martes, 28 de febrero de 2012

Pimientos del piquillo rellenos de merluza y gambas

Ya hemos entrado en la última semana de febrero y dentro de poco nuevamente fiestas. Aquí el sábado día 10 de marzo comienzan las fiestas de la Magdalena que este año se solapan con las Fallas de Valencia. Esperemos que el tiempo acompañe.
Para finalizar un mes y dar la bienvenida a otro festero os dejo estos

Pimientos del piquillo rellenos de merluza y gambas

Ingredientes
8 pimientos del piquillo
2 rodajas de merluza
250 gr de gambas arroceras
1 y 1/2 cebollas pequeñas
1 cucharada de harina
100 ml de vino blanco
100 ml de caldo de cocción de las gambas
1 hoja de laurel
1 huevo
harina para rebozar
aceite
sal

Salsa
2 pimientos del piquillo
1/2 cebolla
1 cucharada de harina
200 ml de caldo de cocción de las gambas
aceite

Preparación
En un cazo con agua y sal ponemos las dos rodajas de merluza y media cebolla pelada entera. Dejamos hervir 15 minutos, apartamos, escurrimos y una vez que hayan enfriado, desmigamos, quitamos las espinas que pudiera haber y reservamos.
En otro cazo ponemos agua a calentar con sal y la hoja de laurel. Cuando comience a hervir introducimos las gambas lavadas sin pelar y cocemos 5 minutos. Transcurrido ese tiempo sacamos las gambas, colamos el caldo y una vez frías pelamos y troceamos. Reservamos.
Picamos muy fina una cebolla y la ponemos a pochar en una sartén con muy poco aceite. Cuando transparenta incorporamos la merluza desmigada y las gambas picadas muy finas, rehogamos y añadimos la cucharada de harina. Cocinamos unos momentos y agregamos el vino. Cuando reduce incorporamos el caldo, dejamos cocer unos minutos hasta lograr una masa que se despegue de la sartén. Dejamos enfriar y rellenamos los pimientos. Una vez rellenos los pasamos por harina y huevo batido, los freímos y reservamos en una cazuela.
Preparamos la salsa poniendo en una sartén con un fondo de aceite media cebolla picada muy fina. Pochamos y cuando transparenta agregamos, troceados, los dos pimientos del piquillo que habíamos apartado, Sofreímos a fuego suave, añadimos la cucharada de harina, cocinamos para que pierda el sabor y echamos el caldo de cocer las gambas. Dejamos reducir y trituramos en el vaso de la batidora. Con esta salsa cubrimos los pimientos, cocinamos unos minutos, apartamos y dejamos reposar.

Espero os gusten.

jueves, 23 de febrero de 2012

Celebración 91 aniversario

A primeros de febrero, la madre de mi mujer, cumple años. En este año ha cumplido nada más y nada menos que 91 años. Cuando cumplió 90 dijo que a esa edad no llegan todos y quiso reunir a todos sus hijos y nietos en una comida que celebró el primer domingo siguiente a su cumpleaños. El año pasado, nosotros no pudimos asistir por diversas circunstancias y quedamos emplazados para la celebración del 91 aniversario. Para que nos pudiéramos desplazar este año, fijó la comida para el sábado día 11. Fue un viaje corto, solo estuvimos el sábado pero muy bien aprovechado. Por la mañana comida y por la tarde, con el resto de cuñados, de ronda por la zona del Tubo. Tuvimos la suerte de disfrutar de uno de los días más fríos de este mes. Temperatura muy baja y un viento helador, parecía que estábamos en Siberia.

La comida fue en el Restaurante Riscomar y consistió en unos entrantes, bien provistos, un segundo plato a elegir, carne o pescado, postre y por último la tarta de cumpleaños. Todo muy bien acompañado con vinos de la tierra y como no podía ser de otra forma el cava acompañó a la tarta. Un menú estupendo para celebrar el 91 cumpleaños de una mujer que ha sido y es una excelente cocinera, una fabulosa madre, abuela y bisabuela y también, aunque suene raro, una magnífica suegra para sus yernos y nuera. Con sus 91 años a cuestas, sigue cocinando, pintando cuadros, ya menos, y haciendo unas manualidades que son una maravilla.
Adela, si ve esta entrada, es mi homenaje a esos 91 años. Ojalá que nos podamos reunir el año que viene para celebrar los 92.

Este fue el menú
Pan con tomate y jamón
ensalada de ventresca
fritura de pescado
alubias pintas
merluza a la plancha con verduras y cebolla confitada
lubina a la sal con salsa tártara, verduras y cebolla confitada
cordero lechal al horno
hojaldre de frutas con crema inglesa y helado
copa de fresas
sorbete de mandarina
tarta de cumpleaños
corte
Un día estupendo en una celebración para recordar.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Magdalenas de vino tinto al chocolate y canela

Ésta es la segunda vez que hago magdalenas. Aprovechando que ayer fue una fecha un tanto especial, aunque sea más bien un día en el que el comercio quiere hacer más ventas, que dicho sea de paso, siempre vienen muy bien, he querido preparar unas magdalenas un tanto especiales ya que el vino es la primera vez que lo he utilizado en una preparación dulce.
La receta está sacada de un librito que me dejaron y que se titula "Pastelillos y magdalenas". Fotocopié esta receta porque me llamó la atención lo del vino y quise experimentarlo. He introducido algunos pequeños variantes, los marcados en amarillo, ya que en la receta original figura, 1 sobre de azúcar a la vainilla, 1 cucharadita de levadura y 75 gr de chocolate semiamargo picado, que creo no habrán influido en el resultado final. No he puesto tampoco cobertura, en la receta llevaba una de chocolate. Como veis, utilicé moldes de silicona y dentro puse los moldes de papel. Después de estas aclaraciones os dejo con estas ricas..... 
Magdalenas de vino tinto al chocolate y canela

Ingredientes
125 g de mantequilla ablandada
125 g de azúcar
1 cucharada colmada de azúcar vainillado
2 huevos
175 g de harina
1 cucharada de cacao en polvo
1/2 sobre de levadura en polvo
1/2 cucharadita de canela
125 ml de vino tinto
25 g de perlitas de chocolate

Preparación
Precalentamos el horno a 160 °C.
Batimos la mantequilla con las dos clases de azúcar hasta obtener una crema. Incorporamos los huevos, de uno en uno, sin dejar de batir. Mezclamos la harina, el cacao, la levadura y la canela, e incorporamos la mezcla a la crema, poco a poco y alternándola con el vino.
Finalmente, añadimos las perlitas de chocolate y repartimos en los moldes. Cocemos durante unos 25 minutos en el nivel medio del horno. Comprobamos que están cocidas pinchando con una brocheta, sacamos y dejamos enfriar. 


Espero que si os decidís a hacerlas os gusten. Si no os agrada el sabor acentuado de la canela, en lugar de poner 1/2 cucharadita, poner 1/4. Las he hecho otra vez y el sabor no es tan marcado, todo depende de si gusta o no.

Estas magdalenas se las dedico a Andrea, del blog Cordonbleu y a BlueLady, del blog Quiero ser super famosa, por haberme concedido hace unos días el premio Blog Dorado y Tu blog me inspira. 

Hace tiempo que dejé de participar en estas cadenas. Quiero, no obstante, agradecerles de esta forma el que se hayan acordado de mí.

jueves, 9 de febrero de 2012

Alcachofas con gambas y ajos tiernos

La alcachofa tiene una relación con la gente de la cocina de amor-odio. O se la quiere o se la odia, no hay término medio. En mi caso me encuentro entre los primeros. Para mí es un manjar y cuando llega su temporada la preparo casi todos los días.
Finuca, como anfitriona de Recetario Mañoso, ha elegido para este mes de febrero una propuesta a la que no podía faltar, aunque por un error en la interpretación, casi no llego a tiempo. Su elección no ha podido ser más acertada; las recetas que se presenten deben llevar como ingrediente La Alcachofa.
Y como aquí no hay ganadores y sí participación, me he decidido a contribuir con una modesta pero rica receta de alcachofas. Espero que sea de vuestro agrado.

Alcachofas con gambas y ajos tiernos
Ingredientes
8 alcachofas
2 manojos de ajos tiernos
250 gr de gambas
100 ml de vino blanco
limón
pimienta
aceite
sal

Preparación
Primeramente coceremos las alcachofas. Para ello quitamos las hojas externas más duras, cortamos las puntas y el tallo, repasamos la base, las cortamos por la mitad y las ponemos en un bol con un poco de zumo de limón, con ello evitamos que ennegrezcan. Una vez que las tenemos todas limpias y cortadas las ponemos a cocer en una cazuela con agua, sal y una rodaja de limón. Cuando las hojas externas están tiernas, las sacamos y dejamos escurrir.
Mientras cuecen las alcachofas, preparamos los ajos tiernos. Quitamos las raíces, la primera capa y la parte más verde, los cortamos en rodajas y reservamos.
Por otra parte, lavamos las gambas poniéndolas bajo un chorro de agua del grifo. Las pelamos y las reservamos.
Ponemos a calentar una cazuela con un fondo de aceite. Cuando toma calor echamos los ajos tiernos y los sofreímos. Antes de que tomen color añadimos las gambas. Salpimentamos y las salteamos unos minutos. Incorporamos el vino blanco, dejamos reducir y echamos las alcachofas. Removemos con suavidad para que no se rompan y así mezclar sabores y después de unos minutos, a fuego suave, las retiramos, dejamos templar y servimos.

Otra manera más de preparar un producto, la alcachofa, que no dejará indiferente a quien se decida a probarlas.

lunes, 6 de febrero de 2012

Alubias pintas del abuelo

Cuando el frío llama a la puerta y en estos momentos lo está haciendo y además con mucha insistencia no hay nada mejor para combatirlo que un plato de cuchara. 
Soy un asiduo de las legumbres y en invierno no falta un plato en la semana de lentejas, garbanzos o alubias. De los tres, el resto de comensales, al que no ponen reparos es a las lentejas, a los garbanzos existe casi unanimidad aunque hay una que prefiere que no se los ponga y en cuanto a las alubias siempre me encuentro con alguna protesta aunque al final se las comen. 
Para entrar con buen pie en la semana nada mejor que unas alubias sin complicaciones, con pocos ingredientes pero no por ello menos ricas.
Con este plato, receta que me dio una bisabuela, quiero homenajear a todos los abuelos, no hago diferencia entre mujer y hombre, porque esa palabra engloba a ambos, por los desvelos, dedicación, atención y cariño que dedican en todo momento a la familia. Yo me pregunto muchas veces ¿como sería el mundo si no existieran los abuelos? Va por ellos.

Alubias pintas del abuelo 
Ingredientes
800 g de alubias pintas
200 g de tocino
1 cebolla mediana
1 cabeza de ajos
5 cucharadas de aceite
pimentón
1 hoja de laurel
sal

Preparación
La noche anterior ponemos a remojo las alubias.
Cortamos el tocino a dados y lo rehogamos en una cazuela con aceite caliente; añadimos las alubias escurridas, la cebolla picada, la cabeza de ajos, el pimentón y el laurel. Cubrimos con agua fría abundante y ponemos a fuego suave, las asustamos un par de veces  y cocinamos hasta que las alubias estén en su punto. A media cocción probamos de sal y rectificamos si es necesario.
Espero que os gusten

jueves, 2 de febrero de 2012

Bavarois de caqui

Acaba de empezar Febrero y según todos los pronósticos este final de semana va a ser bastante frío. Por tanto creo que vendría mejor un plato caliente que este bavarois, pero ¿no se toma helado en estas fechas? Un postre, sea invierno o verano, está rico de cualquier forma. Además así aprovecho los caquis que me regalaron, solo me quedan dos y antes de que acabe su temporada pongo esta manera de prepararlos porque creo que os agradará. Eso sí, siempre que el caqui, en este caso en su variedad persimon, os guste.

Bavarois de caqui
Ingredientes
1 caqui. Una vez pelado y quitada la parte central pesó 280 gr.
6 hojas de cola de pescado
120 gr. de azúcar
1 cucharada sopera de azúcar vainillado
zumo de medio limón
200 ml de nata para montar
agua

Preparación
Ponemos las hojas de cola de pescado en un poco de agua para que se reblandezcan.
Pelamos y limpiamos el caqui, lo troceamos y lo ponemos en el vaso de la batidora junto con el azúcar, el azúcar vainillado y el zumo de limón. Trituramos hasta obtener una crema líquida.
Montamos la nata y reservamos.
Ponemos a calentar un cazo con un poco de agua y disolvemos las hojas de cola de pescado. Una vez disueltas, colamos y dejamos atemperar.
Una vez templado volcamos el contenido del vaso de la batidora y removemos hasta su integración. Incorporamos la nata montada y unimos con suavidad hasta lograr una mezcla homogénea.
Untamos con mantequilla un molde de corona y lo llenamos con la crema de caqui. Guardamos en el frigorífico para enfriar. Adquiere más sabor si se toma al día siguiente.
Para desmoldar ponemos  el molde sobre una cazuela con agua hirviendo para que el vapor ayude a que se despegue el bavarois. Volcamos sobre un plato y a disfrutar de su sabor.

Recién desmoldado
para saborearlo
para disfrutarlo
Si os gusta el caqui, este postre os durará muy poco.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...