lunes, 23 de mayo de 2016

Flan de requesón sin huevo

Como me había sobrado requesón de la receta que preparé de mousse y como no es cuestión de desaprovechar nada me decidí a preparar un postre con el requesón sobrante.
Me puse manos a la obra y cuando ya tenía todo preparado echo en falta un ingrediente, huevos. Como no era cuestión de salir a comprarlos rebusqué en los armarios de cocina y encontré un paquete con preparado para flan. Ni corto ni perezoso cambié el chip y me dispuse a preparar el flan improvisando los ingredientes y lo cierto es que quedé satisfecho con el resultado. Sé que no tiene la misma textura que hecho con huevo pero hay que adaptarse a lo que uno se puede encontrar; siempre hay que tener presente la improvisación y hacer trabajar a la mente. Supongo que no debo ser el único al que le ha ocurrido esto, comenzar a preparar algo y no disponer de uno o varios ingredientes pero si de otros ¿verdad? Pues aquí os dejo con este flan improvisado y como no, también con molde improvisado, un tupper.


Flan de requesón sin huevo

Ingredientes
500 ml de leche semidesnatada
180 gr de requesón
4 cucharadas de azúcar
1 sobre de preparado para flan
1 kiwi
2 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de zumo de naranja

Para el caramelo
2 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de agua.

Elaboración
Preparamos el caramelo poniendo en un cazo el azúcar y el agua. Removemos continuamente y cuando toma color volcamos sobre el molde y repartimos.
Del medio litro de leche apartamos en un vaso 100 ml y disolvemos el contenido del sobre de preparado para flan.
En un cazo ponemos los restantes 400 ml de leche echamos el requesón y el azúcar y removemos hasta su disolución. Colocamos en el fuego y removemos hasta que comience a hervir.
Apartamos del fuego y le incorporamos el vaso de leche con el contenido del preparado para flan disuelto. Removemos bien y ponemos de nuevo al fuego.
Cuando comienza a hervir lo tenemos 1 minuto sin dejar de remover.
Apartamos del fuego y volcamos sobre el molde caramelizado.
Dejamos enfriar y metemos en el frigorífico.
Para la salsa de kiwi
Pelamos el kiwi, lo troceamos y ponemos en el vaso de la batidora junto con el azúcar y el zumo de naranja y trituramos.
Desmoldamos el flan y cubrimos con la salsa de kiwi.

desmoldado
Flan de requesón
con la salsa de kiwi
Flan de requesón con salsa kiwi
dispuesto para saborearlo
Flan de requesón con salsa kiwi porción
Confío en que este flan improvisado haya sido de vuestro agrado.

miércoles, 18 de mayo de 2016

Muslos de pollo guisados en salsa

Como hace bastante que no pongo una receta con pollo creo que ya ha llegado el momento. En la mayoría de las veces utilizo o bien pechuga o muslos y rara vez lo he preparado entero. En esta ocasión lo he guisado en la olla rápida con lo que se consigue que el tiempo de cocinado se reduzca mucho. La receta no tiene ninguna dificultad y el resultado es más que bueno. Sin más preámbulos, os dejo como los preparé. Espero que sean de vuestro agrado.

Muslos de pollo guisados en salsa

Ingredientes
6 muslos de pollo
1/2 cebolla
1 pimiento verde
1 zanahoria
1 pastilla de caldo de pollo
100 ml de vino blanco
aceite de oliva virgen
harina
sal
pimienta negra molida

Elaboración
Pedimos en la carnicería que le quiten la piel a los jamoncitos.
Los limpiamos, salpimentamos, los pasamos por harina y los freímos en una sartén con aceite hasta que doren.
Sacamos y los colocamos en la olla rápida. Agregamos la pastilla de caldo desmenuzada.
En el mismo aceite en donde hemos freído los muslos sofreímos las verduras troceadas.
Cuando están pochadas incorporamos el vino y dejamos reducir.
Vertemos sobre el pollo y añadimos un vaso de agua.
Cerramos la olla, la ponemos al fuego y desde que asoma el segundo anillo cocinamos 8 minutos. Apagamos el fuego y dejamos en reposo hasta que despresurice.
Abrimos, sacamos los muslos de pollo y trituramos las verduras. Rectificamos de sal si es necesario, y si vemos que la salsa no está en su punto de espesor la ponemos al fuego hasta que reduzca, incorporamos los muslos y damos un hervor.

Muslos de pollo guisados en salsa
¿Os apetece? La salsa está de rechupete.

viernes, 13 de mayo de 2016

Lirios y paella

Os preguntareis que tienen que ver los lirios con una paella. Pues os lo voy a explicar en esta entrada un tanto larga pero florida y que espero os guste.

El pasado día 7, sábado, nos reunimos unos cuantos amigos y compañeros de profesión en unión de sus respectivas, alrededor de una estupenda paella que nos preparó uno de los presentes y que año tras año, fiel a su afición y dedicación, hace que además de disfrutar de una deliciosa comida, pasemos un fabuloso momento.

La reunión tuvo lugar en el chalet de uno de los amigos que tiene cerca de Peñíscola. El día amaneció muy nublado tanto que en el trayecto, en determinados momentos, el agua hizo acto de presencia. La suerte es que no fue en cantidad y aunque nublado no llovió durante la reunión.

Una vez hubieron llegado todos los asistentes, la anfitriona que, además de ser una estupenda cocinera, imparte clases de cerámica y en sus ratos libres invierte todo su tiempo en plantar y cultivar lirios, nos guió por el jardín mostrándonos toda la variedad de las especies que tiene plantada. Cada uno de ellos tiene su nombre escrito al pie de la planta, yo me he limitado a nombrarlos según su color, luego me arrepentí de no haber tomado el nombre con cada foto y así ser mas fiel a la planta.

Allí se encuentran lirios de muchas partes del mundo, hay de origen americano, francés, inglés, holandés y español. Tuvimos la inmensa suerte de poder verlos ya que esta planta tiene una floración muy corta, para junio sus flores se marchitan.

Lirios de Laura

Lirios

Lirio Almaden

Lirio Tiger Honey

Amarillo Dejar Jean. Azul Victoria Falla

Lirio Prety Edgy

Lirio Montmartre

Morado: Slovak Prince. Azul claro: Starway todo heaven

Lirio Frisón Broche

Lirio Sofia. Amarillo con borde blanco

Lirio Dejar Jean

Lirio Slovak Prince

Lirio Oreo. Blanco morado

Lirio Footloose

Lirio Brillante Disguise

Lirio Elizabethan auge

Lirio Mary Frances

Lirio I'ts mágico. Rayo de sol

Lirio Happenstance. Rosa

Amarilis. Es una liliácea

Lirio Debrenee. Rosáceo

Lirio Montmartre

Mientras los demás disfrutaban con la visión de los lirios, el cocinero se aprestaba a ir preparando la paella, pero antes de saborearla tomamos el aperitivo y como el hijo del anfitrión lleva una distribuidora de cerveza nos obsequió con una variedad a cada cual más buena, obviamente tampoco faltó el vino para acompañar. 

Allí degustamos, hojaldre de calabacín, coca de pimientos, boquerones en vinagre, tablas de quesos, morcilla patatera, canapés de mejillones, pastel de puerro, aceitunas y frutos secos. Me llamó la atención la morcilla patatera, vi un embutido de color rojo, pensé que era chorizo, lo probé, estaba picante, delicioso y pregunté por su origen, al decirme que se llamaba morcilla patatera pensé que me tomaban el pelo pero no, se llama así y está fabulosa.

Entre tapa y tapa, vino y cerveza, se iba cocinando poco a poco, como debe ser, la paella. Os dejo las fotos. Se preparó para 20. Llevaba 2 kg de arroz, 1 pollo y medio, 1 conejo, costilla de cerdo, judías verdes, alcachofas, pilotas (especie de albóndigas), tomate para el sofrito, pimiento rojo, azafrán y un poco de romero. Baste decir que no sobró nada, una paella exquisita.

Y después de la paella, no podía faltar el postre. La anfitriona nos obsequió con un hojaldre de frutas, exquisito y una tarta de manzana, deliciosa. Como no podía ser de otra forma yo llevé el cava y para terminar de rematar la faena, otro de los compis hizo el carajillo con ron, fabuloso y otro llevó el pacharán, que lo hace él, sensacional.  

Carne con sofrito

Carne con sofrito y caldo

Carne con sofrito, caldo y verduras

Carne con sofrito, caldo, verduras y pelotas

Paella reduciendo

Paella reposando

Paella en plato

Y de esta forma disfrutamos de un día de buena comida, de fabulosa bebida y por supuesto de una estupenda compañía. En resumen, un día inolvidable y que nos permitió volvernos a ver y reunirnos después de bastante tiempo sin poder hacerlo. Poco más se puede pedir.
Espero que esta entrada haya sido de vuestro agrado.

martes, 10 de mayo de 2016

Mousse de requesón y trufa

Recetario Mañoso nos propone para esta temporada, primavera, la elaboración de recetas con tres ingredientes a saber: puerros, bacalao y requesón.
Mi primera aportación fue una crema de verduras con toque de legumbres.
La segunda receta que presenté fue un plato de pescado, bacalao a la muselina de ajo con tomate concassé.
Y la última es una receta preparada con el ingrediente que falta, el requesón. Y como no podía ser de otra forma he preparado un postre.
Aquellos que me leen saben que el queso no es algo con lo que me prodigue mucho, más que nada porque en casa no les llama.
He estado tentado de no preparar nada con requesón y casi he apurado al final del plazo para publicar, ya que no las tenía todas conmigo, pero ha podido más el afán de colaborar y eso ha hecho que me haya decidido a hacerla aunque os prevengo de que la he preparado para mí solo, de ahí que las cantidades de los ingredientes sea bastante reducida pero para un comensal son más que suficientes.
No os canso más así que os dejo con la receta que espero sea de vuestro agrado. Tengo que decir sin tapujos que me ha encantado. Confío que a vosotros también.

Mousse de requesón y trufa

Ingredientes
1 yogur estilo griego
120 g de requesón
1 cucharada sopera de miel
5 fresas
2 cucharadas de azúcar
2 hojas de gelatina
9 arándanos
4 galletas oreo

Para la trufa Receta aquí
200 ml de nata para montar
12 g de cacao en polvo
30 g de azúcar glas

Elaboración
El día anterior preparamos la gelatina de fresas. Para ello lavamos las fresas, les quitamos el pedúnculo, las cortamos en trozos y las ponemos en un cazo con dos cucharadas de azúcar y un poco de agua. Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en un poco de agua.
Cuando comience a hervir bajamos el fuego, incorporamos las hojas de gelatina escurridas y removemos hasta su total disolución. Retiramos del fuego, dejamos enfriar y guardamos en el frigorífico hasta que vayamos a usarla.
En un bol ponemos el yogur, incorporamos el requesón añadimos la cucharada de miel y removemos para mezclar bien. Batimos con las varillas y reservamos.
Quitamos la crema a las galletas, las partimos en trozos y le pasamos el rodillo para triturarlas.
En un vaso colocamos un fondo de galletas, cubrimos con una capa de yogur y requesón, colocamos una capa de gelatina de fresas y terminamos con una capa de trufa. Adornamos con unos arándanos.

Mousse de requeson

mousse de requeson y trufa

Recetario Mañoso
Como he dicho al principio este postre me ha encantado y la verdad es que no lo esperaba ya que como el requesón no lo había probado tenía dudas del resultado, pero esas dudas han quedado desechadas y he quedado muy contento. Seguro que repetiré con el requesón.
Mi firma

sábado, 7 de mayo de 2016

Trufa casera para rellenos o coberturas

No suelo publicar en fin de semana porque considero que hay que descansar del ordenador y volcarse en otras actividades tales como, pasear, leer, salir con los amigos, ver la tele o incluso no hacer nada, aunque eso en mí no se produce, siempre tengo que estar ocupado en algo.
Y como ayer el día no salió muy bueno, con amenaza de lluvia y que no invitaba a pasear, me decidí a preparar esta trufa que me va a servir para preparar un postre.
Es una receta muy sencilla y que estoy seguro habréis hecho infinidad de veces pero como soy de la opinión que no solo de recetas complicadas viven los blog,s, me permito la osadía de publicar esta, que, como veréis, no tiene ninguna dificultad.
Con esta trufa se pueden preparar multitud de recetas dulces y de forma muy especial se utiliza para rellenos o coberturas. Si necesitáis más cantidad, variar las proporciones siempre como base la nata.
Veréis lo fácil que es. ¡Vamos a ello!

Trufa casera para rellenos o coberturas

Ingredientes
200 ml de nata para montar
12 g de cacao en polvo
30 g de azúcar glas

Elaboración
Ponemos la nata en un bol, lo cubrimos con papel film y metemos en el frigorífico a enfriar ya que de esa forma montará más rápido.
Transcurridos unos 10 minutos sacamos, incorporamos el cacao en polvo, mezclamos y comenzamos a batir. Cuando comience a espesar incorporamos el azúcar poco a poco sin dejar de batir hasta que logremos la textura deseada.
Introducimos de nuevo en el frigorífico hasta su empleo.

Trufa casera
Sencilla, ¿verdad? Pues además de sencilla está deliciosa. Hacedla y lo comprobareis.