lunes, 14 de junio de 2021

Lomo de cerdo con pimiento rojo al vino rosado

De unos años a esta parte estamos siendo objeto de sistemáticas campañas, sobre el cambio climático y aconsejándonos la no consumición de carne en beneficio de otros alimentos.
Aún sin haberse cumplido esas amenazas, los políticos siguen extendiendo medidas para evitar esa catástrofe que no dejan de anunciar. Y hay varios ejemplos con nombres ostentosos para que parezcan más importantes y que capten la atención de los temerosos ciudadanos. Ahí está la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible aprobada en la ONU el 2015 y más recientemente nuestro gobierno con su Presidente a la cabeza nos han dejado el Plan España 2050. Fundamentos y propuestas para una Estrategia Nacional de Largo Plazo, que quieren hacer cumplir, a los españolitos de hoy y a los que estén en los próximos 30 años. Suerte que ya no lo veré.

Previas al prólogo del Presidente, aparecen escritas dos frases muy elocuentes y que parece han sido puestas por el enemigo. Una, atribuida a Séneca, dice así “Ningún viento será bueno para quien no sabe a qué puerto se encamina”. Este gobierno debería leerla con suma atención porque creo que no sabe qué dirección tomar salvo la de arruinarnos.
La segunda tampoco tiene desperdicio y se atribuye a Miguel de Unamuno y dice: “Procuremos más ser padres de nuestro porvenir que hijos de nuestro pasado”. Frase que le viene como anillo al dedo al presidente que nos gobierna porque vive del pasado, juega con el futuro y falsea e ignora el presente.
Y sí perdemos el tiempo en leerlo, es un tocho de tomo y lomo, nada menos que 676 páginas, nos encontramos entre otras medidas con la progresiva eliminación del consumo de carne sustituyéndolo por vegetales producidos en laboratorio y por animales tan atrayentes como gusanos, insectos, larvas, etc, y cuyas virtudes nutritivas y exquisito sabor ya han comenzado a difundir los medios de comunicación.

Me ha llamado mucho la atención leer dentro del epígrafe 4º desafío esta proposición: "será igualmente necesario reducir el consumo de ciertas materias primas y productos". Esto significa que, en las próximas décadas, la población española tendrá que reducir su ingesta de alimentos de origen animal, la cantidad de prendas de ropa que compra, o el número de dispositivos digitales y electrodomésticos nuevos que adquiere al año.
Según ese documento dicen que hay numerosos estudios que señalan que el consumo de carne de la población española es entre dos y cinco veces superior al recomendable; cuando veo las colas del hambre no me cuadra; que el 55% cambia de móvil cuando el anterior que tenía aun seguía funcionando y que el consumo de energía es muy superior al necesario. De ahí que para disminuir su consumo se haya adoptado subir el coste de la luz a precios que escapan a la economía de muchos españoles.
Nuestro presidente dijo, en un tuit, allá por el año 2013, cuando era oposición “Termina la subasta eléctrica con un 26% de subida. La factura de la luz se elevara en enero un 11%. Otro golpe del gobierno a las familias”. En abril de este año, gobernando quien escribió ese tuit, el recibo de la luz registró la mayor subida de la historia, un 46,4%. Lo que ha hecho este gobierno ¿qué es? Eso sí para la ministra Calvo, eso no es problema, el problema está en quien lava y quien plancha.

Todo esto viene a cuento por esa idea tan luminosa bautizada como *lunes sin carne* y que parece que aquí ha sido ocurrencia de los de siempre pero que ya su vigencia alcanza unos cuantos años. Lógicamente esa idea no surgió para tratar de salvar al mundo sino por pura necesidad ya que fue el Gobierno de EEUU durante la Primera Guerra Mundial, quien pidió que se dejara de comer carne los lunes y trigo los miércoles para de esa forma dar su apoyo a las tropas combatientes. Y fue en 2003 cuando un publicista reanudó esa iniciativa dándole forma de campaña de salud. Recientemente distintas agrupaciones de EEUU y Gran Bretaña han convertido los lunes sin carne en un movimiento mundial tratando de sustituir su consumo por productos elaborados en laboratorios. Un magnate de la comunicación está detrás de él.
Según he leído, con su implantación, se obtendrían unos 139 mil millones de dólares en su comercialización. Ahí se explica todo.
 
Obviamente no secundo esa idea y aunque no soy muy de comer carne tampoco soy de los que por esnobismo dejan de hacerlo, eso sí, respeto a quienes la cumplan porque lo cortés no quita lo valiente.
 
Lomo de cerdo con pimiento rojo al vino rosado

Ingredientes
4 filetes de cinta de lomo de cerdo
1/2 pimiento rojo de asar
2 dientes de ajo
zumo de una naranja
1 cucharada sopera de tomate frito
100 ml de vino rosado
1/2 cucharadita de maicena
16 granos de pimienta
aceite de oliva virgen extra
sal
 
Elaboración
Lavamos los filetes y recortamos la grasa que pudieran llevar, secamos con papel absorbente y salamos.
Cortamos el pimiento rojo en tiras.
Pelamos y fileteamos los ajos.
En una sartén con un fondo de aceite sofreímos los ajos laminados. 
Cuando toman color los retiramos y reservamos.
En ese mismo aceite freímos los filetes de lomo unos dos minutos por cada cara.
Sacamos y reservamos.
Incorporamos las tiras de pimiento rojo y sofreímos a fuego suave unos minutos.
Agregamos el tomate frito, removemos y añadimos el vino, los filetes de lomo y los granos de pimienta. Dejamos reducir y añadimos el zumo de la naranja, removemos y agregamos la maicena disuelta en un poco de agua fría.
Cocinamos a fuego suave hasta conseguir la textura de la salsa que nos guste.
 
 En la sartén cocinándose
1 lomo de cerdo con pimiento rojo al vino rosado
listo para disfrutarlo
1 lomo de cerdo con pimiento rojo al vino rosado
Espero que sea de vuestro agrado.
Firma

lunes, 7 de junio de 2021

Ensalada de tomate, cogollos de lechuga y caballa al grill

La caballa ( Scomber scombrus) o caballa del Atlántico, también conocida como verdel, xarda y verat, es pez muy rápido y muy voraz.
 
Pertenece a la familia de los escómbridos. Tiene un cuerpo alargado y es de color azul verdoso en la parte superior. Destacan unas líneas más oscuras que recorren todo su lomo hasta su mitad. La parte inferior es de un intenso color plateado. Es un pescado azul y como el resto de ellos es fuente de ácidos grasos poliinsaturados omega-3, muy saludables para el organismo.
 
Es un pescado que se comercializa tanto en fresco como en conserva o ahumado. De cualquiera de esas formas está delicioso. Tanto es así que en San Fernando (Cádiz) se ha organizado para los días 9 al 25 de julio de este año, la Primera Ruta de la Caballa, que supongo consistirá en la elaboración de tapas o platos cuyo ingrediente principal sea este delicioso pescado, muy apreciado por su sabor y por tener una carne consistente que se presta a variadas preparaciones, guisada, al horno,en escabeche etc.
 
La caballa es uno de los pescados que más me gustan y suelo hacerlo bastante, aunque solamente tenga publicadas dos entradas con este pescado. Una de hace relativamente poco «lomos de caballa sobre vinagreta de verduras» y otra de hace un par de años «caballa al horno».
 
Como cena me suelo preparar una lata de pescado en conserva de aceite de oliva, ya sea atún, calamares, caballa o melva. Pero hace unos 3 años, una de las marcas que utilizo comenzó a comercializar este pescado en conserva pero de una manera peculiar ya que era al grill y en su justa medida de aceite de oliva virgen extra. Me llamó la atención, lo probé y me convenció y desde entonces lo saboreo en más de una cena.

La receta de hoy, como veis, presenta una dificultad extrema 😂😂, así que toca «atarse los machos» para poder acabar con éxito este plato. Por cierto que nadie se pueda llevar a engaño al leer esta locución porque está recogida en el DRAE y cuyo significado no es otro que «prepararse para afrontar una situación muy difícil». Y para redondear la faena, el significado de la palabra machos según el DRAE en su decimosegunda acepción no es otra que «cada uno de los cordones rematados por una borla con que se ciñe la indumentaria de los toreros, en especial los que sujetan el calzón a las corvas». Ahí lo dejo y ahí os dejo la receta si es que se le puede llamar receta 😂😂, lo que si os puedo decir es que está de fábula.

 Ensalada de tomate, cogollos de lechuga y caballa al grill

Ingredientes
1 lata de caballa al grill en aceite de oliva virgen extra (Isabel- Conservas Garavilla)
2 tomates
2 cogollos de lechuga
aceite de oliva virgen extra
vinagre
sal
pimienta negra molida

Elaboración
Cortamos los tomates en rodajas.
Quitamos las primeras hojas de los cogollos, lavamos, cortamos en cuartos y dejamos escurrir.
En un plato colocamos las rodajas de tomate y los cuartos de cogollos. Salpimentamos y cubrimos con lomos de caballa. Aliñamos con una emulsión de aceite de oliva y vinagre al gusto.

Ensalada de tomate, cogollos de lechuga y caballa al grill
Espero que si la preparáis no paséis mucho calor ni que os sea muy laboriosa. 😂😂
Firma