martes, 25 de junio de 2019

Pastel de naranja y almendras con almibar de naranja y ganache de chocolate

Ayer, día de San Juan, en esta Comunidad sabiendo que celebraba mi onomástica tuvieron el detalle de considerarlo festivo, de ahí que no publicara y que lo haya hecho en el día de hoy.
Para celebrar el día preparé este pastel de naranja y almendras que decidí intentar hacer después de haber tenido la ocasión de probarlo en un restaurante de Benicassim con el que nos obsequiaron al finalizar una comida que habíamos tenido con motivo de una celebración.
Tanto nos gustó que tuve la osadía de preguntar a quien la había hecho, la madre de una de las dueñas, por los ingredientes y la forma de hacerlo. Obviamente eran en mayor cantidad que los que he utilizado para preparar este pastel y supongo que la forma de hacerlo se asemejará a como lo hizo, aunque ya sabéis que cada maestrillo tiene su librillo y no es lo mismo una cocina de restaurante que una de casa ni tampoco es igual la maestría de una cocinera como la de un aficionado. Así que aquí os dejo mi versión de ese delicioso pastel que tuvimos la ocasión de degustar y saborear. Espero que si lo hacéis os guste tanto como a nosotros. 

Pastel de naranja y almendras con almíbar de naranja y ganache de chocolate

Ingredientes
2 naranjas medianas
250 gr de almendra molida
5 huevos XL
200 gr de azúcar
medio sobre de levadura (8 gr)
2 cucharadas de agua de azahar
mantequilla para engrasar el molde

Para el almíbar de naranja
120 ml de zumo de naranja
80 gr de azúcar


Para el ganache de chocolate
100 gr de chocolate fondant
50 ml de nata para motar

Elaboración
Lavamos bien las naranjas y las ponemos a cocer con agua en la olla rápida durante 15 minutos. Dejamos despresurizar, sacamos y dejamos enfriar.
Una vez frías, cortamos las partes duras de los polos, las partimos, quitamos las pepitas si las tienen y trituramos en el vaso de la batidora. Reservamos.
Precalentamos el horno a 180ºC.
En un bol batimos los huevos hasta que blanqueen, añadimos el agua de azahar, incorporamos el azúcar y batimos hasta integrar.
Mezclamos la almendra molida con la levadura y la añadimos a la mezcla anterior.
Agregamos la naranja triturada y mezclamos bien con ayuda de una lengua.
Vertemos la mezcla en un molde (el mío  de 22 cm de diámetro) previamente engrasado con mantequilla y horneamos a 180ºC. En mi horno lo he tenido 1hora y 5minutos. Comprobamos que está cocido pinchando con una brocheta y si no es así dejamos unos minutos más.
Una vez enfriado, desmoldamos y calamos con el almíbar de naranja. Dejamos que empape bien y cubrimos con la ganache de chocolate.

Almíbar de naranja
Calentamos a fuego medio el zumo de naranja colado y el azúcar, removiendo para ayudar a que se disuelva el azúcar.
Cocinaremos unos tres minutos a partir de que hierva, hasta que quede un color naranja uniforme.

Ganache de chocolate
En un bol ponemos el chocolate troceado.
Calentamos en un cazo la nata y antes de que rompa a hervir, apagamos el fuego y añadimos
al chocolate troceado.
Dejamos reposar un par de minutos para que el chocolate se vaya derritiendo y batimos con unas varillas hasta que se funda totalmente.
Vertemos la ganache por la superficie de la tarta y dejamos enfriar para que solidifique.

Ingredientes
pastel de naranja y almendras. Ingredientes
Hecha ya la mezcla para ir al molde
pastel de naranja y almendras
Recién horneado
pastel de naranja y almendras
Emborrachado con el almíbar de naranja
pastel de naranjas y almendras
Cubierto con el ganache de chocolate
pastel de naranjas y almendras
Corte
pastel de naranja y almendras
Para degustar
pastel de naranja y almendras
Os puedo asegurar que es una verdadera delicia. Jugoso, se deshace en la boca y con un sabor a naranja que os encantará. Sin lugar a dudas un pastel para repetir. Quedáis invitados.
Como es de suponer brindé por todos vosotros con cava valenciano.
Espero que haya sido de vuestro agrado y que hayáis pasado un fabuloso día.
¡¡¡Feliz verano!!!

lunes, 17 de junio de 2019

Boquerones rebozados y en vinagre (2 por 1)


boquerón
El boquerón, Engraulis encrasicolus, es un pescado azul. Junto a la sardina y el jurel son los tres pescados azules más consumidos en España.
Según la zona donde nos encontremos se conoce de forma distinta. En el norte, anchoa o bocarte, en el sur, boquerón. Existe no obstante una sutil diferencia ya que normalmente se denomina anchoa cuando está en conserva y boquerón o bocarte cuando se consume en fresco o en vinagre.
Es una especie que abunda en el Atlántico y en el Pacífico aunque también se encuentra en el Mediterráneo y en el mar Negro. Vive a unos 100 metros de profundidad y es en los meses de primavera y verano cuando es la mejor temporada para consumirlos.
El verano está a las puertas de casa y ya huele a vacaciones, sol, playa o montaña. Dentro de unos días para muchos comenzarán los tan esperados días de descanso. Peñíscola 2019
En muchos lugares se están llevando a cabo los cambios de campamento, de los de invierno a los de verano y ya las playas comienzan a verse pobladas de sombrillas y de gente ansiosa de tomar los primeros rayos de sol.
No abuséis mucho del sol y protegeros bien con las cremas solares, nos evitarán más de una incidencia.
Y nada mejor para empezar tomando el sol en la terraza del apartamento que saboreando unos boquerones rebozados o en vinagre acompañados de una cerveza o vino bien fresquito y por supuesto en grata compañía.
Hace unos días mi mujer compró unos boquerones que tenían una pinta fabulosa. Como hacía tiempo que no los preparaba en vinagre le dije que, cuando acabara de limpiarlos, para prepararlos rebozados, me apartara unos cuantos para hacerlos en vinagre. Así que os dejo las dos formas de prepararlos. Seguro que os gustarán.

Boquerones rebozados

Ingredientes
1 kg de boquerones
2 huevos
harina
aceite de oliva virgen extra
sal

Elaboración
Pedimos en la pescadería que nos limpien los boquerones, quitándoles la cabeza y vísceras.
Una vez en casa, los lavamos y quitamos la espina central. Los abrimos y dejamos escurrir.
En una sartén ponemos a calentar abundante aceite.
En un plato cascamos los huevos y los batimos con una pizca de sal.
Mientras calienta el aceite pasamos los boquerones por harina y huevo batido y cuando el aceite está caliente echamos los boquerones, los freímos unos minutos por cada lado, sacamos y ponemos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
La foto la tenía guardada de tiempo atrás. Así quedan.
boquerones rebozados

Boquerones en vinagre

Ingredientes (en mi caso)
8 boquerones
8 aceitunas rellenas de pimiento morrón
30 ml de vinagre de vino blanco
70 ml de agua
1 diente de ajo
perejil
aceite de oliva virgen extra
sal

Elaboración
Una vez bien lavados los boquerones, los ponemos en un recipiente adecuado y los metemos en el congelador para evitar, en su caso, el anisakis. Yo los tuve 24 horas.
Transcurrido ese tiempo los descongelamos, los lavamos, escurrimos y los ponemos en un recipiente.
Salamos y cubrimos con la mezcla de agua y vinagre. Yo los tuve hasta el día siguiente.
Sacamos del recipiente y colocamos en una fuente, cubrimos con aceite de oliva virgen extra y le ponemos el ajo picado. Los tenemos así unas horas hasta que los vayamos a tomar. 
Emplatamos con perejil picado y unas aceitunas rellenas de pimiento morrón.

boquerones en vinagre

boquerones en vinagre

boquerones en vinagre
Confío en que estas dos sencillas formas de preparar un pescado tan delicioso como el boquerón hayan sido de vuestro agrado.

lunes, 10 de junio de 2019

Lomo de cerdo con cebolla confitada y pimientos del piquillo caramelizados

Hemos entrado en la segunda semana del mes de junio y dentro de pocos días llega el verano.  El calor ya se está dejando notar por esta zona así que, en pocas fechas, las ciudades quedarán casi vacías y comenzará el éxodo a la playa, a la montaña o a pueblos del interior y darán comienzo las tan esperadas vacaciones. Esto ya se va notando porque la actividad en la blogosfera ha disminuido bastante, es normal, con el calor apetece muy poco estar sentado delante del ordenador editando la receta pero hay que hacerlo 😥.
Hace unos días os propuse unas cebollas confitadas con pimientos del piquillo caramelizados. Como suelo hacer más cantidad que menos procuro guardar el sobrante para otra ocasión. Y lo cierto es que no tardó mucho en producirse ya que me vi en la obligación de tener que utilizarlo. Y es que por diversas circunstancias, el tiempo libre ha brillado por su ausencia y tuve que echar mano de lo que encontrara en el frigorífico.
Como podéis comprobar es un plato que se hace en un santiamén y que nos viene muy bien cuando no disponemos de tiempo o porque nos surge alguna incidencia.
Siempre hay que tener alguna reserva en el frigorífico que nos pueda sacar de un apuro.

Lomo de cerdo con cebolla confitada y pimientos del piquillo caramelizados

Ingredientes
400 gr de lomo de cerdo en filetes
 sal
pimienta negra molida

1 lata de pimientos del piquillo
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
2 cucharadas de postre de azúcar


3 cebollas medianas
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
sal

Elaboración
La forma de hacer la cebolla y los piquillos la tenéis aquí, no obstante para vuestra comodidad os la vuelvo a escribir. Vamos primero con la mezcla de cebolla y piquillos.

De los pimientos del piquillo
Abrimos la lata de pimientos, los sacamos, retiramos las semillas que pudieran llevar y los cortamos en tiras. Reservamos el jugo.
En una sartén ponemos a calentar la cucharada de aceite, cuando templa añadimos los pimientos con su jugo y cocinamos a fuego muy suave removiendo continuamente.
Cuando el jugo de los pimientos comienza a burbujear añadimos el azúcar y continuamos la cocción siempre a fuego muy suave y removiendo hasta que la salsa espesa ligeramente. Reservamos.
De la cebolla
Pelamos las cebollas quitándole la primera capa y las cortamos como para tortilla.
En una sartén ponemos el aceite y añadimos la cebolla, echamos un poco de sal y removemos a fuego bajo.
Continuamos reduciendo la cebolla sin dejar de remover hasta que vemos que la cebolla comienza a oscurecerse y todo el agua se ha eliminado.
En un bol ponemos los pimientos del piquillo y las cebollas y removemos para mezclar.

El sobrante de esa mezcla es lo que he utilizado para preparar este lomo.
En una sartén con un poco de aceite ponemos la mezcla de cebolla y piquillos a calentar. Cuando toma calor, sacamos de la sartén y reservamos en caliente.
Limpiamos los filetes de lomo de la grasa que pudiera tener, salpimentamos y doramos por ambos lados en el aceite donde hemos calentado la cebolla y piquillos.
Cuando los tenemos a nuestro gusto sacamos y emplatamos con el acompañamiento de la cebolla y piquillos.

lomo de cerdo con cebolla confitada y piquillos caramelizados
Dado que he utilizado un sobrante de otra preparación considero que este plato puede ser incluido en el proyecto 1 +/- 100 desperdicio 0  que Marisa en su blog Thermofan nos propone del 1 al 30/31 de cada mes.

Como veis, con el sobrante de otras preparaciones se pueden y deben confeccionar nuevos platos que nos sirven para sacarnos de un apuro.
Espero que haya sido de vuestro agrado.

lunes, 3 de junio de 2019

Tortilla de perejil

El perejil (Petroselinum crispum) es una planta muy común en la zona del Mediterráneo. Esta planta constituye una de las fuentes más abundantes de vitaminas A, C, calcio y hierro y además tiene propiedades digestivas, diuréticas y remineralizantes. 
Es ideal para formar parte de los guisos, mayonesas, vinagretas y sopas. Su combinación con pan rallado es ideal para empanar.
Se han hecho muchos estudios sobre esta hierba aromática y uno de los más recientes preconiza que previene la diabetes en una proporción muy elevada y también ayuda a combatir el cansancio.
Después de este pequeño preámbulo sobre esta hierba aromática voy a entrar un poco en el tema de como preparé esta tortilla. Quien hace la compra en casa, normalmente soy yo, que para eso soy el amo de casa. Pues bien, no hace muchos días estaba en la carnicería para comprar cuando oí una conversación entre la dueña de la carnicería y una cliente que resultó ser vecina mía del apartamento. Estaban hablando del perejil, ya que en el mostrador había colocados unos recipientes con unas ramas de perejil hermosas. La conversación giraba sobre tortillas y salió a colación la de perejil. Presté atención ya que me resultaba curioso lo de preparar una tortilla con esa hierba.
Al salir mi vecina intercambiamos saludos ya que hacía tiempo que no nos veíamos. Total que antes de despedirnos le pregunté si era cierto lo de la tortilla de perejil. Me dijo que sí y que si no la había probado no sabía lo que me perdía. Incrédulo, le pedí la forma de hacerla y esta es como me la dijo. Lo cierto es que me sorprendió y muy agradablemente. Ya la he hecho en varias ocasiones. Espero que si la hacéis os guste. Fácil de hacer y para una cena es ideal.  

Tortilla de perejil

Ingredientes
2 huevos
2 cucharadas soperas rasas de pan rallado
8 ramitas de perejil
1 diente de ajo
aceite de oliva virgen extra
sal

Elaboración
Lavamos el perejil, cortamos los tallos y picamos las hojas muy finas.
Pelamos y picamos el ajo muy fino.
Cascamos los huevos, los batimos en un bol con un poco de sal, añadimos el pan rallado y el perejil picado y removemos bien para mezclar.
Ponemos en el fuego a calentar una sartén con muy poco aceite. Echamos los ajos y cuando toman color retiramos del fuego y los añadimos a la mezcla de huevos, pan rallado y perejil  y mezclamos.
En la misma sartén donde hemos sofrito el ajo ponemos un poco de aceite a calentar. Volcamos el batido y formamos la tortilla.

tortilla de perejil

Al tener forma alargada no es que sea una tortilla perfecta así que no creo que Concha Cabello la pueda incluir en su blog Club de la Tortilla Perfecta. No obstante aquí la dejo.