jueves, 30 de diciembre de 2010

Feliz Año 2011

Como mañana será un día bastante ajetreado por las prisas, compras a la carrera, peluquería, no saber que ponerse hasta última hora y luego cambiar por lo que se había elegido primero etc, etc, me adelanto por unos momentos y desde este mi pequeño blog os quiero transmitir a vosotros y vuestras familias mis mejores deseos para el próximo año que ya está a punto de llegar.

Me gustaría ser optimista y decir que el año 2011 sea mejor que el que termina, pero hay que tener mucha imaginación para creerlo y eso lleva su tiempo, aunque algunos, demostrando gran insensatez, digan que Economía se aprende en una sola tarde y viendo los resultados me pregunto quien fue mas inepto, si el profesor o el alumno, pienso que los dos, sobre todo al ver la que se nos viene encima, subida de la luz, subida del gas, de la bombona de butano, retraso en la edad de jubilación y alguna otra cosa más que se sacarán de la manga.

Pues bien, a pesar de estas minucias, eso dicen los sabiondos, os quiero alegrar un poco el final de año ofreciéndoos el concierto con el que voy a cerrar este 2010.

Si picáis sobre "Feliz Año 2011" que parpadea veréis el concierto. Dura poco por aquello de "lo bueno si breve, dos veces bueno", pero me gusta. Confío en que también os guste y os saque alguna sonrisa que buena falta hace. Si es así, me considero muy afortunado.


Que tengáis una muy feliz Nochevieja y una insuperable entrada de año y si dura todo el año mejor que mejor.
¡Sed felices!
 

lunes, 27 de diciembre de 2010

Tronco de Navidad

Transcurridas ya estas fiestas navideñas mi deseo es que las hayáis pasado estupendamente y que la alegría, la paz y la felicidad hayan habitado en vuestras casas. Ya solo falta una semana para que finalice este año y comience el nuevo y confiemos en que sea mucho mejor que éste que nos deja.

Nunca había hecho un tronco de Navidad, para mí era un reto el tratar de hacerlo, nunca encontraba el momento y al final me dije o lo haces ahora o ya lo dejas. Eso me lo decía en la mañana del día de Nochebuena así que después de efectuar las compras para ese día, después de comer, pensando quizás que eso me daría fuerzas me dispuse a preparar el tronco, mi primer tronco.

Estoy seguro que la presentación y el ornato deja mucho que desear, no soy muy artista, lo reconozco, pero creo en eso que se dice de que "el hábito no hace al monje", en este caso los adornos no hacen el tronco así que sin mucho ornato os dejo este mi primer tronco. Confío en vuestra generosidad y os pido que seáis indulgentes en vuestras críticas que siempre son bien recibidas.

De entrada y como la gran mayoría ya lo habéis hecho tengo que decir que es un poco laborioso, al menos para mí, ya que desde que comencé hasta que lo monté, transcurrieron 2 horas largas.

Lo que más me preocupaba era darle la vuelta al bizcocho una vez sacado del horno para enrollarlo, al final fue menos dificultoso de lo que yo pensaba.

Ingredientes

Para el bizcocho
100 gr de harina
100 gr de azúcar
3 huevos
1 cucharadita de levadura

Para la crema pastelera
3 yemas
2 cucharadas de maizena
6 cucharadas de azúcar
1/2 litro de leche
50 gr de mantequilla
La corteza de un limón

Para la crema de chocolate
150 gr de chocolate para postre
100 gr de mantequilla
4 cucharadas de azúcar glasé
1 copa de brandy

Preparación

Bizcocho
Precalentamos el horno a 170º
Forramos una placa con papel para hornear y engrasamos con unas gotas de aceite.
Separamos las yemas de las claras.
Montamos las claras a punto de nieve y reservamos
Batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen, añadimos la harina mezclada con la levadura pasadas por un colador para evitar las impurezas. Una vez integrada la harina incorporamos las claras montadas y mezclamos con suavidad, vertemos sobre la placa con el papel engrasado, extendemos y metemos en el horno durante 10 minutos. Sacamos y volcamos rápidamente sobre otro papel espolvoreado con azúcar glasé, quitamos el papel caliente, enrollamos y lo dejamos enfriar.

Bizcocho acabado de sacar y volcado sobre otro papel engrasado
 
Bizcocho enrollado y enfriando

Crema pastelera
Mezclamos las yemas con el azúcar. Diluimos la maicena en la leche y la ponemos en un cazo a calentar a fuego suave. Añadimos las yemas y el azúcar y la cáscara del limón. Removemos constantemente hasta que espese. Apartamos del fuego y añadimos la mantequilla. Removemos bien y dejamos enfriar.


Crema de chocolate
Batimos la mantequilla con el azúcar.
En un bol ponemos el chocolate con una copa de brandy a derretir al baño maría. Una vez derretido lo incorporamos a la mezcla de mantequilla y azúcar. Removemos hasta obtener una mezcla uniforme.


Y el montaje lo hice de la siguiente forma
Una vez que la crema ha enfriado, desenrollamos el bizcocho, lo cubrimos con la crema y  lo volvemos a enrollar para formar el tronco.
Corté uno de los extremos del tronco para igualarlo y lo coloqué encima simulando un nudo grande. Cubrí con la crema de chocolate el tronco y los extremos con crema pastelera, con un tenedor marqué lo que serían las rayas del tronco.
 

El nudo lo cubrí con crema pastelera

le puse unos fideos de chocolate y espolvoreé con azúcar glasé. Y así me quedó
Para ser mi primer tronco de Navidad he quedado muy satisfecho aunque como he dicho al principio la composición sea mejorable. Lo que sí puedo deciros es que el sabor tanto del bizcocho como de la crema pastelera y la de chocolate es muy rico.
Y aquí un corte del tronco
Espero y confío en que sea de vuestro agrado

jueves, 23 de diciembre de 2010

Feliz Navidad


En esta ocasión no voy a poner una receta. Solo quiero transmitiros mi deseo más sincero para que en estos días, en los que se celebra el acontecimiento que sin duda cambió el mundo tanto para creyentes como para los que no lo son, y que no fue otro más que el nacimiento del Niño Dios, la alegría, la paz y el buen humor reine en vuestras casas, que sean días de felicidad completa y que los disfrutéis en unión de vuestras familias.
Aquí os dejo mi felicitación. Pinchad sobre Navidad  que parpadea.

Feliz Navidad

martes, 21 de diciembre de 2010

Arroz con pechuga de pollo

Las recetas de arroz de esta tierra tienen fama de estar muy ricas. Yo suelo hacer una todas las semanas, y aunque no se pueden comparar, en casa tienen muy buena aceptación, para mí es suficiente.

Este arroz lo he preparado con pechuga de pollo ya que de esa forma no se encuentra uno la desagradable sorpresa de encontrarse un trozo de hueso entre los granos de arroz, además de que los tropezones no se quedan en el plato.

Aquí os dejo lo que puse y su preparación. Espero que os guste.

Ingredientes
400 gr de arroz
1 pechuga de pollo
1 cebolla
1 pimiento verde italiano
caldo de pollo
100 ml de vino blanco
1 diente de ajo
aceite
unas hebras de azafrán
sal
pimienta
jengibre en polvo

Preparación
Hacemos un caldo con la carcasa de un pollo, 1 puerro, media cebolla, 1 tomate, 1 zanahoria, sal y una rama de perejil. Colamos y mantenemos en caliente.
Lavamos y cortamos en trozos pequeños la pechuga de pollo.
Picamos muy fino el ajo, la cebolla y el pimiento.
Ponemos a calentar en una cazuela el aceite y echamos el ajo picado. Cuando toma color añadimos la cebolla, el pimiento y la pechuga troceadas. Pochamos a fuego suave hasta que la carne toma un ligero color dorado.
Incorporamos el arroz, removemos y dejamos hacer hasta que esté traslúcido. Echamos el vino y dejamos reducir a fuego medio. Agregamos el caldo, rectificamos de sal, añadimos la pimienta, el azafrán y el jengibre y hervimos a fuego suave 20 minutos.
Si hace falta se echa un poco de caldo hasta lograr que el arroz esté untuoso. Apartamos y dejamos reposar.

Os invito.


viernes, 17 de diciembre de 2010

Lomo de cerdo con pimientos en salsa de vino

Parece que el frío ha hecho acto de presencia como queriendo adelantar un poco la entrada del invierno y también ser actor principal de la ya cercana Navidad. La nieve también se ha dejado ver y con su manto blanco nos insinúa que el otoño acaba y el invierno está al caer.

Para entrar un poco en calor y al mismo tiempo mantener el cuerpo ligero para los ya más que seguros excesos que en el comer se van a producir en las próximas fechas, os propongo esta receta que creo os gustará por su sencillez y buen sabor. Para una cena con vista a estas próximas fiestas casa a la perfección.

LOMO DE CERDO CON PIMIENTOS EN SALSA DE VINO

Ingredientes
4 filetes de lomo de cerdo
3 pimientos rojos para asar
2 cucharadas de tomate triturado
1 diente de ajo
100 ml de caldo
100 ml de vino tinto
3 clavos de especia
aceite
sal

Preparación
Limpiamos los filetes de lomo de la grasa que puedan llevar, los pasamos por agua y los secamos con papel absorbente. Salamos
Se lavan los pimientos, se abren, se les quitan las semillas y se cortan a tiras.
En una cazuela se pone a calentar el aceite y se fríe el diente de ajo a laminas. En cuanto toma color, lo retiramos. Incorporamos los filetes y doramos unos cinco minutos por cada lado. Retiramos y reservamos en caliente.
En el aceite de freír el lomo echamos las tiras de pimiento, el tomate triturado, el caldo, el vino y los clavos de especia. 
Cocemos a fuego suave unos 10 minutos, añadimos los filetes y mantenemos a cocción suave durante 15 minutos o hasta que la carne esté tierna. Si vemos que la salsa espesa demasiado echamos un poco de agua.

Confío que sea de vuestro agrado.


lunes, 13 de diciembre de 2010

Bizcocho de nata

Tenía un envase de nata en el frigorífico y antes de que caducara decidí preparar un bizcocho en este fin de semana. He utilizado un molde alargado que hacía tiempo tampoco usaba y el resultado ha sido esto que veréis si continuáis leyendo. La receta no tiene complicación.

Ingredientes
4 huevos
200 ml de nata
200 gr de azúcar
240 gr de harina
ralladura de 1 limón
1 sobre de levadura
1 cucharada de vainilla líquida
Fideos de chocolate

Preparación
Precalentamos el horno a 180º.
Engrasamos un molde y lo forramos con papel de horno.
Mezclamos la harina con la levadura, tamizamos y reservamos.
Separamos las yemas de las claras.
Batimos las claras a punto de nieve.
Batimos las yemas junto con el azúcar hasta que blanqueen.
Añadimos la nata mezclamos e incorporamos la harina con la levadura, la ralladura del limón y la vainilla. Removemos para integrar todo y añadimos las claras con cuidado para que no bajen y mezclamos.
Volcamos en el molde empapelado e introducimos en el horno unos 40 minutos.
Sacamos y espolvoreamos con fideos de chocolate.

Hace un momento lo acabo de probar y os invito a hacerlo también. Os va a gustar.

martes, 7 de diciembre de 2010

Patatas guisadas con almendras

Ya prácticamente se ha pasado el puente y casi también la semana así que ya queda menos para la Navidad. Después de todo lo que se ha montado con los caritativos controladores, esos a quienes les importa un rábano el resto de los mortales, esos a quienes parece que se les esté debiendo un favor, esos, como dijo una controladora, que trabajan como esclavos para que los demás puedan irse de fin de semana, esos que han tenido la poca vergüenza y la desfachatez de, sin previo aviso, dejar de asistir a su puesto de trabajo vulnerando todos y cada uno de los derechos de los ciudadanos que por una u otra causa decidieron tomarse unos días de descanso y que, por su poca profesionalidad, han dejado con la miel en los labios y con las maletas en tierra. Pero aquí no ha pasado nada, dentro de poco esto solo habrá quedado en una simple anécdota y en donde quien sale perdiendo es siempre el mismo, se reunirán otra vez con quien sea y lo primero que pedirán será que no haya castigos y los de siempre a tragar, prometerán ser buenos chicos y hasta el próximo puente o comienzo de vacaciones. Espero que a nadie le haya cogido esta huelga salvaje y no hayan podido disfrutar de estos días y si ha habido alguien, resignación ya que otra cosa no va a tener.

Después de todo eso y para terminar este puente, el que lo haya podido disfrutar claro, pongo estas patatas guisadas que  estoy seguro os van a gustar porque además de sencillas tienen un sabor estupendo y que harán olvidar esos malos momentos.

Ingredientes
1 Kg de patatas
50 gr de almendras crudas
2 dientes de ajo
una rebanada de pan
azafrán
perejil
aceite
pimienta
sal

Preparación
Pelar y cortar las patatas en trozos no muy grandes. 
Ponerlas en una cazuela, cubrirlas de agua con sal y llevarlas a ebullición. 
Mientras cuecen, calentamos en una sartén cinco cucharadas de aceite, freímos el pan, las almendras, ajos y un poco de perejil; una vez frito lo ponemos en un mortero y lo majamos todo junto con unas hebras de azafrán y un poco de pimienta. 
Desleímos el majado con un poco de agua y lo unimos a las patatas junto con el aceite de freír, rectificamos de sal y continuamos la cocción hasta que estén tiernas.

Unas simples patatas con muy pocos ingredientes y que merece la pena probarlas. Seguro que os van a gustar.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Crema de verduras

Parece que en estos días de puente o viaducto, para quien pueda cogerlo, vamos a disfrutar de un tiempo con más frío que otra cosa. Todo puede ser que luego las previsiones cambien y donde dije digo, digo diego, pero hay que tener en cuenta que toda situación es susceptible de empeorar y si no que se lo pregunten a algunos de los cabezas pensantes que sufrimos ya que hace poco estábamos jugando en Liga de Campeones y ahora nos vemos luchando para no bajar a Regional Preferente, eso sí, sin apearse del burro. A buen entendedor pocas palabras bastan.

Al grano que estoy desvariando, que no me voy ni de puente ni de viaducto ni de nada y no es porque no quiera sino porque las obligaciones mandan, para mí son unas fechas muy significativas.

Para entrar en calor en esas noches crudas que se avecinan nada mejor que una rica crema y, sí es de verduras, mejor que mejor.

Hemos de agenciarnos, comprar, llevar o pedir, depende de la hora a la que se llegue al destino, lo siguiente:

200 gramos de judías verdes
2 patatas medianas
1/2 cebolla
1 puerro
2 zanahorias
Dos rebanadas de pan
Sal y pimienta
Aceite de oliva

Y si tenemos ganas de trabajar, cosa que dudo, ya que del viaje se llegará cansado, haremos lo siguiente, una vez bajado el equipaje del coche y comprobar lo fría que se encuentra la casa.
  • Comentar en voz alta como el que no quiere la cosa ¡para que nos hemos movido de casa con el frío que hace!
  • Encender la calefacción, si se dispone de ella, mientras recorremos la casa dando unos soberanos pero elegantes tiritones.
  • Una vez entrados en calor, después de subir y bajar escaleras cargados con las maletas llenas de ropa y, como solo son para cinco días, no habrán hecho falta nada más que 5 ó 6, es cuando nos pondremos manos a la obra mal que nos pese. Para ello:
  1. Limpiamos y troceamos todas las verduras y las patatas y las ponemos a cocer en una olla con agua y un chorreón de aceite. Salpimentamos.
  2. Cuando las verduras estén tiernas, las escurrimos, reservamos el caldo, las ponemos en el vaso de la batidora y trituramos.
  3. Vamos incorporando caldo poco a poco hasta que quede una crema a nuestro gusto.
  4. Freímos el pan cortado en cuadraditos colocamos sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite y colocamos sobre la crema.
Ya veréis como después de tomar esta rica crema, el estado de ánimo sube y deseareis seguir de puente o viaducto hasta pasado Reyes, ya que hasta esa fecha, entre Nochebuena, Navidad, sábados, domingos, Nochevieja, víspera de Reyes y algún que otro enfriamiento, sólo quedan de trabajo, y eso es un suponer, cinco días mal contados, así que ¡a disfrutar!

Mucho cuidado en los desplazamientos y hasta que volváis.


lunes, 29 de noviembre de 2010

Pechugas de pollo a la Pepsi

He visto en muchos blog,s la receta del pollo a la Coca-Cola. Me picó la curiosidad ya que nunca he utilizado esta bebida en ninguna receta, de ahí que me decidiera a efectuar la prueba, por supuesto, con mis modificaciones ya que como no me gusta la Coca-Cola he usado Pepsi y en lugar de sopa de cebolla he utilizado una variedad de verduras, calabacín, pimiento verde y rojo, cebolleta y puerro. Tengo que reconocer que la experiencia ha sido totalmente positiva y que gustó a todos, eso sí, tengo que hacer maravillas para que no se vea ningún trozo de verdura. Una receta sencilla, fácil y rica.

Ingredientes
4 pechugas de pollo en filetes
1 vaso de Pepsi
1 puerro, la parte blanca
1/2 pimiento verde
1/2 pimiento rojo
1/2 calabacín
1 cebolleta pequeña
125 ml de caldo de pollo
1/2 cucharadita de Raz el Hanout
aceite
sal

Preparación
Limpiamos y cortamos en trozos medianos los filetes de pechuga y los ponemos a saltear en una sartén con un poco de aceite hasta que toma color.
Por otro lado ponemos las verduras picadas muy finas a pochar en otra sartén y cuando están tiernas añadimos el caldo de pollo, yo lo he hecho con una pastilla de Avecrem, sal y Raz el Hanout, removemos y dejamos reducir a la mitad. Trituramos e incorporamos a las pechugas salteadas. Cocemos unos minutos para que el pollo tome sabor y añadimos el vaso de Pepsi. Cocemos a fuego lento hasta que el líquido se consuma y quede la salsa con la textura deseada. Y así quedó.

Una forma de comer pollo distinta pero muy apetitosa. Espero que os guste.


viernes, 26 de noviembre de 2010

Brócoli con salsa escalivada

Hoy que ya comienza el fin de semana os presento un plato ligero pero con mucho sabor, ideal para combatir el exceso de calorías que seguro se producirán durante estos días.

El brócoli, brécol o bróculi, es una planta similar a la coliflor y que se desarrolla fundamentalmente durante las estaciones de invierno y primavera. Ha sido calificado como la hortaliza de mayor valor nutritivo por unidad de peso de producto comestible. Su aporte de vitamina A, B2 y C, es elevado; además suministra cantidades significativas de minerales, especialmente, potasio, calcio, magnesio y zinc.

Sabido ésto, vayamos con lo que importa que es como lo haremos, el cuando, ya depende de vosotros.

Ingredientes:
1 brócoli
2 dientes de ajo
aceite
sal

Para la salsa escalivada:
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo sin pelar
1 berenjena,
3 cucharadas de salsa de tomate
aceite para pintar las hortalizas

Preparación
Separamos el brócoli en ramos, los lavamos y cocemos en agua hirviendo con sal, unos 15 minutos, de modo que quede cocido pero firme. Escurrimos y reservamos.
Pelamos y picamos los dientes de ajo y los ponemos a dorar en una sartén con un poco de aceite. Cuando toman color apartamos, volcamos sobre el brócoli y acompañamos de la salsa escalivada que tendremos hecha con anterioridad y que si queremos la podemos tomar caliente o fría.

Salsa escalivada:
Precalentamos el horno a 200º
Lavamos las hortalizas y cortamos por la mitad la berenjena y la cebolla.
En una fuente apta para el horno colocamos las verduras que previamente hemos engrasado con aceite, mejor con las manos y asamos en el horno unos 50 minutos.
Transcurrido el tiempo las sacamos, tapamos los pimientos para que suden y se pelen mejor y las dejamos enfriar. Reservamos el jugo de cocción.
Extraemos la pulpa de la berenjena y la trituramos junto con los ajos pelados, la cebolla y los pimientos pelados y vamos añadiendo jugo de cocción hasta obtener una crema fina. Incorporamos la salsa de tomate, mezclamos y sazonamos.

Habéis visto que el plato no presenta ninguna dificultad y si os gustan las verduras os lo recomiendo. Espero sea de vuestro agrado.


lunes, 22 de noviembre de 2010

Lubina al horno

Cuando hago pescado al horno, normalmente pido que al limpiarlo lo descabecen. Sé que la presentación no es igual pero yo lo prefiero así. Pido también que me pongan algo para preparar un caldo que luego empleo o guardo para otra ocasión.
Para gustos, colores. Tengo mis rarezas creo que como casi todos no?
Como el pescado me gusta mucho, no puedo decir lo mismo del resto de la familia, comen pero solo del que les gusta y se pueden contar con los dedos de la mano, sus preferidos son el pez espada, la merluza y los boquerones, y siempre hechos de la misma forma claro. Cuando hago uno distinto es porque tenemos alguien a comer o porque lo hago para mi mujer y para mí. Tal es el caso de la receta que pongo.

Ingredientes
2 lubinas limpias, descabezadas y abiertas
2 patatas cortadas en rodajas
1 tomate maduro cortado en rodajas
2 dientes de ajo
2 hojas de laurel
125 ml de vino blanco
125 ml de caldo de pescado
aceite
piñones
tomillo
sal y pimienta.

Preparación
Pedimos que nos preparen las lubinas para el horno.
Precalentamos el horno a 180º
En una fuente ponemos las patatas con el tomate, el laurel, sal y un poco de aceite. Introducimos en el horno y dejamos que se hagan.
Mientras lavamos y secamos las lubinas y salpimentamos.
En un mortero majamos los ajos con los piñones.
Cuando las patatas vemos que están casi hechas sacamos la fuente y colocamos las lubinas encima de la cama de patatas y tomates. Añadimos los ajos machacados con los piñones, el vino, caldo de pescado, un poco de aceite si hace falta y tomillo.
Metemos de nuevo al horno durante unos 20 minutos aproximadamente.
Y este es el resultado.

Una forma sencilla y rápida de preparar el pescado.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Arroz con verduras

Aquí tienen mucha fama los arroces que se preparan, y hasta hay una canción que lo menciona. Antes era costumbre tomar arroz dos veces por semana, los jueves y domingos. Se aprovecha, el domingo, para reunirse la familia o amigos y hacer la rica paella en donde cada uno pone en práctica sus habilidades. Normalmente son los hombres los que la hacían mientras que las mujeres se dedicaban a preparar los aperitivos, las bebidas y la mesa y por supuesto a sacar todos los defectos habidos y por haber al probar el arroz, que si estaba sosa, le faltaba sabor, o sobraba aceite o la carne no estaba bien hecha o que al sofrito le faltaba su punto. Eso sí, ninguna dejaba, al final, lleno el plato señal de que no debía estar tan mala.
Esa costumbre la procuro mantener y entre semana preparo un arroz, aunque ahora ya no es en un día fijo, lo suelo variar en función de como se presente la semana.

Ya se empiezan a ver alcachofas y aunque no estén aún en su temporada, las vi en el mercado y me decidí a preparar un arroz con verduras.

Ingredientes
320 gr de arroz
100 gr de judías verdes
4 alcachofas
1 pimiento verde
1 cebolla mediana
1 lata pequeña de guisantes
2 cucharadas de tomate frito
2 dientes de ajo
2 ñoras
1 cucharadita de pimentón
aceite
caldo de verduras
sal
unas hebras de azafrán
perejil

Preparación
Antes de comenzar preparamos un caldo, yo lo hice el día de antes poniendo a cocer 1,5 l de agua con una carcasa de pollo, un puerro, un tomate, una cebolla y una zanahoria o si se prefiere lo hacemos de pastilla. Colamos y reservamos.

Limpiamos las judías verdes, cortamos las puntas y las troceamos.

A las alcachofas les quitamos las hojas externas más duras, cortamos las puntas y las dividimos en cuartos.

Del caldo preparado apartamos el doble y un poco más que lo que mida el arroz. Calentamos y reservamos.

Calentamos el aceite en una cazuela ancha y freímos los dientes de ajo pelados y las ñoras, limpias y sin pepitas, teniendo la precaución de que no se quemen. Una vez fritos los ponemos en un mortero y los machacamos con una pizca de sal, azafrán y perejil. En la misma cazuela freímos en un lado la cebolla y el pimiento picados, y por otro las judías limpias en trozos y las alcachofas en cuartos. Cuando las verduras están rehogadas añadimos, el tomate y el pimentón. Rehogamos el arroz y añadimos el majado del mortero, el caldo y los guisantes. Sazonamos y cocemos 5 minutos a fuego vivo y 10 a fuego bajo. Dejamos reposar 5 minutos.



Hoy por la tarde van a hacerme una nueva instalación de teléfono y de Internet así que es posible que esté algunos días sin conexión, espero que sean pocos. Hasta que pierda la conexión procuraré ir actualizando vuestros comentarios pero si no se publican ya sabéis cual es el motivo. Nos seguiremos viendo.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Judías verdes con vinagreta de huevo y alioli

Siguiendo mi línea de poner platos poco complicados le ha tocado el turno a estas judías verdes que es una de las cosas que más me gustan. Se suelen preparar solas como guarnición o como en este caso acompañadas de patata y que nos sirven como un primer plato o plato único, eso depende de cada cual.

Ingredientes
750 gr de judías verdes
3 patatas medianas
1 huevo
2 dientes de ajo
salsa alioli
aceite
vinagre
sal

Preparación
Ponemos un cazo con agua a calentar a la que añadimos sal y un chorreón de vinagre y cocemos el huevo durante 10 minutos. Una vez cocido dejamos enfriar, pelamos y picamos muy fino.

Mientras cuece el huevo, limpiamos las judías les cortamos las puntas, las partimos en dos o tres trozos dependiendo de su tamaño y las vamos poniendo en un bol con agua.

Pelamos las patatas y las rompemos en trozos no muy grandes. Cubrimos con agua y reservamos.

Ponemos una cazuela con agua y los dos dientes de ajo a calentar, cuando hierve, salamos y echamos las judías escurridas y una pizca de bicarbonato, si se quiere, con ello conseguimos que mantengan su color verde. A los 10 minutos de cocción incorporamos las patatas escurridas y proseguimos la cocción 20 minutos más. Escurrimos y repartimos en plato. El caldo de cocción lo podemos guardar para hacer alguna crema o arroz.

Mientras cuecen preparamos la vinagreta de huevo, para ello ponemos en un bol el huevo picado muy fino, añadimos aceite y vinagre en proporción de 2 cucharadas de aceite por 1 de vinagre. Mezclamos bien y colocamos sobre las judías. Acompañamos con una salsa alioli.

He intentado varias veces hacerla y en una de ellas conseguí que comenzara a emulsionar y de la emoción se me fue la mano con el aceite y al final se licuó, mi gozo en un pozo, hasta tanto no consiga hacerla si quiero alioli lo compro como ha sido en esta ocasión.

Los dientes de ajo cocidos, como me gustan, me los pongo en el plato, los pelo y los mezclo, una vez chafados, con todo.

Y si lo preferís también le podéis echar un chorreón de aceite crudo o incluso un diente de ajo picado muy fino. Os gustarán.


viernes, 5 de noviembre de 2010

Mahonesa casera

Esto no es una receta de 5 estrellas, además esas recetas no las hago, es una simple mahonesa casera que es más fácil de hacer que la o con un canuto. Antes solía comprarlas pero desde hace un tiempo las hago en la batidora incluso durante el verano, eso sí, en ese tiempo la que sobra, que no es mucha no la guardo.

De tan sencilla de hacer me da hasta reparo ponerla pero como la hago y nadie me lo impide, la pongo. Ya sé que alguien pensará lo contrario, pero allá cada cual con su opinión. Todas respetables pero que pueden o no ser compartidas.

Esto es lo que empleo.

Ingredientes
1 huevo
aceite de oliva
sal
un chorreón de limón

Preparación
Cascamos un huevo y lo ponemos en la batidora junto con el chorreón de limón y un poco de sal. Metemos el brazo de la batidora y echamos aceite hasta que cubra en su totalidad la protección de las cuchillas. Sin levantar el brazo batimos hasta que la mezcla emulsione. Echamos aceite poco a poco y seguimos batiendo hasta lograr la textura que nos guste.
Y esto es todo lo que hay que hacer para tener una rica mahonesa casera. Yo le suelo añadir para determinados platos alguna otra cosa más haciendo que varíe su color y sabor. Pero eso es a gusto de cada uno.

Hasta el momento de todas las que he hecho he tenido la suerte de que no se me ha cortado ninguna. Simple, sencilla y sabrosa.


martes, 2 de noviembre de 2010

Revuelto de ajos tiernos con bacalao y espárragos

¿Qué tal el largo fin de semana? Yo no he podido salir, espero que los que lo han aprovechado hayáis tenido buen tiempo y disfrutado de unos buenos días. Por aquí ha estado un poco raro, más nubes que claros, seguro que a partir de hoy el sol brillará para dar un poco de envidia.
Al grano, que lo que importa no es el tiempo sino la receta.
Los ajos tiernos y los espárragos suelo utilizarlos con bastante frecuencia. No oculto que me gustan  mucho. En esta receta los he preparado en revuelto y acompañados de bacalao. Una combinación que creo será de vuestro agrado.

Ingredientes
250 gr de bacalao desalado desmigado
8 huevos
1 manojo de ajos tiernos
1 manojo de espárragos verdes
100 ml de nata para cocinar
aceite
sal

Preparación
Separamos las claras de las yemas. En un bol batimos las claras a punto de nieve. Batimos las yemas con la nata y una pizca de sal. Añadimos a las claras montadas y mezclamos procurando que las claras no bajen. Reservamos.
Cocemos los espárragos en un cazo con agua y sal. Los escurrimos y troceamos.
Mientras, limpiamos los ajos tiernos y los cortamos en trozos no muy grandes.
Ponemos un fondo de aceite en una sartén y freímos los ajos tiernos. Seguidamente echamos los espárragos, mezclamos y a continuación añadimos el bacalao y salteamos unos minutos. Incorporamos la mezcla de claras, yemas y nata y cocinamos a fuego bajo removiendo constantemente hasta que cuaje.



viernes, 29 de octubre de 2010

Lazos a los tres sabores

Esta es una receta que figura en los envases de la pasta. Es otra forma distinta de prepararla y está verdaderamente rica ya que se entremezclan sabores y texturas diferentes. Un plato cuyo principal mérito es la ausencia de salsa. Una receta rápida y sin complicaciones.

Ingredientes
400 gr. de lazos o pajaritas
1 calabacín
100 gr. de piñones
100 gr. de bacón
2 diente de ajo
aceite
1 hoja de laurel
sal, pimienta

Preparación
Cocemos los lazos en agua con sal a la que añadimos una hoja de laurel. Escurrimos y reservamos.
Mientras se cuece la pasta cortamos el calabacín en dados y fileteamos los ajos.
Cubrimos el fondo de una sartén con aceite, ponemos a calentar y freímos los dientes de ajos en láminas y los piñones hasta que se doren. Los sacamos y en el mismo aceite salteamos el bacón y el calabacín.
Incorporamos la pasta, los ajos fileteados y los piñones y rehogamos con el calabacín y bacón.
Sazonamos con sal y pimienta.


lunes, 25 de octubre de 2010

Bizcocho a la Cubanita

Los fines de semana, siempre que puedo, preparo algún bizcocho. Suelo hacerlos de chocolate ya que en casa gusta mucho pero de vez en cuando rompo la rutina y lo preparo de cualquier otra cosa. En esta ocasión he hecho este bizcocho, con unas modificaciones que he introducido, ya que el original va bañado y yo no lo he hecho y cuya receta figura en un libro de cocina bastante antiguo y que lo utilizaba mi madre, la fecha no la pone pero en una de las hojas un tanto estropeadas aparece un anuncio de una máquina de coser marca Kayser y dice que es la máquina ideal para familias e industrias y que cose y borda con la mayor perfección. Las vendían en Barcelona en el comercio, Gustavo Weinhagen, y que se encontraba en la calle Diputación, 273 (entre P. de Gracia y Clarís), su número de teléfono era el 4015 A. Alguna antigüedad debe tener.

Hecha esta pequeña introducción sigo con la receta de este bizcocho de nombre un tanto original.

Ingredientes
6 huevos
75 gr de azúcar
75 gr de azúcar moreno de caña
150 gr de harina
150 gr de Maizena
1 sobre de levadura
1 cucharada sopera de cacao en polvo
1 cucharada sopera de coco rallado
1 cucharada de postre de canela molida
ralladura de un limón

Preparación
Precalentamos el horno a 170º
Separamos las yemas de las claras, y estas últimas las montamos a punto de nieve.
En un bol ponemos las yemas, el azúcar, el coco, el cacao, la canela y la ralladura de limón y batimos hasta que la mezcla blanquee.
Incorporamos las claras montadas y mezclamos con suavidad. Cuando está bien integrada añadimos la harina mezclada con la Maizena y la levadura, mezclamos bien y volcamos sobre un molde untado con mantequilla y espolvoreado con harina.
Introducimos en el horno y lo tenemos unos 35 minutos a 170º.

Confío en que os gustará.

viernes, 22 de octubre de 2010

Salchichas con tomate a la cerveza

Hoy os propongo una comida rápida y que además es del gusto de todos, pequeños y grandes, al menos en mi casa. Espero que también lo sea en las vuestras.

Ingredientes
500 gr de salchichas
4 patatas
1 cebolla
4 pimientos verdes italianos
2 cucharadas de tomate en conserva troceado
2 dientes de ajo
100 cl de cerveza
aceite
sal

Operaciones previas
Pinchar las salchichas para que al freírlas suelten la grasa.
Pelar y cortar las patatas en rodajas y luego en tiras.
Limpiar y cortar los pimientos.
Picar la cebolla muy fina.
Pelar y filetear los ajos.

Preparación
En una sartén con un fondo de aceite ponemos a pochar la cebolla. Cuando transparente añadimos las salchichas y freímos a fuego suave. Una vez que adquieren un tono dorado agregamos el tomate troceado y dejamos reducir. Añadimos la cerveza y mantenemos la cocción a fuego suave hasta que reduzca. El resto de la cerveza se la toma el cocinero con una tapa. Mantenemos en caliente en la sartén.

Mientras se van haciendo las salchichas calentamos aceite en otra sartén. Echamos los ajos fileteados y cuando doran agregamos los pimientos y los freímos a fuego suave. Sacamos, salamos y reservamos.
En ese mismo aceite freímos las patatas, sacamos, escurrimos y salamos.

Colocamos las salchichas en plato y acompañamos con patatas y pimientos fritos.



Confío en que sea de vuestro agrado.

lunes, 18 de octubre de 2010

Crema sencilla de borrajas

En la entrada que he puesto de la visita a Daroca comenté que entre las cosas que compramos había una verdura que por esta zona no la encuentro ya que su producción está localizada por Aragón y Navarra. Se trata de la borraja.

El único problema que tiene es limpiarlas, lleva su trabajo, pero donde las compré ya venían limpias y casi aptas para cocinar aunque la verdad es que tuve que perder un poco de tiempo ya que hay que quitarles los hilos, pero el resultado merece la pena.

En Aragón suele prepararse cocida con patata. Yo la he comido así regada con un poco de aceite y con ajo picado. Es un bocado exquisito.

Sin embargo en esta ocasión la he preparado en forma de crema. La he hecho de dos maneras y tengo que reconocer que de ambas formas nos han gustado mucho.

Ingredientes

250 gr de borrajas limpias
3 patatas medianas
100 ml de leche
pimentón (opcional)
aceite
agua
sal

Preparación

Una vez limpias de hilos las borrajas las troceamos y las ponemos a cocer en una cazuela con agua y sal. Mientras pelamos las patatas, las rompemos en trozos y las añadimos a las borrajas.
Cuando están cocidas, unos 40 minutos, las ponemos en el vaso de la batidora junto con las patatas y las trituramos. Vamos añadiendo caldo de cocción hasta conseguir la textura que nos guste. Una vez trituradas las ponemos en una cazuela, le añadimos la leche, un chorreón de aceite, rectificamos de sal y dejamos hervir a fuego suave unos minutos para mezclar sabores.
Una vez en el plato espolvoreamos con pimentón, si se quiere, yo le puse, y tenemos un plato sencillo y rico de verdad.

Para el tiempo que está por llegar es un plato que merece la pena. Suave, ligero y que entona.
Espero que os guste.


jueves, 14 de octubre de 2010

Daroca - Laguna de Gallocanta - Cariñena

Con esta entrada finalizo los recorridos que realizamos en el pasado mes de Agosto. Las fotos de hoy corresponden, como el título indica, a Daroca, Laguna de Gallocanta y Cariñena.
El recorrido se inició en Calatayud. La primera parada fue Daroca, población situada en el valle del Jiloca y que está repleta de monumentos históricos y como no, de leyendas y de hechos históricos, como la leyenda del Ruejo y el hecho histórico de los Corporales.
Las cinco primeras fotos corresponden a Daroca, que en sus inicios fue un conjunto fortificado rodeado de murallas construidas entre los siglos XIII y XVI y que se conservan en gran parte en la actualidad. En ellas destacan dos puertas defensivas situadas en las dos entradas principales de la ciudad, la Puerta Alta, transformada en el siglo XVII, cerraba la entrada desde Zaragoza y la Puerta Baja, remodelada en el siglo XVI con dos torreones cuadrangulares, que cerraba la entrada desde Teruel.
Puerta Alta
Iglesia de Santa María Colegiata, en su interior se encuentran los Sagrados Corporales
Capilla de los Sagrados Corporales
Sagrados Corporales
El hecho de los Sagrados Corporales fue documentado oficialmente en el año 1340. De como llegaron a Daroca trata la siguiente historia. En el año 1239 las tropas cristianas de Daroca, Teruel y Calatayud marcharon a conquistar el castillo de Chío, cerca de Játiva, a los musulmanes. Antes de iniciar combate y mientras se celebraba la Misa, el Capellán consagró 6 formas destinadas a la Comunión de los 6 Capitanes que mandaban las tropas, pero un ataque por sorpresa de los musulmanes obligó a suspender la Misa ocultando el Capellán las Sagradas Formas envueltas en un corporal entre los arbustos.
El ataque fue rechazado y en señal de gracias, los Capitanes pidieron recibir la Comunión. El Capellán se dirigió al lugar donde las había escondido y al abrirlo se encontró con las 6 formas ensangrentadas y pegadas al corporal. Se tomó como una señal de victoria, el Corporal lo pusieron en un estandarte y se lanzaron a la conquista del castillo que cayó en poder de los cristianos. La victoria se entendió como un milagro y cada Capitán, que eran de distintas ciudades, quería que los Corporales se llevaran a la suya. Como no llegaron a un acuerdo se decidió efectuar un sorteo y en tres ocasiones la ciudad de Daroca salió escogida, pero a pesar de ello dos se opusieron. Se optó por colocar los Corporales sobre una mula cogida en la conquista y que, seguida por una comitiva, vagara por donde quisiera hasta que se detuviese en un lugar, ese sería el escogido.
Después de 12 días de viaje, el 7 de marzo de 1239, la mula llegó a Daroca cayendo muerta frente a la Iglesia de San Marcos, hoy de la Trinidad. En ese lugar se construyó una iglesia para guardar los Sagrados Corporales hasta que se decidió ubicarlos en la iglesia actual.

Puerta Baja vista desde el interior

Visitada la ciudad continuamos el recorrido hacia la laguna de Gallocanta. Está situada en una planicie a 1.000 metros sobre el nivel del mar. Su anchura máxima es de 2,8 km y de largo mide unos 7 km. Su profundidad es de 45-50 cm aunque en época de lluvias puede alcanzar los 2 m.
Es un lugar de paso para las aves de la zona norteeuropea que se dirigen al sur de España o norte de África a pasar el invierno. De octubre a marzo se convierte en una delicia para la vista y el oído ya que unas 100.000 aves llegan al humedal. Es el punto de cita de grullas más importante de Europa. La pena fue que la visita no coincidió dentro de esas fechas.


De regreso y camino de Cariñena y antes de entrar en Daroca nos encontramos con la Fuente de los Veinte caños, uno de los pocos ejemplos de fuente monumental conservados en Aragón. Se construyó en 1639. Los caños, dos entre cada pilastra, salen de veinte rostros entre los cuales se han colocado como elementos decorativos fruteros. Se encuentran muy desgastados por la erosión.
Fuente de los veinte caños


Puerta Baja


Como es natural antes de abandonar la ciudad efectuamos unas compras de dulces típicos y de verdura que por esta zona no la encuentro al natural. Tenía ganas de comerla y cuando la hice me supo a gloria.

Abandonamos Daroca y nos dirigimos a Cariñena para efectuar la comida. Fuimos expresamente a este Mesón - Restaurante que se llama La Rebotica. Disfrutamos de una comida estupenda y de un lugar que merece la pena visitar. Si alguna vez visitáis Cariñena, después de efectuar un recorrido por sus bodegas, finalizáis con la comida en ese lugar. Os gustará.


nuestra mesa


un aperitivo: hummus con sésamo


bacalao marinado sobre lecho de tomate y paté de aceitunas


migas con bombones de queso


lasaña de morcilla y salsa de tomate


bacalao con alioli


ternasco asado


y la última foto antes del regreso: Ayuntamiento
Espero que no os haya cansado con tanta foto y con tanta literatura. Si ha sido de vuestro agrado me alegro.