blogs, pero el poco tiempo en el que he tenido ocasión de entablar una amistad virtual ha sido suficiente para poder comprobar la clase de persona que era. Atenta, dulce, amable, cariñosa, siempre tenía una palabra afable. La noticia de su muerte me ha causado una gran impresión, porque no me imaginaba que, sin conocerla personalmente, este sentimiento de amistad que se establece a través de esta relación entre blogs llegara a ser tan fuerte. Quien no está metido en este mundillo no creo que llegue a entenderlo, incluso le parecerá hasta raro.
Desde aquí quiero transmitir mis más sinceras condolencias a su familia por tan triste perdida.
Gladys, Descansa en Paz.

Cuando la pena nos alcanza,
por un compañero perdido.
Cuando el adiós dolorido,
busca en la fe su esperanza.
En tu palabra confiamos
con la certeza que Tú:
ya le has devuelto a la vida,
ya le has llevado a la luz.

Aunque no eras compañero, si eras AMIGA

miércoles, 13 de mayo de 2009

Macarrones gustosos al sabor de anchoa

En esta ocasión toca plato de pasta. Como veis se trata de macarrones. Unos macarrones cuyos ingredientes están al orden del día y que, para hacerlos, con media hora es tiempo más que suficiente. Y lo mejor de todo es que están muy ricos.

Tened en cuenta que las cantidades que pongo suelen ser para 3/4 personas.

INGREDIENTES

300 gr de macarrones
200 gr de tomates maduros
100 ml de de aceite
diez filetes de anchoa en aceite
dos dientes de ajo
algunas hojas de albahaca
sal
pimienta

PREPARACIÓN

Se cuecen los macarrones en agua salada. Una vez cocidos, escurrimos y refrescamos.

Mientras vamos preparando la salsa. Para ello seguiremos estos sencillos pasos.

En una cazuela se echan, en frío, los tomates pelados y cortados a pedacitos, los dientes de ajo y la albahaca picados, el aceite, los filetes de anchoa cortados a trocitos, sal y pimienta. La única precaución que hay que tener en cuenta es al poner la sal, dado que al llevar anchoas puede ser suficiente, así que antes de ponerle comprobad si necesita.
Se deja cocer durante veinte minutos a fuego medio/fuerte y, cuando vemos que el tomate ha tomado consistencia trituramos, echamos los macarrones escurridos, mezclamos para integrar sabores y ya tenemos un plato de pasta rico, rico.

Espero que sea de vuestro agrado.

domingo, 10 de mayo de 2009

Bizcocho esponjoso

Hay muchos tipos de bizcochos, tantos como ingredientes y formas y maneras de cocinarlos. Aunque la mayor parte de ellos lleven casi los mismos componentes, nunca ninguno es igual a otro aunque sean iguales las cantidades y sea la misma persona quien lo haga. Influyen muchas circunstancias, de ahí que no pueda decirse que hay dos idénticos.

En este que os presento, la única diferencia estriba en uno de los componentes. No es harina normal, la he sustituido por maizena. El resultado ha sido un bizcocho, suave, esponjoso y muy rico.

Estas son las cantidades, gramo arriba o abajo, que he utilizado.

3 huevos
150 gr de azúcar
125 gr de mantequilla
130 gr de maizena
1 sobre de levadura
ralladura de un limón

Y como con casi todos los bizcochos lo vamos a hacer de esta forma

Precalentamos el horno a 180º.
Engrasamos un molde con mantequilla y lo espolvoreamos con harina. Reservamos
En un bol ponemos 100 gr de azúcar, añadimos la mantequilla que hemos ablandado previamente y batimos hasta conseguir una crema.
Rompemos los huevos y separamos las yemas de las claras que ponemos en un bol.
Añadimos las yemas, a la crema de mantequilla y azúcar, junto con la ralladura del limón y mezclamos.
Batimos las claras y cuando están espumosas le añadimos el resto de azúcar (50 gr) y continuamos batiendo hasta conseguir montarlas a punto de nieve.
Mezclamos la maizena y la levadura y la añadimos a la crema, batimos para unir y agregamos las claras con movimientos envolventes a fin de que no se pierda la consistencia del punto de nieve. Vertemos en el molde y horneamos unos 45 minutos, dependiendo del tipo de horno.

Espero que si lo hacéis os guste.

jueves, 7 de mayo de 2009

Revuelto de ajos tiernos, champiñones y piquillos

Hoy os propongo esta sencilla receta. Un rico revuelto

Las cantidades que yo empleo las indico a continuación, son para dos personas, ya que, aunque en casa somos más, para el resto preparo otra cosa.

4 huevos
2 manojos de ajos tiernos
250 gr de champiñones
6 pimientos del piquillo
aceite
sal

Y de esta forma lo prepararemos

Lavamos los champiñones. Los cortamos en rodajas y los picamos. Los mantenemos en un bol con agua.
Le quitamos a los ajos tiernos la raíz y la parte más verde. Quitamos la primera capa y los troceamos.
Cortamos los pimientos del piquillo en tiras.
En una sartén con poco aceite ponemos a dorar los ajos tiernos. A continuación añadimos los champiñones y removemos hasta que pierdan el agua. Una vez hecho, agregamos los pimientos del piquillo, salteamos todo durante un par de minutos y añadimos los huevos batidos con una pizca de sal. Tenemos en el fuego hasta que cuajen los huevos.

Creo que os va a gustar.

lunes, 4 de mayo de 2009

Judías pintas con chorizo

Estos días pasados, y no me refiero a este fin de semana, que ya era hora de que hiciera buen tiempo, en lugar de parecer que estuviéramos en primavera, más bien parecía que fuera otoño o incluso invierno.

Mi suegra, cada vez que vamos, al regreso suele ponerme un paquete de judías pintas porque sabe que me gustan y de siempre las solía hacer. Aprovechando unos de esos paquetes y como apetecía algo con sustancia, preparé unas judías pintas con chorizo. No son muy fuertes, no llevan más que un poco de chorizo, pero están para repetir.

Éstas son las cantidades que puse

400 g de judías pintas
100 g de chorizo
1 cebolla mediana
3 cucharadas de aceite
1 cucharada de harina
laurel
sal
pimienta

Y sin más nos ponemos mano a la obra

Dejamos las judías en remojo la noche anterior.
Llegado el momento, las escurrimos y ponemos en una olla, cubiertas con agua fría, al fuego, junto con el chorizo y el laurel; cuando rompan a hervir, añadimos un poco de agua fría para cortar el hervor y, si es preciso, desengrasamos y las dejamos que continúen la cocción lentamente.
Aparte sofreímos en aceite la cebolla finamente picada; cuando empieza a tomar color añadimos la harina y cuando ésta se haya tostado un poco diluimos con unos cucharones del caldo de las judías. Incorporamos el sofrito a las judías, sazonamos con sal y pimienta, y dejamos cocer muy lentamente hasta que estén en su punto. Para que no se rompan, el agua solo ha de cubrirlas, el fuego muy suave y para moverlas hacerlo con la olla con movimientos suaves, sin meter el cucharón.

Como veis no tienen mala pinta ¿verdad? ¿os gustan?