jueves, 24 de abril de 2014

Crema inglesa

¿Cómo habéis pasado las fiestas de Semana Santa? Espero que las hayáis disfrutado, el tiempo ha acompañado salvo el sábado y domingo que llovió un poco aunque las temperaturas eran ideales, más bien de principios de verano. Solo he podido disfrutar del sábado y domingo.
En los días festivos y al estar en casa he aprovechado para estar un poco más en la cocina, cosa que, por otra parte, me gusta, y preparar algunas cosas que tenía en mente y que a lo largo de próximas entradas las iréis viendo. La primera que hice fue esta crema. Me encanta las cremas y si son dulces mucho más. Con esta, además de tomarla tal cual, preparé un postre que es una tradición en esas fechas. La había visto en Gastronomía & Cía pero la he adaptado a mi manera. He seguido las pautas y los pasos que marca y me he llevado alguna que otra sorpresa.
Una ha sido el tiempo de preparación y otra fue que al batir, incorporando poco a poco la leche, aquello subía como la espuma, tanto que estuvo a punto de rebosar el bol y eso que es grande. No sé si eso debe ocurrir, ellos no dicen nada. Hasta que la espuma bajó transcurrieron 45 minutos, así que ese tuve que esperar ese tiempo para poder empezar a cocer.
A ellas se le añade el tiempo de cocción. Usé el mismo número de la placa, el 4, ellos dicen que a los 5 minutos ya toma densidad, a mi me costó 25. No sé si mi batidora es algo especial o mi cocina es extraordinaria o que al explicar la receta esa web se olvidó de mencionar esos aspectos. De lo que no hay duda es que el resultado me agradó mucho. Disfruté saboreándola. Os dejo esta crema tal como yo la hice.

Crema inglesa

Ingredientes
300 ml de leche
3 yemas
60 gr de azúcar
1 rama de canela
la piel de un limón

Preparación
En un cazo ponemos la leche, la mitad del azúcar, la rama de canela y la piel del limón. Removemos bien para disolver el azúcar, arrimamos al fuego y cuando dé el primer hervor apartamos y dejamos infusionar hasta que entibie.
En un bol ponemos las 3 yemas junto con el resto del azúcar. Batimos hasta que espumen.

Yemas batidas con el azúcar
Una vez tibia la leche, retiramos la rama de canela y la piel del limón y vertemos poco a poco sobre las yemas. Batimos y cuando se haya incorporado toda la leche echamos la mezcla en el cazo.

Leche y yemas batidas.Fijaos lo que subió
 En mi caso, una vez que la espuma bajó, puse la mezcla en el cazo a fuego bajo y cocemos sin dejar de remover hasta que la crema vaya tomando densidad. Pasamos por un colador y enfriamos poniendo el recipiente en otro con agua muy fría.

Crema ya cocida y dispuesta para enfriar
Aunque la preparación distó mucho de los tiempos que fijaba esa web, el resultado fue estupendo. Es una crema que para acompañar o formar parte de postres es sensacional. Confío en que os guste.
Firma

miércoles, 16 de abril de 2014

Recetas para Cuaresma

Estamos en los días de pleno apogeo de la Semana Santa. Muchos de vosotros estaréis disfrutando de los pasos que en estos días se dejan ver, si el tiempo no lo impide, por casi todas las ciudades y pueblos de España. Rara es la ciudad o pueblo que en esta semana no saca de sus Iglesias las imágenes de los Cristos o Vírgenes en procesión. Muchas de ellas han sido declaradas de Interés Turístico Nacional o Internacional. Especialmente esta semana tiene su máximo esplendor en Andalucía, Aragón, Castilla la Mancha, Murcia y Castilla y León.
Aquí apenas hay tradición, queda reducida a dos procesiones, Viernes Santo y Domingo de Resurrección.
En estos días también es tradición preparar platos que no contengan carne y así cumplir con el precepto de respetar la Cuaresma. Hay un protagonista indiscutible, el bacalao, que es acompañado por otros ingredientes no menos importantes como son los garbanzos y las espinacas. Y si a todo ello se le añaden unos dulces representativos de estas fechas, los platos que se preparan pueden considerarse todo un lujo.
Os dejo esta pequeña muestra por si os apetecen.




Que disfrutéis de estos días y que el tiempo acompañe. Mucha precaución y responsabilidad para quienes inician las vacaciones en estos días. Más vale llegar un poco tarde que no llegar.
Firma

domingo, 13 de abril de 2014

Rotllo d'Horta. Mi primer pan

Marisa del blog Thermofan con motivo de su Tri-Aniversario ha organizado un concurso para celebrarlo. En su propuesta ha elegido un pan típico de Valencia y mas en concreto de la Horta. Se trata de la Pataqueta y del Rotllo de l'Horta.
Dado que yo nunca había hecho pan no tenía previsto participar pero luego lo pensé mejor y armándome de valor me decidí a intentar hacerlo. Tengo que decir que lo he hecho dos veces, el pan jj, la primera no me convenció en absoluto y no sé el motivo ya que seguí al pie de la letra las indicaciones que Marisa da en su receta. Consulté varias veces para tratar de averiguar las causas y lo cierto es que el desanimo hizo presa en mí. Pero, aunque no soy maño, algo debe de habérseme pegado después de bastantes años de matrimonio jj, me empeciné en tratar de hacer este pan y esta es la segunda vez que lo intento. En comparación con la primera existe una gran diferencia aunque sigo sin conseguir darle ese color tostado tan bonito que he visto en algunas recetas. Salvo esa incidencia estoy sumamente contento con mi primer pan. En este caso mi primer Rotllo de l'Horta. Os dejo con unas breves pinceladas sobre este pan.
Es un pan circular, típico de La huerta de Valencia, tiene un orificio central y de corteza lisa. Es una variante de la Pataqueta o Pataca. Para formar el Rotllo, se sigue el mismo proceso que con la Pataqueta, pero el formado de la pieza se detiene antes de cortarla y aplanarla, de hecho, no se corta. Se introduce un dedo en el centro de la masa y se hace girar el pastón, a continuación se van introduciendo el resto de dedos hasta conseguir que se forme un orificio.

Esta es la receta que tiene Marisa. Entre paréntesis  y cursiva, lo que he puesto yo.

Rotllo d'Horta. Mi primer pan

Ingredientes
Fermento
100 ml de agua mineral
50 g de harina de fuerza
1/2 cubito de levadura fresca de panadero (yo he usado 1 cubito, 25 gr de Levital)
1/2 cucharadita azúcar
En un bol mezclar bien la levadura con el agua. Añadir la harina y el azúcar y mezclar bien. 
Cubrir el bol con papel film.
Dejar reposar en la nevera.
(Lo he tenido desde las 21 horas del viernes 11 hasta las 9 horas del domingo 13, en total 36 horas.)

Masa de pan
450 g de harina de fuerza
200 ml de agua mineral tibia
10 gr de sal fina (yo he puesto cucharada sopera rasa)
todo el prefermento
harina para espolvorear la superficie de trabajo. (Yo no he puesto)

Preparación
Sacar el bol del fermento de la nevera. Dejarlo a temperatura ambiente y tapado. Yo lo he tenido 1 hora.
Prefermento después de 12 horas en frigorífico y 1 hora fuera
En el bol del fermento añadir el resto de ingredientes, excepto la sal y mezclar bien con una espátula.
Cuando obtengamos una masa homogénea, la volcaremos sobre la superficie de trabajo sin espolvorearla con harina. Desgasificarla, amasando un poco.
Empezar a amasar durante 10 minutos, después añadir la sal y seguir amasando hasta obtener una masa elástica.
Espolvorear la superficie de trabajo (yo no he espolvoreado) y dar forma de bola a la masa.
Bola formada
Dividir la masa en porciones de 200 g, bolear y dejar reposar 20 minutos o hasta que doblen el volumen. (Yo 20 minutos, me han salido 4, una de ellas de 230 gr). Taparlas para que no se seque la masa .
Bolas formadas para leudar
ya leudadas
Bolear aplanando con la parte de la palma de la mano, presionando más en los bordes de la masa boleada y ayudándonos con el dedo pulgar, hasta conseguir una forma redondeada .
A continuación, introducir un dedo en el centro de la masa y hacer girar el pastón . Ir introduciendo el resto de dedos hasta conseguir que se forme un orificio lo suficientemente ancho.
El orificio, al hornear el pan, se va cerrando. Es importante que leude lo suficiente.
Aplanar el pan un poco con la palma de la mano.
Dejar levar hasta que doble su volumen, 1 hora aproximadamente (tapados y resguardados del aire).
Rotllos formados para leudar
Leudados

Precalentar el horno a 200º e introducir un recipiente con agua para crear vapor.
Pintar la superficie del pan con agua.
Hornear los 10 primeros minutos calor abajo y los 10 minutos siguientes, (o hasta que la corteza esté dorada y al golpear la base, suene a hueco) calor arriba-abajo.
Dejar enfriar sobre una rejilla.
Recién horneados


¿Qué tal?
Sé que no es una obra de arte pero para ser el primer pan que hago debo decir que me ha gustado mucho, tanto que ya han caído dos en la comida, y eso que solo éramos dos, la mayor parte me lo he comido yo jj.
Confío en que sean de vuestro agrado. os pido que seáis indulgentes con las muchas deficiencias que los mas entendidos seguro encontrarán, pero ya sabéis, para lidiar un toro hay que arrimarse jj.

Con esta receta participo en el Concurso “Pans de l’Horta” con el que Thermofan celebra su Tri-Aniversario y que está patrocinado por El Amasadero y por Chocolates VALOR.

http://thermofan.blogspot.com.es/2014/03/concurso-tri-aniversario-pans-de-lhorta.html



Firma