lunes, 29 de noviembre de 2021

Espirales a la jardinera

El Origen de las pastas se pierde en tiempos remotos; hay quien atribuye la invención de los espaguetis a los chinos; otros afirman que los egipcios se alimentaban con un producto parecido a los macarrones italianos; también los griegos elaboraban un producto similar compuesto de harina y caldo. Rastreando en el pasado, ciertas narraciones sitúan el nacimiento de los macarrones en distintas regiones italianas: Roma, Nápoles, Génova.. Algunos textos se remontan al año 1100; pero las primeras noticias fiables sobre el tema aparecen entre los siglos XV y XVI. La llegada a Europa del tomate (al que se considera el condimento perfecto para los macarrones) supuso un notable refuerzo para el consumo de la pasta. 

Dejando a un lado Italia —cuna geográfica y fiel consumidora de este alimento— las pastas se han extendido por todos los países, invadiendo las cocinas familiares. ¿Las razones del éxito? En primer lugar se trata de un plato económico, rápido, de fácil preparación y resultados excelentes. Las pastas son, por principio, un plato fuerte de valor calórico indudable, que, según los ingredientes que les acompañen, pueden constituir un completo plato único, o —en pequeña cantidad— una guarnición excelente para cualquier plato de carne.

La pasta es un alimento de gran valor energético, a pesar de estar compuesta por sólo dos elementos: agua y harina (con el aditamento, a veces, de huevos). 

Las pastas alimenticias se pueden dividir en dos grandes tipos: las pastas secas y las pastas al huevo. Las pastas secas: están compuestas como hemos dicho, por sólo dos ingredientes: agua y harina de trigo. Son fabricadas exclusivamente por industrias especificas y presentan una variedad de formas y medidas. Las pastas al huevo, añaden a sus componentes básicos los huevos, y encuentran en los tallarines su «interpretación» clásica. A este tipo se pueden añadir las pastas al huevo enriquecidas con relleno, como raviolis, tortellini,  etc.

*Texto extraído de diversas fuentes.


Espirales a la jardinera
 
Ingredientes 
160 gr de espirales tres colores
1 cebolla
1 zanahoria
1 calabacín
1 puerro (la parte blanca)
2 tomates maduros
3 dientes de ajo
1 ramita de apio
1 ramita de perejil
1 hoja de laurel
aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta negra molida

Elaboración
Pelamos y cortamos la cebolla, pelamos la zanahoria y cortamos en ruedas junto con el calabacín. Cortamos los tomates por la mitad y los picamos. Quitamos las hebras al apio y lo cortamos a trozos pequeños, quitamos a la parte blanca del puerro la primera capa y las raíces y cortamos en rodajas, picamos el perejil. 
En una cazuela con un fondo de aceite pochamos las verduras, salpimentamos y cocinamos hasta que estén en su punto.
Mientras se hacen las verduras calentamos agua en una cazuela, con un diente de ajo y una hoja de laurel, llevamos a ebullición,salamos y cocemos la pasta el tiempo que indique el fabricante. Escurrimos y reservamos un poco del caldo de cocción.
En una sartén con un poco de aceite doramos los dientes de ajo picados. Sacamos y reservamos.
Una vez las verduras estén en su punto las volcamos sobre el vaso de la batidora, agregamos un cazo del agua de cocción, los dientes de ajo dorados y trituramos.
Volcamos en una cazuela, rectificamos de sal si es necesario y cocinamos unos minutos hasta que reduzca y adquiera consistencia. Repartimos la pasta en los platos y mojamos con la salsa.

Espirales a la jardinera

Espirales a la jardinera
Espero que sea de vuestro agrado.

lunes, 22 de noviembre de 2021

Empanada de hojaldre con pollo

Al leer la prensa uno se encuentra con noticias que llaman la atención. De las 100.000 parejas que se divorcian al año en España, 30.000 cuentan con una mascota. Tema no baladí ya que debido a la aprobación por el Senado de una proposición de Ley, los jueces tendrán que decidir, si no hay acuerdo entre las parejas, el régimen, tanto en tiempo como en cargas, que deberán tener con su mascota.
 
Parto de la base de que respeto a los animales y también a los políticos, bueno a todos no, ya que el respeto hay que ganárselo, debo dejarlo claro para que no haya malinterpretaciones.
La noticia que me ha llamado la atención es la publicada por la prensa en la que el pasado miércoles día 17 del presente mes, el pleno del Senado, con la que nos está cayendo, haya aprobado una proposición de Ley que prevé la modificación del Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil sobre el régimen jurídico de los animales para que dejen de ser objetos, bienes inmuebles o cosas y sean reconocidos como seres sintientes.  
Obviamente dicha propuesta antes ha sido aprobada por el Congreso tras su remisión por el Gobierno.
 
Loable iniciativa si estos miembros también hicieran proposiciones de Ley tendentes a reducir el paro, a disminuir el precio de la luz, a mantener las pensiones, a reducir impuestos, a no subirse su sueldo, etc, etc. Temas por los que el gobierno no siente preocupación alguna, dado que si así fuera ya habría remitido para su estudio infinidad de proyectos de ley para subsanarlos. Sin duda, en comparación con otros problemas, estos que cito son agua de borraja, de ahí que todo vaya como la seda en este país, antes llamado España.

Cambiemos de tercio, ya que no es bueno para la salud el acaloramiento. Hacia bastante tiempo que no publicaba una entrada con hojaldre y más teniendo en cuenta lo mucho que me gusta pero la realidad es que, aunque parezca raro, no encuentro momento para ponerme manos a la obra. Comprobando que recetas hacía tiempo que no publicaba salió a colación el hojaldre ya que hacía cuatro años que no figuraba ninguna entrada en el blog.  La última que publiqué fue un hojaldre de jamón york y queso y desde entonces ha llovido mucho.
 
Dado que como he dicho en bastantes ocasiones la carne de pollo es la que más suelo utilizar aproveché el momento para preparar esta empanada que, aunque muy parecida a esta otra que publiqué en su día, hojaldre con pollo y verduras, introduje unas variantes y el resultado fue muy de nuestro agrado.
La idea es de mi hija y es que también le gusta mucho el hojaldre. El relleno es muy parecido al que se emplea para las fajitas, aunque con variaciones, para hacer bueno el dicho de que «cada maestrillo tiene su librillo». 
 
Espero que este hojaldre sea de vuestro agrado.
Vamos a ello.


Empanada de hojaldre con pollo

Ingredientes
1 lamina de hojaldre
1 huevo
1 pechuga de pollo a filetes
1 cebolla
10 pimientos del piquillo
1 lata pequeña de maíz dulce
orégano
salsa barbacoa
aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta negra molida

Preparación
Precalentamos el horno a 200ºC.
Cortamos los filetes de pechuga en trozos pequeños.
Pelamos la cebolla y la picamos muy fina.
Cortamos los pimientos del piquillo en tiras.
Abrimos la lata de maíz dulce y escurrimos el líquido.
En una sartén con un fondo de aceite ponemos a sofreír la cebolla picada muy fina. Cuando transparenta incorporamos las pechugas troceadas y removemos bien hasta que tomen color.
Añadimos los piquillos en tiras, removemos y agregamos el maíz dulce, mezclamos y añadimos el orégano y la salsa barbacoa. Salpimentamos y mezclamos bien todo el conjunto, dejamos reposar y cortamos la lámina de hojaldre por la mitad.
Repartimos, en la que va a hacer de base, la mezcla de pollo y verduras sin que llegue a los bordes. Cubrimos con la otra mitad, apretamos los bordes, pincelamos con el huevo batido y pinchamos la superficie con un tenedor.
Introducimos en el horno y mantenemos en cocción hasta que la superficie adquiera un color tostado, unos 20/30 minutos.
 
1. Sofreímos la cebolla
empanada de hojaldre de pollo
2. Incorporamos el pollo troceado
empanada de hojaldre de pollo
3. Añadimos los pimientos del piquillo
empanada de hojaldre de pollo
4. A continuación, el maíz dulce
empanada de hojaldre de pollo
5. Añadimos el orégano
empanada de hojaldre de pollo
6. Y la salsa barbacoa
empanada de hojaldre de pollo

7. Removemos para mezclar sabores
empanada de hojaldre de pollo
8. Colocamos sobre la base de hojaldre
empanada de hojaldre de pollo
9. Cubrimos con la otra mitad, sellamos los bordes, pinchamos la superficie con un tenedor, pincelamos con huevo batido y horneamos
empanada de hojaldre de pollo
10. Recién horneada
empanada de hojaldre de pollo
11. Para disfrutar
empanada de hojaldre de pollo
12. Y saborear
empanada de hojaldre de pollo

Esta empanada bien podría servir como entrante en las cenas o comidas de estas próximas fiestas que ya están a punto de llegar. No es complicada y se puede preparar con antelación.
Espero que os guste.