lunes, 26 de febrero de 2024

Alcachofas con gambas


Bodegón de coliflor, cardo, alcachofas y naranja. Miguel March
Bodegón de coliflor, cardo, alcachofas y naranja Miguel March

Miguel March (Valencia, ca. 1633 - 1670)
Pintor español. Hijo del pintor valenciano Esteban March con el que se cree que se forma dada la afinidad de sus estilos. 
Realiza obras religiosas, perdidas la mayoría, aunque se conservan San Jerónimo penitente (Prado) y San Roque socorriendo a los apestados (Museo de Bellas Artes de Valencia San Pío V), que muestra una composición muy expresiva y compleja, iluminada con intensidad tenebrista. Lo más conocido de su producción son pinturas de carácter alegórico -ejecutadas con pinceladas sueltas y vibrantes, y colores cálidos, tostados y rojizos, heredados de su padre-, bodegones de cocina de iluminación tenebrista y gran naturalismo, y floreros de rigurosa simetría, gran riqueza cromática y de exquisito sentido decorativo. También realiza lienzos de composición más compleja que incluyen figuras, aunque mantengan la preeminencia de lo inanimado, característica en las obras de este pintor.
La pincelada fluida y arrastrada de los celajes, la entonación rojiza o la arquitectura de corte clásico con escultura, se relacionan con obras seguras de Miguel March, como las cuatro alegorías del Museo de Bellas Artes de Valencia. Guardan también estrecha relación con otros bodegones de la colección Montortal, firmados por el joven March en 1661, y con otro del Museo Nacional del Prado que representa a un Milano atacando un gallinero. Es muy probable que, según autores, Miguel March viajara a Italia, y que al conocer el ambiente napolitano, explicaría la modalidad de presentar aves y frutas en un paisaje.
Número de inventario: 230/2004
Sus medidas son Alto: 36,1 cm; Ancho: 66,.3 cm.
Pintado hacia 1661.
Museo de Bellas Artes de Valencia.

Estoy convencido de que las alcachofas no son del gusto de todos. Quizá sea debido al pequeño trabajo que hay que hacer para quitar las hojas o que, una vez limpias, la cantidad comestible no sea acorde con lo adquirido. Es posible, pero puedo decir que son una delicia, de ahí que cuando es su temporada las prepare con mucha asiduidad.
Aquí os dejo esta receta que no dudo será de vuestro agrado, en el supuesto que os gusten las alcachofas, claro.
Alcachofas con gambas
alcachofas con gambas
Ingredientes
6 alcachofas
250 gr de gambas frescas
1 diente de ajo
1 cebolla
1 cucharada rasa de harina
1/2 cucharada de postre de pimentón dulce
100 ml de vino blanco
aceite de oliva virgen extra
para el caldo
cabezas y peladuras de las gambas
2 tomates cherry
1 diente de ajo
1 hoja de laurel
 
Elaboración
Limpiamos las alcachofas, quitando las primeras capas de hojas hasta llegar a la parte más clara. Cortamos el tallo y repasamos el fondo, partimos por la mitad y las ponemos en un bol con agua y una pizca de harina y una rama de perejil.
En una olla ponemos a calentar agua. Cuando comienza a hervir, salamos e incorporamos las alcachofas.
Mantenemos en cocción el tiempo necesario para que estén en su punto. Comprobamos pinchándolas con una brocheta. Escurrimos y reservamos.
Pelamos las gambas separando la cabeza del cuerpo. Con las cabezas y las peladuras de las gambas preparamos un caldo poniéndolas en un cazo con agua, un diente de ajo, dos tomates cherry partidos por la mitad y una hoja de laurel.
Llevamos al fuego y desde que empieza a hervir cocemos unos 5 minutos. Dejamos reposar y colamos. Reservamos.
Mientras cuece el caldo, pelamos y picamos la cebolla y el diente de ajo.
En una cazuela con un fondo de aceite sofreímos la cebolla y el ajo. Cuando toma color incorporamos la cucharada de harina y cocinamos un par de minutos para que pierda el sabor a crudo. Fuera del fuego añadimos el pimentón, removemos y agregamos el vino, dejamos que evapore y agregamos el caldo de las gambas. Llevamos a ebullición y desde ese momento cocinamos a fuego suave hasta que la salsa toma cuerpo.
Incorporamos las alcachofas, las cocinamos unos minutos y unos momentos antes de retirar agregamos las gambas peladas y esperamos unos minutos con el calor residual para que se hagan. 
 
1.- Cebolla y ajo sofriendo
Cebolla y ajo sofriendo
2.- Añadimos harina
añadimos harina
3.- y a continuación el pimentón, removemos
añadimos el pimentón
4.- Incorporamos el vino
Incorporamos el vino
5.- dejamos reducir
dejamos reducir
6.- añadimos el caldo de cocer cabezas y peladuras de las gambas
añadimos el caldo de cocer cabezas y peladuras de las gambas
7.- Después de cocinar unos minutos, incorporamos las alcachofas
Después de cocinar unos minutos, incorporamos las alcachofas
8.- Y después de un hervor, agregamos las gambas
Y después de un hervor, agregamos las gambas
9.- Finalizada la cocción, este es el resultado
alcachofas con gambas
10.. A disfrutar de unas ricas alcachofas con gambas
alcachofas con gambas
El próximo sábado día 2 de marzo dan comienzo las fiestas en Castellón finalizando el día 10. Por tal motivo esa semana no publicaré y la tomaré de asueto. Nos vemos más adelante. Que lo paséis muy bien.

lunes, 19 de febrero de 2024

Lentejas con chorizo

El bodegón de hoy no tiene lentejas ni chorizo a la vista, pero nos hace dirigir la vista, en primer lugar hacia la aldeana que, con sus brazos cruzados, parece indicar quien manda en ese recinto y a continuación la vista se dirige hacia ese fogón con fuego vivo y donde humea un recipiente con algún guiso en marcha. ¡Quién dice que no pueden ser unas ricas lentejas con chorizo! Imaginemos que sea así.
Me llama la atención los zapatos de marca exclusiva que utilizaban en aquellas fechas.
 
Aldeana sajona en la cocina. Charles-François Hutin
aldeana sajona en la cocina
Charles-François, Hutin (París, 1715 - Dresde, 1776)
Charles-François fue un artista que abordó varias disciplinas. Aprendió el oficio de pintor con François Lemoyne y escultura con Sébastien Slodtz, profesor de la Academia de Francia en Roma, adonde viajó con su padre en 1735. Volvió en 1742, y un par de años después fue nombrado miembro de la Academia Real por sus méritos de escultor. Hutin viajó junto con su hermano Pierre-Jules en 1748 a Dresde, por invitación de Augusto III, rey de Polonia y elector de Sajonia. En 1762, Hutin sucedió a su tío Louis de Silvestre en el cargo de director de la Academia de Dresde y satisfizo muchos encargos públicos tanto de carácter profano como religioso; realizó composiciones de historia y otras religiosas que decoran iglesias con pintura al fresco. 
En la capital de Sajonia, donde pasaría el resto de su vida, Hutin llevó a cabo múltiples obras con temas de género, inspirados en el mundo popular de Sajonia; en este apartado se inscribe en la corriente exótica dieciochesca del arte francés que revela los detalles más peculiares de los rincones más apartados de Europa, cuando la moda se dirigía a sustituir las omnipresentes chinoiseries por las turqueries y por otras fantasías o narraciones de origen vagamente étnico y popular. Esta obra es un claro ejemplo de aquellas tendencias. Posee gracia e imaginación revelando, con un sentido directo y concreto, aspectos del ambiente cotidiano sajón del momento.
Número de catálogo P002270
Es un óleo sobre lienzo.
Sus medidas son Alto: 83 cm; Ancho: 55 cm.
Pintado hacia 1756.
No expuesto.
Fuente: Museo Nacional del Prado.

 
Lentejas con chorizo
Ingredientes
200 gr de lentejas pardinas
2 chorizos pequeños
1 cebolleta 
1 zanahoria
2 dientes de ajo
1 pastilla de caldo de carne
2 clavos de olor
1 hoja de laurel
1/2 cucharada de postre de pimentón dulce
1/2 cucharada de postre de Ras el hanout
sal

Elaboración
En una olla o cazuela ponemos las lentejas lavadas y escurridas junto con la cebolleta, a la que le hemos clavado los clavos de olor, la zanahoria pelada, los dientes de ajo enteros y pelados y los dos chorizos partidos por la mitad.
Cubrimos con agua y añadimos la hoja de laurel, el pimentón, la pastilla de caldo y el ras el hanout.
Arrimamos al fuego y cocinamos a fuego suave unos 30/35 minutos.
Sacamos la cebolleta, a la que le retiramos los clavos, los ajos y la zanahoria y los ponemos en el vaso de la batidora.
Trituramos y volcamos sobre la olla. Removemos, rectificamos de sal si hace falta y cocinamos unos minutos más.
lentejas con chorizo
Me alegraría mucho que esta entrada haya sido de vuestro agrado.