lunes, 29 de junio de 2020

Empanada casera de atún y zamburiñas. Feliz verano.

Aprovechando que en estos días se ha celebrado la noche de San Juan y aunque por la situación por la que estamos pasando, las fiestas y quema de hogueras no pudieron celebrarse decidí preparar una empanada para celebrar ese día y también el de hoy, San Pedro, festivo en esta ciudad. Hoy estarían en pleno apogeo las fiestas en el Grao de Castellón pero como en tantos lugares se han tenido que suspender. Estas fechas son las que dan el pistoletazo de salida de la temporada estival.
Y por dicho motivo, con esta entrada dejo descansar el blog durante los meses de verano. Un verano que va a ser totalmente distinto a los que hemos conocido, pero no queda más remedio que asumirlo. Lo que hace falta es que todos nos concienciemos de la situación, siendo responsables en la medida que podamos, para no dar lugar a tener que volver a las andadas de no hace mucho. No hay que confiarse.
Os dejo esta receta tal como me la dieron y como me la dijeron. Quizá su aspecto no sea el mejor, en cuestión de masa tengo que practicar, pero os aseguro que de sabor estaba de rechupete.

Empanada casera de atún y zamburiñas

Ingredientes
Para la masa
600 g de harina
1 huevo
25 g de levadura fresca
100 ml de vino blanco
100 ml de aceite del de hacer el relleno
150 ml de agua
sal
Relleno
3 cebollas medianas
1 pimiento verde italiano
1 lata de pimientos morrones mediana
3 latas de atún en aceite
1 lata de zamburiñas
2 huevos cocidos
200 ml de tomate natural triturado
1 cucharada de postre de pimentón dulce
sal
aceite de oliva virgen extra

Elaboración
Calentamos en una sartén un fondo de aceite de oliva, sofreímos las cebollas y el pimiento verde cortados en brunoise. Añadimos el atún y las zamburiñas, todo escurrido. Rehogamos 5 minutos incorporamos el tomate y el pimentón y cocinamos otros 5 minutos. Dejamos escurrir y reservamos.
Haremos la masa colocando la harina en un bol, hacemos el hueco en el centro y agregamos el huevo, la sal y la levadura desmenuzada y mezclamos todos los ingredientes. Añadimos poco a poco el vino, el aceite de escurrir el sofrito y el agua sin dejar de trabajar la masa hasta que quede compacta y se despegue de las paredes del bol. Si faltara aceite para tener los 100 ml, se le añade hasta completarlos. Dejamos reposar unos 15 minutos, no hay que dejar levar.
Cocemos los huevos en un cazo con agua, sal y un chorreón de vinagre durante unos 10 minutos. Refrescamos con agua del grifo, dejamos enfriar, los pelamos y troceamos. Reservamos.
Hacemos dos partes con la masa, estiramos una de ellas con la ayuda de un rodillo, añadimos el relleno,  ponemos una capa con los pimientos morrones cortados en tiras, cubrimos con los huevos cocidos troceados y tapamos con la otra parte de la masa y cerramos, hacemos en el centro un orificio, pinchamos la superficie y pincelamos con el huevo batido.
Introducimos en el horno precalentado a 185° C unos 45 minutos hasta que veamos que la superficie adquiere un tono dorado.

empanada casera de atún y zamburiñas


Espero que os guste.
Que disfrutéis del verano donde quiera que estéis junto a vuestras familias, eso sí, sin bajar la guardia.
Procuraré no dejar de visitaros aunque no sea con la frecuencia que desearía, pero las circunstancias técnicas mandan. Espero y deseo que nos podamos seguir viendo a la vuelta.
Feliz verano

lunes, 22 de junio de 2020

Ensalada de alubias blancas con mejillones en escabeche

El pasado sábado dio comienzo el verano. Un verano que en este año va a ser un tanto atípico debido a las circunstancias por todos conocidas. En las playas no se van a ver muchas aglomeraciones, eso al menos es lo que están anunciando y tampoco las piscinas se van a ver llenas de usuarios. No sé como va a terminar todo esto pero la que está cayendo y lo que se avecina va a ser épico.

También ese mismo día tuvimos un nuevo episodio de Aló presidente, esperemos que, por suerte, sea el último y no nos castigue más. Como era de esperar fue una comparecencia de autobombo porque según anunció gracias a sus medidas se han conseguido salvar a 450.000 personas. Lo que no se ha oído en todas sus comparecencias ha sido un reconocimiento de autocrítica a su gestión, aunque ya sabemos que eso queda para los demás, ellos quedan muy por encima del resto de mortales.

Pero a base de mentiras iremos pasando los días, que de eso es de lo que se trata. Cuando no saben ni contar el número de fallecidos se permiten, en sus apariciones televisivas, la desvergüenza de aventurar el número de los que con sus actuaciones han librado de la pandemia. Una mentira repetida mil veces se convierte en una realidad. Y hay que reconocer que en esto son unos expertos en mentir y maestros en el agitprop.

Ayer domingo se dio por finalizado el estado de alarma. Han sido más de tres meses y eso se ha dejado notar en muchos negocios, trabajo y actividades. Aunque persisten ciertas limitaciones ya se pueden realizar la mayoría, pero la asistencia a espectáculos y lugares cerrados sigue siendo muy controlada.
En estos tres meses de estado de alarma la pandemia nos ha arrebatado a 28.313 personas, según las cifras oficiales aunque reconocen que todavía tienen que ubicar, según palabras del director de Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, a 13.000, con lo que las cifras podrían ascender a más de 50.000, números más reales según estamentos no oficiales.

Y aunque ya hemos entrado en verano y las legumbres parezcan ser más de otra estación creo que también pueden ser cocinadas y consumidas en este tiempo ya que su consumo es esencial. De ahí el que las haya preparado en ensalada junto con unos ingredientes que además de sabor le proporcionan un aporte extra ya que las conservas mantienen intactas las cualidades nutricionales de los alimentos.
A ver que os parece esta ensalada de alubias blancas. Espero que os guste.

Ensalada de alubias blancas con mejillones en escabeche

Ingredientes
1 bote de alubias cocidas (570 gr)
1 huevo
1/2 pimiento rojo
1 cebolleta
1 lata de mejillones en escabeche
1 lata de berberechos
1 lata de maíz dulce
aceite de oliva virgen extra
sal

Elaboración
En un cazo con agua, sal y un chorreón de vinagre cocemos el huevo durante 10 minutos. Refrescamos con agua del grifo, pelamos, cortamos en rodajas y reservamos.
Lavamos las alubias, las escurrimos y las ponemos en un bol. Reservamos.
Lavamos el pimiento, le quitamos el pedúnculo y las semillas, lo partimos en tiras y luego en cuadraditos.
Pelamos y picamos la cebolleta muy fina.
Abrimos las latas de mejillones y de berberechos. Escurrimos los caldos y reservamos el de los mejillones.
Incorporamos la cebolleta picada, el pimiento rojo, el maíz, los mejillones y los berberechos al bol de las alubias, salamos, regamos con aceite de oliva y un poco del caldo de los mejillones, removemos para mezclar y cubrimos con las rodajas de huevo duro.



Ya va faltando menos para que llegue el descanso porque en estos últimos meses la cocina ha sido uno de los lugares en los que se ha pasado más tiempo en un casa.
Lo que no hay que olvidar es que tenemos que seguir cumpliendo todas las normas para evitar el contagio. No hay que confiarse porque ya se está viendo lo que está ocurriendo en otros lugares que se creía ya estaba superada la pandemia. ¡Cuidaros.!

lunes, 15 de junio de 2020

Revuelto con fritada sobrante de bonito

Cuando es la temporada del bonito suelo prepararlo con frecuencia dado que es uno de los pescados que más nos gustan. La semana pasada en el mercado había unos bonitos que estaban pidiendo ser comprados para disfrutarlos. Y eso fue lo que hice.

Volví a repetir una de las recetas que tengo publicadas. En este caso hice la de bonito sabroso.
Como no está la cosa para despilfarrar todo el sobrante de lo que se cocina hay que aprovecharlo, con ello ahorramos tiempo y también dinero que dada la situación nos vendrá muy bien. En mi caso me sobró poco menos de un vaso de la fritada. Decidí guardarla para poder utilizarla en otra ocasión.

Y esta no tardó en llegar ya que este pasado miércoles pensé en utilizarla y preparar un revuelto que me sirviera de cena dado que a mi mujer no hay quien la saque de su ensalada y aunque también es mi cena de casi todas las noches en esta ocasión quería variar y así aprovechar esa rica fritada. Como veréis la receta no tiene dificultad alguna, como no dispondremos muy a menudo de sobrante de fritada, este revuelto se puede hacer solo con un sofrito de tomate y un diente de ajo junto con un poco de aceite, el resultado os va a gustar. Encontrarse con trocitos de bonito al saborear el revuelto es una delicia. Espero que sea de vuestro agrado.

Revuelto con fritada sobrante de bonito

Ingredientes
2 huevos
Sobrante de fritada de bonito sabroso. Poco menos de un vaso
sal
pimienta negra molida

Elaboración
En una sartén, sin aceite, ya que lo lleva la fritada, calentamos, a fuego suave, la fritada sobrante.
Cascamos los huevos y  los batimos en un bol con sal y una pizca de pimienta negra molida.
Cuando la fritada toma calor añadimos los huevos batidos y removemos hasta que cuajen.

fritada sobrante
fritada sobrante
revuelto terminado
revuelto con fritada

revuelto con fritada

Como os he dicho al comienzo la receta es de aprovechamiento. De ahí que me haya decidido proponerla para el proyecto que Marisa, del blog Thermofan, tiene para no desaprovechar ningún alimento que tengamos guardado o que nos haya sobrado de alguna otra elaboración y que no es otro que 1+/- 100, desperdicio 0.
Espero, Marisa, que cumpla las condiciones y que de esa forma pueda ser incluida.

 

lunes, 8 de junio de 2020

Judías verdes marquesado

Hoy con esta entrada quiero rendir un pequeño homenaje a una zona o comarca de Granada que se llama Marquesado del Zenete, situada al sur de Guadix y a las faldas de Sierra Nevada, y que está compuesta por una serie de pueblos pequeños pero cada uno de ellos con un encanto especial. Y fue en uno de ellos, Lanteira, en donde pasaba los veranos y donde el paso de los años no ha impedido que los recuerdos queden olvidados sino todo lo contrario y es que creo que a medida que pasa el tiempo y uno se va haciendo mayor es cuando afloran con mayor fuerza, señal de que aquellos días vividos quedan marcados en la memoria haciendo que su recuerdo permanezca imborrable.

No es que la receta sea de allí, si la he denominado con ese nombre es porque uno de los ingredientes formaba o forma parte de un plato, las gachas, hechas con harina de maíz que, una vez cocida, se extendía por las paredes del bol o perol y que en el interior, posteriormente se echaba un caldo hecho con un majado a base del pimiento choricero tostado en aceite caliente sin que llegue a quemarse y un par de dientes de ajo y sal, hecho en un mortero, sofrito de tomate, y pimientos verdes asados. Obviamente con esas gachas no había platos, era cucharada y paso atrás. Eran otros tiempos.

Es posible que la situación por la que estamos pasando haya influido y es que estar tanto tiempo confinado sin poder salir ni relacionarse con amigos ni conocidos ha hecho que, para no caer en la desgana, la mente haya tenido que trabajar a marchas forzadas, porque ya son casi tres meses de reclusión forzosa y aunque se hayan relajado algunas medidas, la nueva normalidad que nos quieren vender no parece vaya a ser muy halagüeña.
Cambiando de tercio, aquí os dejo estas judías verdes que espero sean de vuestro agrado.

Judías verdes marquesado

Ingredientes (2 pax)
350 gr de judías verdes
1 patata
2 dientes de ajo
2 ñoras
1 rebanada de pan del día anterior
2 tomates secos
aceite de oliva
sal

Elaboración
Cortamos las puntas a las judías, las cortamos en trozos y luego por la mitad a lo largo.
Pelamos la patata y la cortamos en cachelos.
Escaldamos las ñoras 2 minutos en un cazo con agua hirviendo. Dejamos refrescar, quitamos las semillas y extraemos la carne con ayuda de una cuchara y la ponemos en un mortero.
Los tomates los ponemos a hidratar en un bol con agua.
Una vez hidratados, los cortamos en trozos finos y reservamos.
En una cazuela ponemos a calentar agua , cuando comienza a hervir, incorporamos las judías verdes y las patatas. Salamos y cocinamos unos 20 minutos. Escurrimos y reservamos.
En una sartén con un poco de aceite sofreímos los ajos picados. Cuando toman color los sacamos y colocamos en el mortero junto a la carne de la ñora.
En ese mismo aceite freímos la rodaja de pan que previamente hemos troceado.
Cuando está frita sacamos y dejamos escurrir sobre papel absorbente. Agregamos al mortero y machacamos todo. Incorporamos un poco de agua de cocer las ñoras y removemos hasta conseguir una salsa ligada.
En la sartén donde hemos freído los ajos y el pan echamos los tomates hidratados. Removemos y agregamos las judías verdes con la patata. Sofreímos unos minutos y regamos con un poco de la salsa de ñoras. Removemos para mezclar bien y servimos.

judías verdes marquesado
Espero que os hayan gustado.

Así estaba ayer domingo la playa antes de la tormenta.

playa Benicasin 20200607

No puedo pasar por alto los acontecimientos que estamos viviendo en estos días. Y es que viendo la cantidad de personas que se han quedado sin trabajo, es inexplicable que nuestro presidente, siga aumentando el número de altos cargos designados "a dedo" o enchufando a un amigo sin mostrar el mínimo sonrojo. Muy lejos quedan las declaraciones en 2014, del entonces aspirante a la Secretaría General del PSOE, cuando afirmaba que «el enchufismo y la endogamia van a acabar». Eso fue lo que en su día dijo y esto es lo que ahora hace, esta es su transparencia y su honradez y esa es su verdad "del dicho al hecho hay mucho trecho".
Ya va faltando menos para que llegue la nueva normalidad, mientras eso sucede ¡cuidaros!

lunes, 1 de junio de 2020

Boquerones amoragaos

Esta receta ha surgido al  toparme con una publicación que hacía referencia a una receta de la Cocina Granadina y, como mi niñez y juventud la pasé en esa ciudad, la curiosidad hizo que me fijara en ella.
Pero ¿que significado tiene la palabra amoragar?
Según el DRAE: Amoragar es "Asar con fuego de leña y en la playa sardinas y otros peces o moluscos". Obviamente estos boquerones ni están asados en fuego de leña ni tampoco están hechos en la playa y menos con las facilidades que nos están dando para poder ir a ese lugar.
Según he podido saber, lo desconocía por este nombre, la moraga, es un guiso veraniego, sencillo y aromático, de influencia árabe, hecho con un sofrito de tomates y alguna otra verdura  que se adereza con sal, aceite, vino blanco, zumo de limón y un picadillo de ajos y perejil y que sobre esa base se colocan los pescados en cuestión, mayormente sardinas.
Aprovechando que el boquerón ahora está en su temporada, aparté unos cuantos de los que había comprado ya que tenía previsto volver a cocinar unos boquerones rellenos de piquillos.
Y este es el resultado de estos sencillo plato, boquerones amoragaos, los he preparado de la forma más simple, sin sofrito, y os aseguro que están deliciosos. Tanto que no tardaré en repetirlos. Si los probáis estoy convencido de que os van a encantar. Si os apetece seguir leyendo así los preparé.

Boquerones amoragaos

Ingredientes
8 boquerones limpios y abiertos
1 diente de ajo
zumo de un limón
2 cucharadas soperas de vino blanco
aceite de oliva virgen
sal
perejil picado al gusto

Elaboración
Limpiamos bien los boquerones quitando vísceras y espinas. Los lavamos secamos con papel absorbente, salamos y los colocamos en una sartén con las colas hacia el centro.
Exprimimos el limón colamos el zumo y lo añadimos a la sartén junto con el vino.
Pelamos el ajo, lo cortamos en rodajas y las repartimos al igual que el perejil sobre los boquerones.
Añadimos unas tres cucharadas de aceite de oliva y arrimamos la sartén al fuego.
Cocinamos a fuego suave y dejamos hacer hasta que reduzca el líquido y solo quede el aceite.

1. En la sartén con el zumo de limón, vino, ajo, perejil y aceite de oliva
boquerones amoragaos
2. Ya reducido de líquido
boquerones amoragaos
3. Listos para comer
boquerones amoragaos
¿os apetecen?
boquerones amoragaos
Confío en que estos boquerones hayan sido de vuestro agrado.

Ayer domingo, en la enésima aparición en ese programa tan ameno como es Aló presidente, se nos adelantó que va a solicitar una nueva prórroga del estado de alarma, la sexta, hasta el 21 de junio. Una nueva prórroga que sin duda será aprobada por sus socios y que incluye alguna novedad ya que si hasta ahora solo había un mando único para tratar la pandemia, a partir de que se apruebe serán 17 los mandos que intervendrán porque dejará en manos de los presidentes de la distintas comunidades la gestión de las medidas a adoptar. Sin duda ha debido cambiar esa opinión, aunque no es de extrañar, para contentar a determinadas comunidades o para repartir responsabilidades en el caso de que haya repuntes. Ver para creer.

Y por último os dejo un audio con las recomendaciones para vivir bien, sin pegar palo al agua, que esto es lo que se quiere hacer, aunque supongo que alguien tendrá que trabajar para costearlo. Espero que se oiga bien. Así nos va a lucir el pelo y qué Dios nos coja confesados.
Para oír el audio debéis clicar en un cuadradito que sale en la esquina superior derecha.

 

lunes, 25 de mayo de 2020

Lomo de cerdo a la sartén con escalivada

Hoy, en la receta que publico los lunes, toca una de aprovechamiento. Como en la situación en la que nos encontramos no se podía salir mucho, aproveché para comprar un poco más, sin llegar a la exageración, y no fue pensando en que podría haber un desabastecimiento, como algunos llegaron a pensar viendo los carros que sacaban del super como si fuese a llegar la 3ª Guerra mundial, sino por respetar al máximo las medidas de confinamiento y como la lluvia hizo acto de aparición todo me salió a las perfección. Compré un poco más de carne, que congelé para aprovechar en otra ocasión, pensando en repetir la escalivada y con ella acompañar a la carne. Vuelvo a poner los ingredientes y la elaboración de la escalivada tal y como la preparé hace unos días. De esa forma no tendréis que estar yendo de una publicación a otra.

Lomo de cerdo a la sartén con escalivada

Ingredientes
4 filetes de lomo de cerdo
1 berenjena
1 pimiento rojo para asar
1 pimiento verde para asar
1 cebolla
aceite de oliva virgen extra
vinagre de vino
sal
pimienta negra molida

Elaboración
Para preparar el plato primeramente cocinaremos las verduras para hacer la escalivada.
Para ello precalentamos el horno a 200Cº.
Lavamos todas las verduras y pelamos la cebolla.
Cortamos a la berenjena la parte del tallo. Cortamos por la mitad y con un cuchillo hacemos cortes transversales en forma de rejilla a cada media mitad y mojamos con aceite con la ayuda de un pincel. Salpimentamos.
Pincelamos con aceite toda la superficie de los pimientos rojo y verde.
La cebolla la envolvemos en papel de aluminio.
Forramos una bandeja de horno con papel aluminio y colocamos sobre él las verduras e introducimos en el horno.
A las 30 minutos sacamos la berenjena y a los 50 el resto de verduras. Cuando sacamos la berenjena aprovechamos para dar la vuelta a los pimientos para que se hagan por igual.
Transcurridos los 50 minutos sacamos los pimientos y la cebolla y junto con la berenjena cubrimos con papel film.
Dejamos enfriar  y pelamos los pimientos retirando el tallo y las semillas y los cortamos en tiras.
Con una cuchara extraemos la carne de la berenjena.
Quitamos el papel aluminio a la cebolla y la cortamos en tiras.
Sazonamos y aderezamos con aceite de oliva y vinagre.

Una vez tengamos hecha la escalivada que la podemos dejar preparada el día de antes, nos pondremos con la carne y para ello la descongelamos sacándola con antelación del frigorífico. Una vez esté lista para su uso secamos con papel absorbente, salpimentamos y doramos, en una sartén puesta al fuego con unas gotas de aceite, por ambos lados según nos guste, más o menos hecho. Una vez a nuestro gusto sacamos y acompañamos con la escalivada. Y aquí está el resultado. Un plato sencillo de hacer.

lomo de cerdo a la sartén con escalivada

Como os he dicho al comienzo la receta se puede considerar de aprovechamiento, no tiene complicación alguna, solo hay que utilizar el horno, dejar las verduras asadas con antelación para utilizarlas en el momento oportuno y en mi caso ha sido con unos filetes de lomo de cerdo que tenía congelados. De ahí que me haya decidido a proponerla para el proyecto que Marisa tiene para no desaprovechar ningún alimento que tengamos guardado o que nos haya sobrado de alguna otra elaboración. Ese proyecto es 1+/- 100, desperdicio 0 y que podéis ver pinchando aquí.


Espero que os guste.

Y para terminar os dejo este vídeo de la entrevista que se hizo en la televisión de Navarra, hace cinco años, al hoy, presidente del gobierno. ¿Se puede confiar en esta persona después de lo que dijo y después de lo que sucedió en la noche del pasado miércoles día 20? Sinceramente, creo que no.
La frase, atribuida a Abraham Lincoln, la debería tener en la cabecera de su cama como texto sagrado. Le vendría muy bien a quien nos gobierna. Dice así: "Se puede engañar a todo el mundo algún tiempo. Se puede engañar a algunos todo el tiempo. Pero no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo".
Un buen líder se basa en la verdad y el que nos ha tocado ni lo es ni la posee, y además no asume su responsabilidad ya que con toda insolencia se permite echar la culpa a los demás de su acción. 


lunes, 18 de mayo de 2020

Ensalada de quinoa con vegetales y atún

La palabra quinoa no está recogida en el DRAE ya que su acepción es quinua y la define como  ←Planta anual de la familia de las Quenopodiáceas, de la que hay varias especies, de hojas rómbicas y flores pequeñas dispuestas en racimos. Las hojas tiernas y las semillas, muy abundantes y menudas, son comestibles←. Esta planta y sus semillas han sido desde hace muchos años el alimento principal de los pueblos andinos. Está considerada como un alimento muy completo ya que posee ocho aminoácidos esenciales para el ser humano. Es una fuente de proteínas y muy rica en minerales, especialmente, hierro, calcio y fósforo además de contener vitaminas A, B y E.
Nunca había cocinado quinoa pero viendo tantas formas de prepararla como se publicaban en muchos blog,s, me decidí a hacer una prueba y desde ese momento ya la he preparado de varias formas.
A ver si os gusta preparada en ensalada.

Ensalada de quinoa con vegetales y atún

Ingredientes
120 gr de quinoa
1 tomate de pera
1 pepino
1 cebolleta
70 gr de maíz dulce
2 latas de atún en aceite de oliva
1 diente de ajo
2 clavos de olor
caldo de verduras
aceite de oliva virgen extra
vinagre

Elaboración
En un cazo ponemos a hervir el caldo de verduras (1 y 1/2 veces) la medida de la quinoa, con el diente de ajo y los clavos de olor.
Incorporamos la quinoa, previamente lavada, y mantenemos la cocción unos 15 minutos o el tiempo que indique el fabricante. Dejamos consumir el caldo y dejamos reposar unos minutos.
La volcamos y la extendemos en un recipiente para que enfríe.
Retiramos el diente de ajo y los clavos de olor
Mientras pelamos y cortamos en dados la cebolleta, el tomate, al que hemos quitado las semillas, y el pepino.
Colocamos las verduras en un bol y salamos.
Abrimos las latas de atún y la de maíz, las escurrimos y añadimos el contenido al bol, incorporamos la quinoa, removemos y regamos con una vinagreta de aceite de oliva virgen extra y vinagre en proporción de 3/1.

Ensalada de quinoa con vegetales y atún

Ensalada de quinoa con vegetales y atún
Y esta ha sido mi primera preparación con quinoa. Espero que sea de vuestro agrado.

El pasado sábado, en la enésima edición de ese programa tan querido y esperado como es nuestro Aló presidente, este anunció, para que nos vayamos haciendo a la idea, que tiene previsto pedir una prórroga del estado de alarma hasta fin de junio. De toda Europa, somos quienes hemos tenido las medidas más drásticas de confinamiento y también, en comparación, el que más contagios y fallecimientos ha tenido.
Algo no cuadra.

lunes, 11 de mayo de 2020

Natillas ligeras en microondas

Pocas veces he utilizado el microondas para preparar algún plato y las veces que lo he hecho ha sido para probar o para calentar. Una de las blogueras con las que normalmente me relaciono a través de su blog,s, es Marisa. En su día creó un proyecto cuyo nombre es←En buena onda←. Dicho proyecto tenía el propósito de dar a conocer recetas elaboradas con dicho electrodoméstico. Posteriormente Elisa,  se unió al mismo y entre las dos forman el "alma mater" del proyecto.
Cuando lo vi me llamó la atención ya que como os digo al microondas le extraigo poco rendimiento y aprovechando estos días de confinamiento, que ya se van haciendo un tanto largos, decidí intentar preparar algo que no solo fuera calentar el café o cualquier otra cosa.
Tengo que admitir que no las tenía todas conmigo y por tal motivo opté por preparar algún plato que no tuviera especial dificultad y al mismo tiempo hacerlo de forma individual por si lo estropeara que no se perdiera mucho. Y como los postres me gustan mucho y no había preparado en ninguna ocasión natillas decidí intentar hacerlas en ese aparato.
Una vecina de apartamento me dio en su día una receta para hacer natillas de forma tradicional, pero la receta era para cuatro personas así que como mi intención era hacerlas para un solo sufridor dividí los ingredientes entre cuatro y el resultado son las cantidades que aparecen en ingredientes, con la única salvedad que yo le puse un poco de jengibre molido, para darle un toque personal.
Como la clara no era cuestión de desaprovecharla opté por montarla con un poco de azúcar y ponerla como adorno al final junto a unas fresas. Y este fue el resultado. Espero que sea de vuestro agrado.

Natillas ligeras en microondas

Ingredientes (1 Pax)
175 ml de leche
1 cucharada sopera colmada de maicena
1 huevo
20 gr de azúcar
1 palo de canela en rama
piel de limón
1/2 cucharadita de jengibre molido
canela molida
fresas

Elaboración
En un vaso apartamos un poco de leche y diluimos la maicena. Reservamos.
Cascamos el huevo y separamos clara y yema.
La clara la batimos con un poco de azúcar hasta que monte. Reservamos.
Batimos la yema y la incorporamos al vaso de la leche con la maicena diluida. Reservamos.
El resto de leche la ponemos en un bol con la piel de limón, el palo de canela.
Introducimos en el micro y cocinamos 1 minuto a máxima potencia, en el mío son 800 vatios.
Sacamos del microondas el bol con la leche y dejamos entibiar e infusionar.
Cuando entibie incorporamos el azúcar, el jengibre y la mezcla de leche y maicena.
Removemos bien para mezclar y lo introducimos de nuevo en el micro 2 minutos a máxima potencia.
Sacamos y removemos bien.
  Introducimos de nuevo en el micro otros 2 minutos y, transcurrido ese tiempo, sacamos, retiramos la piel de limón y el palo de canela y dejamos enfriar.
Una vez fría introducimos en el frigorífico hasta que vayamos a utilizar.
Antes de disfrutarlas espolvoreamos con canela molida y adornamos con unas rocas de clara montada y unas fresas troceadas.

natillas caseras en microondas

natillas caseras en microondas
clara montada
clara montada

Con estas natillas colaboro, por primera vez, en el proyecto En buena onda que Marisa y Elisa han creado para recetas cocinadas en microondas. Espero que tenga cabida en el mismo y que os gusten.
Y para cerrar la entrada os dejo la última directriz que he podido sacar de nuestro comité de expertos para mantener eso que llaman ←distancia social← y que la verdad no sé que demonios es, creía que mantener una separación entre personas, animales u objetos, por precaución, era distancia de seguridad pero ya veo que, con tantos insignes académicos que cada día salen a dejarnos su sapiencia, estaba equivocado. Y para dentro de pocas fechas tendremos otra frase para la posteridad, frase que repite hasta la saciedad esa persona a la que tanto gusta salir en ese programa nacional de "Aló presidente" y que no es otra más que ←nueva normalidad← y al final acabo hecho un lío porque entiendo que normalidad es cualidad de normal y normal es aquello que es habitual y si volvemos a una nueva normalidad es que esa normalidad no existía, que todo puede ser.


lunes, 4 de mayo de 2020

Tortilla de habas en tombet

Hoy hemos entrado en el quincuagésimo día de confinamiento aunque desde el pasado día 2 de mayo las medidas se han relajado un poco al entrar en unas fases que fueron explicadas con la claridad que lo adorna. En base a ellas se ha permitido salir y poder realizar determinadas actividades, pero el estado de alarma sigue vigente y ya veremos que ocurre este próximo miércoles. Hasta que llegue el momento en el que la normalidad vuelva a su ser, aunque tardará y mucho, procuremos en la medida de nuestras posibilidades seguir cumpliendo lo más estrictamente posible con las normas que se irán dictando en las apariciones televisivas a las que tanto se están prodigando y tanto gustan, de los miembros del gobierno para luego ser publicadas en los boletines oficiales y por supuesto a las pocas horas ser modificadas, ya que esa es su razón de ser. Por si os apetece oírlo, al final de la entrada, he puesto un audio con la explicación de las medidas.

Hoy, en esta entrada, van dos recetas aunque una de ellas ←Habas en tombet← ya la había publicado hace un par de meses, pero me ha parecido oportuno volverla a escribir dado que la tortilla está hecha a base de esas habas. Así que espero os gusten tanto las habas como la tortilla, que confío en que pueda ser incluida en el club que Concha Cabello denomina como Club de la tortilla perfecta, y que os animo a visitar porque vais a encontrar una variedad de tortillas a cada cual mejor.

Habas en tombet


habas en tombet
Ingredientes
500 gr de habas
1 manojo de ajos tiernos
2 morcillas de cebolla
50 gr de panceta
50 ml de vino blanco
3 tomates secos en aceite
aceite de oliva virgen extra
1/2 cucharadita de pimentón dulce
sal
Elaboración
Desgranamos las habas y reservamos.
Cortamos los tomates secos en aceite en trozos pequeños.
Pelamos y limpiamos los ajos tiernos quitando la raíz y la primera capa y los cortamos en trozos. Cortamos la panceta y las morcillas en trozos.
En una cazuela calentamos un fondo de aceite y sofreímos la panceta troceada, removemos y añadimos los ajos tiernos y los tomates secos troceados, cocinamos unos minutos incorporamos el vino, dejamos reducir, apartamos del fuego y añadimos el pimentón, removemos y agregamos las habas, cubrimos con agua caliente y sazonamos. Cocemos a fuego lento unos 30 minutos, a mitad de cocción incorporamos las morcillas troceadas y cocinamos, sin remover, solo moviendo la cazuela, hasta que las habas estén tiernas.

Tortilla de habas en tombet

Una vez tengamos hechas las habas al tombet según explicación superior, para hacer la tortilla apartaremos la cantidad que vayamos a utilizar para prepararla, usando el número de huevos que consideremos suficientes para esa cantidad. Yo he utilizado 6 huevos XL, pero como digo, su número será en función de la cantidad de habas que vayamos a poner para la tortilla.
En un bol batimos los huevos, incorporamos el sofrito de habas y morcilla bien escurrido, removemos bien para mezclar y dejamos reposar unos 5 minutos. Ponemos a calentar unas cucharadas de aceite en una sartén. Cuando toma calor añadimos el contenido del bol y cocinamos a fuego medio hasta que veamos que cuaja. Con ayuda de un plato le damos la vuelta, ponemos un poco de aceite en la sartén, volcamos de nuevo y cuajamos a nuestro gusto.
Y así quedó la tortilla.
Recién sacada de la sartén
tortilla de habas en tombet

tortilla de habas en tombet
su interior
Tortilla de habas en tombet


Esta tortilla la he preparado para que pueda ser incluida en el Club de la tortilla perfecta de Concha Cabello, eso suponiendo que reúna las condiciones claro. Espero que sea de tu agrado Concha y por supuesto de todo el que haya tenido la deferencia de verla y leerla.











Y aquí os dejo el audio con la clara explicación del presidente anunciando las fases de la relajación de las medidas de confinamiento.



Y así es como nos quedamos después de oír las claras explicaciones.





















viernes, 1 de mayo de 2020

Albóndigas caseras con tomate. Cuadragésimo cuarto día de confinamiento. Horarios y actividades.


refrán confinamiento Reedito esta entrada para dejar los horarios y actividades que se pueden realizar a partir de mañana sábado día 2 de mayo, aunque supongo que ya los sabéis.
Este lunes se han cumplido 44 días de confinamiento. 44 días sin poder salir salvo para realizar determinados cometidos, especialmente para efectuar la compra. Hasta ayer domingo no se ha permitido a los niños salir de casa aunque con unas condiciones muy restrictivas pero que dadas las circunstancias por las que estamos pasando han debido ser muy estudiadas y consensuadas por el equipo del gobierno, aunque esto último es muy difícil de creer ya que esa medida tuvo que ser rectificada en varias ocasiones. Pienso que por atribuirse la noticia cada miembro del gobierno, dentro de sus competencias, sale lo más rápido posible a anunciarlo y así llevarse los primeros aplausos.
Y eso ocurrió cuando la ministra portavoz anunció a bombo y platillo que los niños podrían salir acompañados de un adulto en las excepciones previstas, entre ellas ir a comprar. Es de sentido común que uno de los lugares donde hay más riesgo de contagio y en donde se tienen que adoptar las mayores medidas de protección son los supermercados, pues bien, según la ministra, es ahí adonde se permitiría salir a los niños. El sentido común brilló por su ausencia y por eso a las cinco horas tuvo que ser desmentida. Y suma y sigue.

primer día salida confinamiento niños primer día salida confinamiento niños En relación con el primer día de salida de los más pequeños tengo que decir que me ha parecido indignante y de una falta total de responsabilidad por parte de muchos padres y madres, ver las imágenes que se han publicado en las redes y en distintos medios de algunas ciudades en este primer día de salida.
Esta forma de actuar se contradice con lo manifestado por el ministro de Sanidad, Illa, de que se han cumplido las medidas para pasear. Por desgracia no ha sido así.

primer día salida confinamiento niños primer día salida confinamiento niñosLo cierto es que estas actuaciones no  ayudan mucho a poder conseguir que logremos ir volviendo a la vida normal, que costará, pero que con esta irresponsabilidad lo único que se va a conseguir es que tengamos que quedar confinados mas tiempo y de esa forma arruinar lo conseguido. Ahí lo dejo.

Y el pasado sábado, en un nuevo capítulo de Aló Presidente, se nos anunció que posiblemente el próximo 2 de mayo ← curiosa coincidencia con un día que marcó una gesta en nuestra Historia← si todo continúa como hasta ahora se podrán rebajar las medidas de confinamiento. Ya veremos cuales son y a quienes afectarán. Ojalá que en esta ocasión cuando se dicten no haya rectificaciones o desmentidos y todo quede muy claro, aunque será bastante difícil, según nos están mostrando. Lo que sí deseo es que la responsabilidad reine entre todos y no se vuelvan a repetir las imágenes que se días atrás.
Y como en estos días de encierro hay tiempo para muchas cosas, entre ellas estar en la cocina, me propuse preparar un plato que espero sea de vuestro agrado. Se trata de unas albóndigas caseras con tomate. No presentan apenas dificultad y el resultado merece el pequeño esfuerzo. Aquí os las dejo. Aprovisionaros de una buena barra de pan y disfrutad, lo que se pueda, del confinamiento.

Albóndigas caseras con tomate

Ingredientes
300 gr de carne de ternera
100 gr de magro de cerdo
2 cucharadas de tomate frito
50 gr de miga de pan
100 ml de leche
1 huevo
2 dientes de ajo
1 bote grande de tomate troceado
1 cebolla mediana
1 pimiento verde italiano
1 cucharadita de azúcar
1 cucharada de salsa de soja
harina
aceite de oliva virgen extra
perejil
sal

Elaboración
Pedimos en la carnicería que nos piquen los dos tipos de carne mezcladas.
Primero formamos las albóndigas y para ello ponemos en un bol la miga de pan, previamente remojada en leche y escurrida, añadimos la carne, una pizca de sal, el huevo batido, un diente de ajo picado muy fino, perejil también picado muy fino y dos cucharadas de tomate frito. Mezclamos todo hasta obtener una masa homogénea, formamos las albóndigas, las rebozamos en harina y freímos en una sartén con abundante aceite caliente hasta que estén doradas. Sacamos y ponemos a escurrir en un plato cubierto con papel absorbente.
Hacemos la salsa de tomate pochando en la sartén donde hemos frito las albóndigas, la cebolla pelada y picada y un diente de ajo picado muy fino junto con el pimiento verde cortado en brunoise. Cuando la cebolla transparenta incorporamos el tomate troceado y el azúcar. Removemos bien y cocinamos unos 30 minutos a fuego suave. A mitad de cocción añadimos la salsa de soja y removemos para mezclar. Rectificamos de sal si hace falta.
Incorporamos las albóndigas, removemos y tenemos en cocción hasta que la salsa tome consistencia.


albóndigas con tomate

albóndigas con tomate

Parte semanal del 20 al 26 de abril de 2020 COVID 19.
Si el domingo día 19 los contagiados eran 191.726 y 20.043 fallecidos, a día de hoy los contagios han roto la tendencia a disminuir semanalmente y han aumentado. Hasta ayer domingo 26 de abril los contagiados eran 223.759 y los fallecidos 23.190. Aunque siguen aumentando, ya que estas cifras representan un 17% más en contagios y un 16% más en fallecidos que la semana anterior, en proporción, suponen una disminución del 1% en los contagios y un 7% menos en fallecimientos con relación a los de la anterior semana. Es una buena señal que esperamos y deseamos continúe. A pesar de ello las cifras siguen doliendo.

Y ahora un momento para sonreír. Este es el vídeo del fin del confinamiento. Así nos vamos a ver.

Seguid cuidándoos que, en teoría, ya queda menos.

lunes, 20 de abril de 2020

Torrijas a la nata. Trigésimo séptimo día de confinamiento

Seguimos en confinamiento y en la tarde del sábado se nos anunció que se prorrogaba hasta el día 10 de mayo aunque con ciertos matices que aún están sin aclarar, como en la mayoría de las ocasiones, pero que al parecer se va a permitir que, a partir del día 27, los niños puedan salir a la calle. Con quién o cuanto tiempo, se supone que lo dirán, ya que las improvisaciones están al orden del día.
Aunque ya la Semana Santa pasó, estos días de encierro invitan a estar en la cocina y también incitan a caer en la tentación de preparar recetas dulces, léase, bizcochos, rosquillas, torrijas, tartas, etc, etc, y raro será quien no lo haya hecho, pero hay que tener en cuenta que, la falta de ejercicio, además de otras cosas hará que, ineludiblemente, cuando pase esto aunque vaya para largo, se aumenten unos cuantos gramos de más y las tallas que ahora, mejor dicho, que antes nos venían bien, queden inservibles teniéndonos que poner a una dieta estricta para conseguir de nuevo poder usarlas. Aunque ya veremos para que verano, porque el de este año lo veo bastante crudo.
Y aunque he procurado mantenerme a raya en cuanto a elaborar mucho dulce no he podido resistirme a preparar unas torrijas para cumplir con la tradición. Las que he hecho ahora tienen unas variantes con las que hecho hasta ahora y no son otras mas que utilizar pan de molde especial para torrijas, es la primera vez que lo uso, y batir los huevos con la nata una vez, esta, se haya entibiado y aromatizado. Y este ha sido el resultado. A ver que os parece.

Torrijas a la nata

Ingredientes
12 rebanadas de pan para torrijas
750 ml de nata para cocinar
1 rama de canela
1 piel de limón
3 vainas de cardamomo
80 g de azúcar
3 huevos

Elaboración
Colocamos las rebanadas de pan en recipientes con base plana, formando una capa.
Ponemos un cazo al fuego con la nata, piel de limón, las semillas de cardamomo, el azúcar y la canela. Llevamos a ebullición y apartamos del fuego y dejamos infusionar.
Cuando enfríe colamos y añadimos los huevos batidos. 
Removemos bien para mezclar.
Regamos las rodajas de pan con la mezcla de nata y huevos hasta que absorba todo el liquido.
Calentamos una cantidad generosa de aceite en una sartén y cuando toma calor las vamos friendo por tandas hasta que queden doradas.
Las vamos sacando y colocamos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
Espolvoreamos cada una de ellas con una mezcla de azúcar y canela molida.

torrijas a la nata

torrijas a la nata

Hemos alcanzado los 37 días de confinamiento. En esta última semana los contagios y los fallecidos aunque han seguido en aumento, la proporción es mucho menor, indicando al parecer, que la situación mejora. Si el pasado domingo los contagiados eran 161.852 y 16.353 fallecidos, a día de hoy los contagios y fallecimientos, aunque se siguen produciendo, van a la baja ya que hasta ayer domingo 19 de abril los contagiados eran 191.726 y los fallecidos 20.043. Estas cifras representan un 18% de aumento en contagios y un 23% en fallecidos que si comparamos con el 24%  y el 32 % de la semana anterior reflejan una disminución del 6% en los contagios y un 9% en fallecimientos que, aunque todavía en aumento, la proporción indica una caída considerable.
No obstante, sigo pensando en que si se hubieran tomados las medidas oportunas en su momento tanto los contagiados como los fallecimientos hubieran sido mucho menores, pero no se hizo y este es el resultado.
La improvisación y la falta de rigor en las cifras hace pensar que la credibilidad de quienes en estos momentos llevan la dirección de las actuaciones es nula. Tanto es así que han tenido que retirar cientos de miles de mascarillas entregadas a las distintas Comunidades para los equipos médicos y sanitarios porque se han dado cuenta, ahora, que no protegen. ¿Quién es el que las autorizó? ¿Quién las certificó? Sencillamente esto es un descontrol total y lo peor es que se juega con la salud y la vida de quienes en primera línea están luchando para erradicar este virus y tratan de salvar vidas. Creo que estos profesionales se merecen un respeto y que no se puede ni debe jugar con ellos. Tiene que haber unos responsables de tanta ineptitud  y desde luego no son ellos, no son los que a diario se juegan su vida por salvar las de los demás.
Os dejo esto para que sonriáis un poco. Es lo que está sucediendo.


Ya falta menos, si no nos engañan, así que no salgáis de casa, pasadlo bien y sobretodo ¡cuidaros!

lunes, 13 de abril de 2020

Croquetas de champiñones. Trigésimo día de confinamiento

Hoy, aquí es festivo, se cumplen los 30 días de confinamiento y todavía restan dos semanas más para finalizarlo, eso si no se decide prorrogarlo, que todo pudiera ser. Parece ser que el día 27 se van a relajar un poco las medidas, veremos en que van a consistir porque ayer, de nuevo, en una aparición televisiva a la que ahora está tan aficionado nuestro presidente ha mencionado que, si la relajación hace aumentar los contagios se tendrían que endurecer las medidas de confinamiento, así que en esas estamos.
Como seguimos sin poder salir salvo para casos muy excepcionales, la cocina sigue siendo una de las estancias mas solicitadas de la casa. Ello tiene un cierto peligro dado que la tentación a dedicarse a la repostería es grande en estos momentos porque eso supone una mayor ingesta de calorías que el cuerpo no gasta ya que está recluido y cuando llegue el momento de salir cabe la posibilidad de que se haya aumentado un par de tallas como mínimo, si no son más 😂😂, porque según los estudiosos del tema y reconozco que ahora salen muchos, coinciden en que de media se va a engordar unos 4 kg, así que no es cosa de broma.
Bueno, bromas aparte aquí os dejo unas sencillas croquetas que pueden ser de mucha ayuda para no propasarse en la adicción de calorías. A ver que os parecen.

Croquetas de champiñones

Ingredientes
1 cebolla pequeña
80 gr de champiñones laminados
40 gr de harina
250 ml de leche
1 pizca de nuez moscada
2 huevos
pan rallado
aceite de oliva virgen extra
sal

Elaboración
Pelamos y picamos la cebolla en trozos pequeños. Lavamos los champiñones y los picamos finos con ayuda de la picadora.
croquetas champiñones cebolla En una sartén ponemos a calentar un fondo de aceite. Cuando esté caliente, añadimos la cebolla y la pochamos. Cuando comience a tomar color añadimos los champiñones y cocinamos hasta que suelten el agua.
Incorporamos la harina y removemos para mezclar y quitar el sabor a crudo.

croquetas champiñones masa Añadimos la leche poco a poco según la masa lo vaya pidiendo. Espolvoreamos con la nuez moscada y salamos. Removemos continuamente hasta que la masa se despegue de las paredes de la sartén.

croquetas champiñones masa tapada Sacamos la masa a una fuente y cubrimos con papel transparente y la ponemos en el frigorífico hasta que la vayamos a utilizar

croquetas champiñones formadas En un plato hondo batimos los huevos con un poco de sal y en otro plato ponemos pan rallado. Formamos las croquetas, las pasamos por el batido de huevo y a continuación por el pan rallado.
Ponemos una cantidad abundante de aceite a calentar en una sartén y cuando toma calor vamos friendo las croquetas.  Le vamos dando vueltas para que tomen color uniforme y colocamos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Espero que sean de vuestro agrado.
croquetas de champiñones

Hemos alcanzado los 30 días de confinamiento  y que han sido alargados hasta el domingo 26, aunque por lo que se va diciendo puede que el periodo se alargue. En esta última semana los contagios y los fallecidos aunque han seguido en aumento, la proporción es mucho menor, indicando al parecer, que la situación mejora. Si el pasado domingo los contagiados eran 130.759 y 12.418 fallecidos, a día de hoy esos números, aunque han aumentado, lo han hecho de una manera bastante menor ya que hasta ayer domingo 12 de abril los contagiados eran 161.852 y los fallecidos 16.353. Estas cifras representan un 24% de aumento en contagios que en comparación con el 79% de la semana anterior refleja una notable disminución y un 32% en fallecidos que si se compara con el 108 % de la semana anterior se ve que su disminución es muy importante.
Esperemos que la cosa vaya mejorando y no haya necesidad de ampliar más tiempo el confinamiento porque si es así vamos a terminar peor que la persona de este vídeo.

A seguir en casa y cuidaros. Ya falta menos.