lunes, 29 de noviembre de 2010

Pechugas de pollo a la Pepsi

He visto en muchos blog,s la receta del pollo a la Coca-Cola. Me picó la curiosidad ya que nunca he utilizado esta bebida en ninguna receta, de ahí que me decidiera a efectuar la prueba, por supuesto, con mis modificaciones ya que como no me gusta la Coca-Cola he usado Pepsi y en lugar de sopa de cebolla he utilizado una variedad de verduras, calabacín, pimiento verde y rojo, cebolleta y puerro. Tengo que reconocer que la experiencia ha sido totalmente positiva y que gustó a todos, eso sí, tengo que hacer maravillas para que no se vea ningún trozo de verdura. Una receta sencilla, fácil y rica.

Ingredientes
4 pechugas de pollo en filetes
1 vaso de Pepsi
1 puerro, la parte blanca
1/2 pimiento verde
1/2 pimiento rojo
1/2 calabacín
1 cebolleta pequeña
125 ml de caldo de pollo
1/2 cucharadita de Raz el Hanout
aceite
sal

Preparación
Limpiamos y cortamos en trozos medianos los filetes de pechuga y los ponemos a saltear en una sartén con un poco de aceite hasta que toma color.
Por otro lado ponemos las verduras picadas muy finas a pochar en otra sartén y cuando están tiernas añadimos el caldo de pollo, yo lo he hecho con una pastilla de Avecrem, sal y Raz el Hanout, removemos y dejamos reducir a la mitad. Trituramos e incorporamos a las pechugas salteadas. Cocemos unos minutos para que el pollo tome sabor y añadimos el vaso de Pepsi. Cocemos a fuego lento hasta que el líquido se consuma y quede la salsa con la textura deseada. Y así quedó.

Una forma de comer pollo distinta pero muy apetitosa. Espero que os guste.


viernes, 26 de noviembre de 2010

Brócoli con salsa escalibada

Hoy que ya comienza el fin de semana os presento un plato ligero pero con mucho sabor, ideal para combatir el exceso de calorías que seguro se producirán durante estos días.

El brócoli, brécol o bróculi, es una planta similar a la coliflor y que se desarrolla fundamentalmente durante las estaciones de invierno y primavera. Ha sido calificado como la hortaliza de mayor valor nutritivo por unidad de peso de producto comestible. Su aporte de vitamina A, B2 y C, es elevado; además suministra cantidades significativas de minerales, especialmente, potasio, calcio, magnesio y zinc.

Sabido ésto, vayamos con lo que importa que es como lo haremos, el cuando, ya depende de vosotros.

Ingredientes:
1 brócoli
2 dientes de ajo
aceite
sal

Para la salsa escalibada:
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo sin pelar
1 berenjena,
3 cucharadas de salsa de tomate
aceite para pintar las hortalizas

Preparación
Separamos el brócoli en ramos, los lavamos y cocemos en agua hirviendo con sal, unos 15 minutos, de modo que quede cocido pero firme. Escurrimos y reservamos.
Pelamos y picamos los dientes de ajo y los ponemos a dorar en una sartén con un poco de aceite. Cuando toman color apartamos, volcamos sobre el brócoli y acompañamos de la salsa escalibada que tendremos hecha con anterioridad y que si queremos la podemos tomar caliente o fría.

Salsa escalibada:
Precalentamos el horno a 200º
Lavamos las hortalizas y cortamos por la mitad la berenjena y la cebolla.
En una fuente apta para el horno colocamos las verduras que previamente hemos engrasado con aceite, mejor con las manos y asamos en el horno unos 50 minutos.
Transcurrido el tiempo las sacamos, tapamos los pimientos para que suden y se pelen mejor y las dejamos enfriar. Reservamos el jugo de cocción.
Extraemos la pulpa de la berenjena y la trituramos junto con los ajos pelados, la cebolla y los pimientos pelados y vamos añadiendo jugo de cocción hasta obtener una crema fina. Incorporamos la salsa de tomate, mezclamos y sazonamos.

Habéis visto que el plato no presenta ninguna dificultad y si os gustan las verduras os lo recomiendo. Espero sea de vuestro agrado.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Lubina al horno

Cuando hago pescado al horno, normalmente pido que al limpiarlo lo descabecen. Sé que la presentación no es igual pero yo lo prefiero así. Pido también que me pongan algo para preparar un caldo que luego empleo o guardo para otra ocasión.
Para gustos, colores. Tengo mis rarezas creo que como casi todos no?
Como el pescado me gusta mucho, no puedo decir lo mismo del resto de la familia, comen pero solo del que les gusta y se pueden contar con los dedos de la mano, sus preferidos son el pez espada, la merluza y los boquerones, y siempre hechos de la misma forma claro. Cuando hago uno distinto es porque tenemos alguien a comer o porque lo hago para mi mujer y para mí. Tal es el caso de la receta que pongo.

Ingredientes
2 lubinas limpias, descabezadas y abiertas
2 patatas cortadas en rodajas
1 tomate maduro cortado en rodajas
2 dientes de ajo
2 hojas de laurel
125 ml de vino blanco
125 ml de caldo de pescado
aceite
piñones
tomillo
sal y pimienta.

Preparación
Pedimos que nos preparen las lubinas para el horno.
Precalentamos el horno a 180º
En una fuente ponemos las patatas con el tomate, el laurel, sal y un poco de aceite. Introducimos en el horno y dejamos que se hagan.
Mientras lavamos y secamos las lubinas y salpimentamos.
En un mortero majamos los ajos con los piñones.
Cuando las patatas vemos que están casi hechas sacamos la fuente y colocamos las lubinas encima de la cama de patatas y tomates. Añadimos los ajos machacados con los piñones, el vino, caldo de pescado, un poco de aceite si hace falta y tomillo.
Metemos de nuevo al horno durante unos 20 minutos aproximadamente.
Y este es el resultado.

Una forma sencilla y rápida de preparar el pescado.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Arroz con verduras

Aquí tienen mucha fama los arroces que se preparan, y hasta hay una canción que lo menciona. Antes era costumbre tomar arroz dos veces por semana, los jueves y domingos. Se aprovecha, el domingo, para reunirse la familia o amigos y hacer la rica paella en donde cada uno pone en práctica sus habilidades. Normalmente son los hombres los que la hacían mientras que las mujeres se dedicaban a preparar los aperitivos, las bebidas y la mesa y por supuesto a sacar todos los defectos habidos y por haber al probar el arroz, que si estaba sosa, le faltaba sabor, o sobraba aceite o la carne no estaba bien hecha o que al sofrito le faltaba su punto. Eso sí, ninguna dejaba, al final, lleno el plato señal de que no debía estar tan mala.
Esa costumbre la procuro mantener y entre semana preparo un arroz, aunque ahora ya no es en un día fijo, lo suelo variar en función de como se presente la semana.

Ya se empiezan a ver alcachofas y aunque no estén aún en su temporada, las vi en el mercado y me decidí a preparar un arroz con verduras.

Ingredientes
320 gr de arroz
100 gr de judías verdes
4 alcachofas
1 pimiento verde
1 cebolla mediana
1 lata pequeña de guisantes
2 cucharadas de tomate frito
2 dientes de ajo
2 ñoras
1 cucharadita de pimentón
aceite
caldo de verduras
sal
unas hebras de azafrán
perejil

Preparación
Antes de comenzar preparamos un caldo, yo lo hice el día de antes poniendo a cocer 1,5 l de agua con una carcasa de pollo, un puerro, un tomate, una cebolla y una zanahoria o si se prefiere lo hacemos de pastilla. Colamos y reservamos.

Limpiamos las judías verdes, cortamos las puntas y las troceamos.

A las alcachofas les quitamos las hojas externas más duras, cortamos las puntas y las dividimos en cuartos.

Del caldo preparado apartamos el doble y un poco más que lo que mida el arroz. Calentamos y reservamos.

Calentamos el aceite en una cazuela ancha y freímos los dientes de ajo pelados y las ñoras, limpias y sin pepitas, teniendo la precaución de que no se quemen. Una vez fritos los ponemos en un mortero y los machacamos con una pizca de sal, azafrán y perejil. En la misma cazuela freímos en un lado la cebolla y el pimiento picados, y por otro las judías limpias en trozos y las alcachofas en cuartos. Cuando las verduras están rehogadas añadimos, el tomate y el pimentón. Rehogamos el arroz y añadimos el majado del mortero, el caldo y los guisantes. Sazonamos y cocemos 5 minutos a fuego vivo y 10 a fuego bajo. Dejamos reposar 5 minutos.



Hoy por la tarde van a hacerme una nueva instalación de teléfono y de Internet así que es posible que esté algunos días sin conexión, espero que sean pocos. Hasta que pierda la conexión procuraré ir actualizando vuestros comentarios pero si no se publican ya sabéis cual es el motivo. Nos seguiremos viendo.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Judías verdes con vinagreta de huevo y alioli

Siguiendo mi línea de poner platos poco complicados le ha tocado el turno a estas judías verdes que es una de las cosas que más me gustan. Se suelen preparar solas como guarnición o como en este caso acompañadas de patata y que nos sirven como un primer plato o plato único, eso depende de cada cual.

Ingredientes
750 gr de judías verdes
3 patatas medianas
1 huevo
2 dientes de ajo
salsa alioli
aceite
vinagre
sal

Preparación
Ponemos un cazo con agua a calentar a la que añadimos sal y un chorreón de vinagre y cocemos el huevo durante 10 minutos. Una vez cocido dejamos enfriar, pelamos y picamos muy fino.

Mientras cuece el huevo, limpiamos las judías les cortamos las puntas, las partimos en dos o tres trozos dependiendo de su tamaño y las vamos poniendo en un bol con agua.

Pelamos las patatas y las rompemos en trozos no muy grandes. Cubrimos con agua y reservamos.

Ponemos una cazuela con agua y los dos dientes de ajo a calentar, cuando hierve, salamos y echamos las judías escurridas y una pizca de bicarbonato, si se quiere, con ello conseguimos que mantengan su color verde. A los 10 minutos de cocción incorporamos las patatas escurridas y proseguimos la cocción 20 minutos más. Escurrimos y repartimos en plato. El caldo de cocción lo podemos guardar para hacer alguna crema o arroz.

Mientras cuecen preparamos la vinagreta de huevo, para ello ponemos en un bol el huevo picado muy fino, añadimos aceite y vinagre en proporción de 2 cucharadas de aceite por 1 de vinagre. Mezclamos bien y colocamos sobre las judías. Acompañamos con una salsa alioli.

He intentado varias veces hacerla y en una de ellas conseguí que comenzara a emulsionar y de la emoción se me fue la mano con el aceite y al final se licuó, mi gozo en un pozo, hasta tanto no consiga hacerla si quiero alioli lo compro como ha sido en esta ocasión.

Los dientes de ajo cocidos, como me gustan, me los pongo en el plato, los pelo y los mezclo, una vez chafados, con todo.

Y si lo preferís también le podéis echar un chorreón de aceite crudo o incluso un diente de ajo picado muy fino. Os gustarán.


viernes, 5 de noviembre de 2010

Mahonesa casera

Esto no es una receta de 5 estrellas, además esas recetas no las hago, es una simple mahonesa casera que es más fácil de hacer que la o con un canuto. Antes solía comprarlas pero desde hace un tiempo las hago en la batidora incluso durante el verano, eso sí, en ese tiempo la que sobra, que no es mucha no la guardo.

De tan sencilla de hacer me da hasta reparo ponerla pero como la hago y nadie me lo impide, la pongo. Ya sé que alguien pensará lo contrario, pero allá cada cual con su opinión. Todas respetables pero que pueden o no ser compartidas.

Esto es lo que empleo.

Ingredientes
1 huevo
aceite de oliva
sal
un chorreón de limón

Preparación
Cascamos un huevo y lo ponemos en la batidora junto con el chorreón de limón y un poco de sal. Metemos el brazo de la batidora y echamos aceite hasta que cubra en su totalidad la protección de las cuchillas. Sin levantar el brazo batimos hasta que la mezcla emulsione. Echamos aceite poco a poco y seguimos batiendo hasta lograr la textura que nos guste.
Y esto es todo lo que hay que hacer para tener una rica mahonesa casera. Yo le suelo añadir para determinados platos alguna otra cosa más haciendo que varíe su color y sabor. Pero eso es a gusto de cada uno.

Hasta el momento de todas las que he hecho he tenido la suerte de que no se me ha cortado ninguna. Simple, sencilla y sabrosa.


martes, 2 de noviembre de 2010

Revuelto de ajos tiernos con bacalao y espárragos

¿Qué tal el largo fin de semana? Yo no he podido salir, espero que los que lo han aprovechado hayáis tenido buen tiempo y disfrutado de unos buenos días. Por aquí ha estado un poco raro, más nubes que claros, seguro que a partir de hoy el sol brillará para dar un poco de envidia.
Al grano, que lo que importa no es el tiempo sino la receta.
Los ajos tiernos y los espárragos suelo utilizarlos con bastante frecuencia. No oculto que me gustan  mucho. En esta receta los he preparado en revuelto y acompañados de bacalao. Una combinación que creo será de vuestro agrado.

Ingredientes
250 gr de bacalao desalado desmigado
8 huevos
1 manojo de ajos tiernos
1 manojo de espárragos verdes
100 ml de nata para cocinar
aceite
sal

Preparación
Separamos las claras de las yemas. En un bol batimos las claras a punto de nieve. Batimos las yemas con la nata y una pizca de sal. Añadimos a las claras montadas y mezclamos procurando que las claras no bajen. Reservamos.
Cocemos los espárragos en un cazo con agua y sal. Los escurrimos y troceamos.
Mientras, limpiamos los ajos tiernos y los cortamos en trozos no muy grandes.
Ponemos un fondo de aceite en una sartén y freímos los ajos tiernos. Seguidamente echamos los espárragos, mezclamos y a continuación añadimos el bacalao y salteamos unos minutos. Incorporamos la mezcla de claras, yemas y nata y cocinamos a fuego bajo removiendo constantemente hasta que cuaje.