viernes, 30 de agosto de 2013

Sardinas rebozadas

Ya casi está finalizando el mes de agosto y parece como que se hubiera enfadado por no querer irse ya que en esta semana, especialmente el miércoles y el jueves, al menos por esta zona, la lluvia ha sido la gran protagonista, aunque parece que este fin de semana el sol hará acto de presencia para de esa forma terminar unas buenas vacaciones que espero las hayáis disfrutado enormemente.
En estos meses de verano, la sardina es la reina de los bares y chiringuitos. En ninguno de ellos faltan especialmente a la plancha, forma de cocinarlas que en las casas no se prodiga mucho por el olor que desprenden pero que en esos lugares saben a gloria.
En esta ocasión las he preparado rebozadas, con ello logro dos cosas, no impregnar toda la casa de olor y saborear un pescado que es delicioso.
He aprovechado que en una cadena de supermercados ya presentan las sardinas limpias y fileteadas con lo que se ahorra un gran trabajo. Solo hay que lavarlas y secarlas. En definitiva un plato muy rico que espero os guste. 
Yo sigo disfrutando de la playa, si el tiempo acompaña claro y con esto no quiero daros envidia.

Sardinas rebozadas

Ingredientes
6 sardinas fileteadas
2 huevos
120 ml de leche
2 cucharadas de harina
aceite de oliva
sal
pimienta

Elaboración
Lavamos bien las sardinas y las secamos.
Preparamos la masa para rebozar para lo cual batimos los huevos, le añadimos la leche, dos cucharadas de aceite y una pizca de sal y pimienta. 
Cuando todo esté bien integrado desleímos la harina y removemos hasta que no haya grumos.
Calentamos en una sartén aceite y cuando esté muy caliente vamos friendo las sardinas que previamente hemos pasado por la masa.
Cuando la masa adquiere un color dorado las sacamos y escurrimos en papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Qué hayáis disfrutado del verano y de las vacaciones tanto como yo de este plato.
Pasados unos días volveré a la normalidad y trataré de ponerme al día con vuestros blog,s.

lunes, 5 de agosto de 2013

Guisantes con chistorra

Con esta receta hago otra rápida incursión al blog en este periodo de verano que espero lo estéis disfrutando, yo procuro hacerlo.
Ya ha pasado el mes de julio pero aún queda tiempo para disfrutar de las vacaciones, de la playa, de la montaña y también de la cocina así que hoy os propongo un plato que requiere muy poco tiempo para su preparación con lo cual dispondremos de más tiempo para tomar el sol y aprovechar también para darnos unos baños en la playa o en la piscina, siempre y cuando el tiempo acompañe y por ahora lo está haciendo, ya que el calor se hace notar, aunque este sábado pasado haya amanecido muy nublado y con alguna tormenta. Ayer domingo, un día estupendo.

Guisantes con chistorra

Ingredientes
300 gr de guisantes congelados
1 chistorra
1 patata mediana
1/2 cebolla
1 diente de ajo
1 cucharada rasa de harina
2 cucharadas de tomate frito
100 ml de vino blanco
aceite de oliva
sal

Elaboración
Ponemos en un cazo agua a hervir con sal.
Al empezar el hervor echamos los guisantes y desde que comienza a hervir de nuevo cocinamos 8 minutos.
Comprobamos que están cocidos, escurrimos y reservamos.
Pelamos la patata y la partimos en trozos pequeños. Reservamos
Pelamos la cebolla y el diente de ajo y picamos muy fino. Reservamos.
En una sartén con un fondo de aceite la arrimamos al fuego y calentamos el aceite. Incorporamos la cebolla y el ajo picado y sofreímos hasta que el ajo toma color. Incorporamos la patata y sofreímos. Añadimos la chistorra cortada en rodajas y removemos unos minutos. Echamos la cucharada de harina, removemos unos minutos para que pierda sabor y añadimos el vino. Dejamos reducir y agregamos el tomate frito. Mezclamos e incorporamos los guisantes escurridos. Removemos unos minutos para integrar sabores y servimos.

Un plato que creo os gustará.

Printfriendly