lunes, 14 de marzo de 2016

Coca de llanda o coca mal feta

La receta de esta coca, que es un bizcocho típico de la Comunidad Valenciana y recibe este nombre por el del recipiente que se utiliza para hornearla que se llama llanda. También se la conoce como coca mal feta o coca boba. De la forma como se la llame da igual porque lo que nadie pone en duda es que se trata de una coca deliciosa.
Como pronto comienzan las Fallas, que mejor que este bizcocho para celebrarlas.
La receta me la dio una chica con nombre muy castellonero, Lidón. Si me lee sabrá a quien me refiero. Chica con la que compartí algunos años en el lugar donde desempeñábamos nuestras funciones. En muchas reuniones siempre llevaba esta coca y de tanto probarla no me quedó otra opción que pedirle la receta. Al final me la dio. Me llamó la atención el utensilio para medir el aceite. No era otro que una de las partes, la mayor, de las cáscaras que quedan al cascar un huevo. Nunca se parten por la mitad verdad? Bueno pues para que no tengáis que hacer experimentos os dejo la cantidad que resultó con esa medida. Aclaro que los huevos eran XL.

Coca de llanda o coca mal feta

Ingredientes
4 huevos
280 gr de azúcar
300 gr de harina
200 ml de aceite de oliva
200 ml de leche
Ralladura de 1 limón
4 papeles de gaseosa de cada clase (2 blancos-2 de color)

Elaboración
Precalentamos el horno a 170ºC.
Cascamos los huevos y separamos las yemas de las claras.
Batimos las claras a punto de nieve y reservamos.
En un bol mezclamos las yemas con el azúcar y batimos hasta obtener una mezcla que blanquee.
Añadimos la leche y mezclamos. Seguidamente incorporamos el aceite y mezclamos
Una vez bien integrado incorporamos la ralladura del limón y mezclamos.
Incorporamos las claras a punto de nieve y mezclamos con suavidad hasta integrar todo.
Vamos añadiendo harina por partes, hasta que no se integre bien no añadimos la siguiente. Una vez esté todo bien integrado añadimos los sobres de gasificante (2 blancos y 2 de color). Batimos bien.
Forramos un molde con papel para hornear, volcamos la masa y ponemos en la parte media del horno calor abajo. Horneamos 35 minutos. Cuando faltan 17 minutos para finalizar bajamos a 160ºC

Recién salida del horno
Coca de llanda
Espolvoreada con azúcar
Coca de llanda
Lista para saborearla
Coca de llanda
Una coca que está de vicio.  ¿Os apetece un trozo?
Firma

24 comentarios:

  1. Que rica Juan, es parecida a la que hacía mi abuela que también media cantidades con la cáscara del huevo. Esta coca son de esas reliquias que no conviene olvidar porque son historia gastronómica y porque están buenísimas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Juan!!.
    Hoy nos traes una receta que, opinando como Lola, es de esas que se deben de conservar para siempre y no dejarlas en el olvido. Me gustan mucho este tipo de preparaciones, no son complicadas y son bastante rápidas, en menos de nada ya puedes estar disfrutando de una rica coca con la familia o los amigos. Para el desayuno, para la merienda o mismamente para cenar con ella acompañándola de un vasito de leche, que no veas como me gusta cenar a mi así jajajajaja. Me encanta Juan, te ha quedado con una miga esponjosa y tierna, incita a darle un bocado :)

    Besines compi

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Me encanta, me encanta, me encanta, Juan!! Es una coca que se queda tierna durante varios días y está buenísima, tanto para el desayuno como para media tarde. Sé que hay gente que mide los ingredientes con la cáscara de huevo, pero yo nunca lo he probado. ¡¡Me anoto tu receta!! Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Juan !
    Siempre se aprende contigo, desconocía el por qué del nombre de esta coca . Desdeluego que estas recetas son tesoros que no deben quedar en el olvido . Te ha quedado perfecta y viendo ese corte, ya dan ganas de meterse en faena jaja...
    Un abrazo y feliz comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  5. Se ve estupenda y sobre todo esponjosa y tierna. Tienen razón que está muy bien para un buen desayuno o merienda!!!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Juan!! se ve muy esponjosa y deliciosa, es de los bizcochos que se pueden tener a mano para una merienda o desayuno.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Hola Juan, que original la forma de medir el aceite, aunque, prefiero que hayas dejado tú la medida exacta, es más cómodo, jejejeje
    Éste tipo de recetas, de siempre, son una maravilla, nunca nos dejan quedar mal, el sabor y la esponjosidad es algo que no se olvida en el paladar, de vicio, como dices tú
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Juan, si que te ha quedado apetecible, la he visto en algun que otro blog, pero tu la has bordado esa miga tiene que ser un verdadero manjar. Besicos amigo

    ResponderEliminar
  9. Hola, Juan! Esta coca es toda una debilidad para mí. Sin lugar a dudas, me lleva al pasado y al lado de mi familia en Valencia. Desconocía por completo cómo prepararla en casa y gracias a ti ya puedo hacerlo.
    ¡Muchas gracias y feliz semana!
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hola Juan, esta coca en mi pueblo se llama, como tú bien señalas, coca boba. No se cual es el motivo del nombre pero así es jj
    A mi me encanta como queda, si alguna vez la vuelves a preparar, y tienes a bien mis consejos jjj, prueba sustituir la leche de la receta por mitad zumo de naranja , mitad leche, y verás que rica sale también.
    La pinta es espectacular. Un beso

    ResponderEliminar
  11. Se ve riquisima con un buen cafe me comia yo un trozo , me guardo tu receta por ahy que probarla besitos

    ResponderEliminar
  12. Con lo buena que es esta coca y los nombres con que se la conoce!!
    Te ha quedado muy buena, aunque si la probara aún me gustaría más.
    Curioso tomar la media del medio cascarón de huevo, pero es que antes no habían tantos trastos como ahora y cosas bien ricas hacían.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Marisa siempre me habla de esa coca y nunca la he probado, en casa somos poco "lamineros" y apenas postres, pero tiene una pinta estupenda y me encantaría comer un trocito con un moscatel de mi pueblo, qué te parece?
    Un abrazo y feliz semana Juan

    ResponderEliminar
  14. Solo puedo pedirme un trozo Juan???? Me vuelven loca las cocas y no me basta un pedazo! Sobretodo con lo esponjosa que se ve la tuya!! :D
    Curioso esto de utilizar la mitad más grande del huevo para medir el aceite... lo encuentro genial!!! Jajajaja
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. ¡¡Qué rica coca nos traes hoy Juan!! Siempre me ha parecido un dulce tan humilde y sencillo como sublime, y es que está riquísimo y va bien con lo que la acompañes, sea café, chocolate caliente, leche sola, zumo y hasta horchata, para ponernos valencianos del todo jeje.
    Te ha quedado muy bien, tiene una pinta buenísima.
    El mes que viene me escapo a Valencia y pienso comerme una buena coca de llanda allí, eso seguro jeje.
    Un abrazo, y feliz semana.

    ResponderEliminar
  16. juan que buena pinta tiene ese bizcocho, mi abuela también media así con el cascaron.
    que te diviertas mucho en las fallas


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  17. Hola Juan pues menos mal que pediste la receta, ahora nos la traes y podemos disfrutar de esta coca tan rica!! Una delicia, de verdad que tiene una pinta espectacular!! Besos!!

    ResponderEliminar
  18. Juan, alguna vez he probado una coca parecida, a mí me gusta mucho, básicamente por el toque y el aroma que le da el limón.

    Si tu antigua compañera lee tu receta estará contenta de que la hayas nombrado.

    Por algún libro antiguo he visto eso de usar la cáscara del huevo como medida, es muy curioso

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  19. Hola Juan, quiero agradecerte que pasaras por el blog preocupado por que no publicara, ni pasara por aquí, la verdad es que han sido unos días complicados y tristes, pero en fin, intento volver a ponerlo todo más o menos en orden.
    De tu receta he de decirte que esa coca tiene una pinta estupenda, se ve muy esponjosa, he probado parecidas, y por lo que leo no es complicada, ya me la estoy guardando, tiene que estar deliciosa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Antiguamente se hacía mucho eso de medir las cantidades con los cascarones del huevo... pero yo prefiero las equivalencias más exactas, como nos las has puesto, jejejeje.
    La coca de llanda está de muerte, y de "mal feta", nada, ¡menuda pintaza tiene la tuya!.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  21. ¡Pues claro que me apetece un trocito! Lo cierto es que te ha subido perfectamente y tiene un aspecto delicioso. ¡Qué rica tiene que estar!
    De Valencia, pese a la lluvia y a lo poco que he visto cuando estuve allí, recuerdo los ricos arroces, sobre todo uno que llevaba garbanzos y albóndigas con sabor a canela, me pareció de los más original.
    En cuanto al pescado que he utilizado en mi entrada, he de decirte que si bien es una delicia cuando se cocina la parte que no tiene espinas,sí es fácil estropear el plato cuando se utilizan trozos que están más próximos a la parte cerrada.
    Un congrio, por muy grande que sea, sólo tiene unas cinco o seis rodajas que son una delicia, hay otra parte que ya tiene espinas y, la última, la de la cola, sólo se usa para hacer fumés de pescado.
    Albinoni me encanta.
    Durante unos años, he tenido el Adaggio como música de fondo de mi blog ¡la de veces que he llorado mientras lo escuchaba! Mis hijos, que no querían verme triste, un día me lo quitaron y no lo he vuelto a poner.
    Aún así, de vez en cuando, me entra la morriña y lo escucho con o sin lágrimas.
    Cariños y buen fin de semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
  22. Te ha quedado de 10, que pinta tan buena tiene, y como dice Ana, la cantidad de nombre que tiene, yo me llevo un trozo con tu permiso¡¡¡ besos y a disfrutar de las Fallas con mayúsculas, besos

    ResponderEliminar
  23. Hola Juan , siempre apetece esta coca por lo esponjosa y sabrosa que es.
    Tengo tb. la receta en el blog y la hago a menudo; en mi casa siempre triunfa.
    Saludos

    ResponderEliminar

Os agradezco vuestro comentario. Siempre es bienvenido.