lunes, 11 de noviembre de 2019

Tortiglioni con pisto y champiñones

La pasta, y no me refiero al dinero jj, suele gustar a casi todos aunque hay algunas excepciones. Pero salvando esas excepciones hay que reconocer que un plato de pasta te solventa una comida de forma rápida y además sin estar mucho tiempo en la cocina, máxime cuando ahora parece que el tiempo es el rey del mundo.
Pues bien, el otro día me decidí, contra viento y marea, a preparar un plato de pasta. En la compra por el super vi unos paquetes de esta pasta y me llamó la atención así que me la compré para ver que tal resultaba.
Tampoco me estrujé las meninges para ver como la preparaba, en el recorrido vi en la estantería unos envases que he utilizado a veces y que no dudé en volverlo a hacer y de paso cogí una bandeja de champiñones laminados para rematar la faena. Y esto es lo que me dio el recorrido por el super y el paso por la cocina. Un plato que sin duda repetiré.

Tortiglioni con pisto y champiñones

Ingredientes (2 pax)
140 gr de tortiglioni
1 envase de pisto
80 gr de champiñones laminados
1 pimiento verde
50 ml de vino blanco
1 diente de ajo
1 cucharada de alcaparras
aceite de oliva virgen extra
sal
caldo de cocción de la pasta

Elaboración
En un cazo con agua y sal ponemos a cocer los tortiglioni siguiendo las indicaciones del fabricante. En mi caso 12 minutos. Depende del gusto de cada cual. Escurrimos y reservamos un poco de caldo de la cocción.
Lavamos y escurrimos los champiñones.
Mientras cuece la pasta ponemos una sartén con aceite al fuego y sofreímos el diente de ajo picado. Cuando toma color incorporamos el pimiento verde cortado a trozos, cuando pierde color añadimos los champiñones laminados, salamos  y cuando pierden el agua añadimos el vino y reducimos.
Abrimos el envase de pisto y lo agregamos a los champiñones, removemos bien y echamos el caldo de cocción reservado, dejamos reducir y añadimos las alcaparras, removemos y por último incorporamos la pasta, removemos para mezclar sabores y servimos.

tortiglioni con pisto y  champiñones

Confío en que sea de vuestro agrado.

lunes, 4 de noviembre de 2019

Ensalada de patatas, huevo duro y verduras

Ya el verano pasó pero por las temperaturas, al menos por esta zona, parece como si siguiera dando sus últimos coletazos. Lo cierto es que no hace mucho calor pero tampoco estamos viviendo unas temperaturas más de otoño que de verano. Ayer aquí el día cambió. Salió nublado y con rachas de viento, a media mañana cayeron algunas gotas pero que ni mojaron el suelo.
Aprovechando esta tesitura preparé esta ensalada que acompañó muy bien al día festivo y un tanto destemplado.
A ver que os parece.

Ensalada de patatas, huevo duro y verduras

Ingredientes
4 patatas medianas
2 huevos
3 latas de atún en aceite de oliva
1 pimiento verde italiano
1 pepino
2 tomates de pera
1 cebolleta
1 lata de aceitunas negras
vinagre de vino blanco
aceite de oliva virgen extra
sal

Elaboración
En una olla con agua y sal, cocemos las patatas con su piel. Cuando comprobamos que están cocidas escurrimos y dejamos enfriar.
En un cazo con agua, sal y vinagre cocemos los huevos durante 10 minutos. Refrescamos con agua del grifo, dejamos enfriar y los pelamos, separamos las yemas de las claras y picamos estas últimas.
Quitamos el pedúnculo, las semillas y los nervios blancos al pimiento y lo cortamos en tiras y luego en cuadrados.
Pelamos el pepino, lo cortamos por la mitad y luego en rodajas.
Pelamos y picamos fino los tomates y la cebolleta.
En un tazón, preparamos una vinagreta con 6 cucharadas de aceite, 2 de vinagre, sal y las yemas bien picadas. Mezclamos y reservamos.
Pelamos y cortamos las patatas en cuadrados.
En un bol ponemos las patatas, las verduras, las claras de huevo picadas y el atún semiescurrido. Agregamos la vinagreta y removemos. Adornamos con las aceitunas negras. Guardamos en el frigorífico hasta el momento de servir. 

ensalada de patatas, huevo duro y verduras
Esperemos que a partir de ahora las temperaturas sean acordes a la fecha en la que nos encontramos, casi a un mes del invierno y por supuesto de las Navidades.
Confío en que haya sido de vuestro agrado.

lunes, 28 de octubre de 2019

Gulas y langostinos al ajillo

Vuelvo a las andadas después de unos meses de letargo ya que entre el verano y las pocas ganas que se tienen al volver a la rutina no había publicado en estos meses.
Espero y deseo que hayáis disfrutado de todos estos meses, lo cierto es que yo no me he podido quejar.
En esta ocasión la receta no tiene complicación y os puedo asegurar que es una delicia. No se requiere tiempo para cocinar y tenéis un plato estupendo para una cena o como entrante de una comida. Seguro que os gustará.

Gulas y langostinos al ajillo

Ingredientes
14 langostinos
100 g de gulas
2 dientes de ajo
1 guindilla
perejil
aceite de oliva virgen extra
sal

Elaboración
Pelamos los langostinos y reservamos.
Ponemos una sartén al fuego con un chorro de aceite de oliva, añadimos el ajo picado y la guindilla y doramos todo. Cuando el ajo toma color incorporamos los langostinos, removemos y cocinamos a fuego fuerte hasta que comiencen a reducir, añadimos las gulas, salamos, espolvoreamos con perejil picado y salteamos a fuego fuerte un par de minutos..

gulas y langostinos al ajillo

gulas y langostinos al ajillo

Espero que este plato tan sencillo sea de vuestro agrado.

martes, 25 de junio de 2019

Pastel de naranja y almendras con almibar de naranja y ganache de chocolate

Ayer, día de San Juan, en esta Comunidad sabiendo que celebraba mi onomástica tuvieron el detalle de considerarlo festivo, de ahí que no publicara y que lo haya hecho en el día de hoy.
Para celebrar el día preparé este pastel de naranja y almendras que decidí intentar hacer después de haber tenido la ocasión de probarlo en un restaurante de Benicassim con el que nos obsequiaron al finalizar una comida que habíamos tenido con motivo de una celebración.
Tanto nos gustó que tuve la osadía de preguntar a quien la había hecho, la madre de una de las dueñas, por los ingredientes y la forma de hacerlo. Obviamente eran en mayor cantidad que los que he utilizado para preparar este pastel y supongo que la forma de hacerlo se asemejará a como lo hizo, aunque ya sabéis que cada maestrillo tiene su librillo y no es lo mismo una cocina de restaurante que una de casa ni tampoco es igual la maestría de una cocinera como la de un aficionado. Así que aquí os dejo mi versión de ese delicioso pastel que tuvimos la ocasión de degustar y saborear. Espero que si lo hacéis os guste tanto como a nosotros. 

Pastel de naranja y almendras con almíbar de naranja y ganache de chocolate

Ingredientes
2 naranjas medianas
250 gr de almendra molida
5 huevos XL
200 gr de azúcar
medio sobre de levadura (8 gr)
2 cucharadas de agua de azahar
mantequilla para engrasar el molde

Para el almíbar de naranja
120 ml de zumo de naranja
80 gr de azúcar


Para el ganache de chocolate
100 gr de chocolate fondant
50 ml de nata para montar

Elaboración
Lavamos bien las naranjas y las ponemos a cocer con agua en la olla rápida durante 15 minutos. Dejamos despresurizar, sacamos y dejamos enfriar.
Una vez frías, cortamos las partes duras de los polos, las partimos, quitamos las pepitas si las tienen y trituramos en el vaso de la batidora. Reservamos.
Precalentamos el horno a 180ºC.
En un bol batimos los huevos hasta que blanqueen, añadimos el agua de azahar, incorporamos el azúcar y batimos hasta integrar.
Mezclamos la almendra molida con la levadura y la añadimos a la mezcla anterior.
Agregamos la naranja triturada y mezclamos bien con ayuda de una lengua.
Vertemos la mezcla en un molde (el mío  de 22 cm de diámetro) previamente engrasado con mantequilla y horneamos a 180ºC. En mi horno lo he tenido 1hora y 5minutos. Comprobamos que está cocido pinchando con una brocheta y si no es así dejamos unos minutos más.
Una vez enfriado, desmoldamos y calamos con el almíbar de naranja. Dejamos que empape bien y cubrimos con la ganache de chocolate.

Almíbar de naranja
Calentamos a fuego medio el zumo de naranja colado y el azúcar, removiendo para ayudar a que se disuelva el azúcar.
Cocinaremos unos tres minutos a partir de que hierva, hasta que quede un color naranja uniforme.

Ganache de chocolate
En un bol ponemos el chocolate troceado.
Calentamos en un cazo la nata y antes de que rompa a hervir, apagamos el fuego y añadimos
al chocolate troceado.
Dejamos reposar un par de minutos para que el chocolate se vaya derritiendo y batimos con unas varillas hasta que se funda totalmente.
Vertemos la ganache por la superficie de la tarta y dejamos enfriar para que solidifique.

Ingredientes
pastel de naranja y almendras. Ingredientes
Hecha ya la mezcla para ir al molde
pastel de naranja y almendras
Recién horneado
pastel de naranja y almendras
Emborrachado con el almíbar de naranja
pastel de naranjas y almendras
Cubierto con el ganache de chocolate
pastel de naranjas y almendras
Corte
pastel de naranja y almendras
Para degustar
pastel de naranja y almendras
Os puedo asegurar que es una verdadera delicia. Jugoso, se deshace en la boca y con un sabor a naranja que os encantará. Sin lugar a dudas un pastel para repetir. Quedáis invitados.
Como es de suponer brindé por todos vosotros con cava valenciano.
Espero que haya sido de vuestro agrado y que hayáis pasado un fabuloso día.
¡¡¡Feliz verano!!!

lunes, 17 de junio de 2019

Boquerones rebozados y en vinagre (2 por 1)


boquerón
El boquerón, Engraulis encrasicolus, es un pescado azul. Junto a la sardina y el jurel son los tres pescados azules más consumidos en España.
Según la zona donde nos encontremos se conoce de forma distinta. En el norte, anchoa o bocarte, en el sur, boquerón. Existe no obstante una sutil diferencia ya que normalmente se denomina anchoa cuando está en conserva y boquerón o bocarte cuando se consume en fresco o en vinagre.
Es una especie que abunda en el Atlántico y en el Pacífico aunque también se encuentra en el Mediterráneo y en el mar Negro. Vive a unos 100 metros de profundidad y es en los meses de primavera y verano cuando es la mejor temporada para consumirlos.
El verano está a las puertas de casa y ya huele a vacaciones, sol, playa o montaña. Dentro de unos días para muchos comenzarán los tan esperados días de descanso. Peñíscola 2019
En muchos lugares se están llevando a cabo los cambios de campamento, de los de invierno a los de verano y ya las playas comienzan a verse pobladas de sombrillas y de gente ansiosa de tomar los primeros rayos de sol.
No abuséis mucho del sol y protegeros bien con las cremas solares, nos evitarán más de una incidencia.
Y nada mejor para empezar tomando el sol en la terraza del apartamento que saboreando unos boquerones rebozados o en vinagre acompañados de una cerveza o vino bien fresquito y por supuesto en grata compañía.
Hace unos días mi mujer compró unos boquerones que tenían una pinta fabulosa. Como hacía tiempo que no los preparaba en vinagre le dije que, cuando acabara de limpiarlos, para prepararlos rebozados, me apartara unos cuantos para hacerlos en vinagre. Así que os dejo las dos formas de prepararlos. Seguro que os gustarán.

Boquerones rebozados

Ingredientes
1 kg de boquerones
2 huevos
harina
aceite de oliva virgen extra
sal

Elaboración
Pedimos en la pescadería que nos limpien los boquerones, quitándoles la cabeza y vísceras.
Una vez en casa, los lavamos y quitamos la espina central. Los abrimos y dejamos escurrir.
En una sartén ponemos a calentar abundante aceite.
En un plato cascamos los huevos y los batimos con una pizca de sal.
Mientras calienta el aceite pasamos los boquerones por harina y huevo batido y cuando el aceite está caliente echamos los boquerones, los freímos unos minutos por cada lado, sacamos y ponemos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
La foto la tenía guardada de tiempo atrás. Así quedan.
boquerones rebozados

Boquerones en vinagre

Ingredientes (en mi caso)
8 boquerones
8 aceitunas rellenas de pimiento morrón
30 ml de vinagre de vino blanco
70 ml de agua
1 diente de ajo
perejil
aceite de oliva virgen extra
sal

Elaboración
Una vez bien lavados los boquerones, los ponemos en un recipiente adecuado y los metemos en el congelador para evitar, en su caso, el anisakis. Yo los tuve 24 horas.
Transcurrido ese tiempo los descongelamos, los lavamos, escurrimos y los ponemos en un recipiente.
Salamos y cubrimos con la mezcla de agua y vinagre. Yo los tuve hasta el día siguiente.
Sacamos del recipiente y colocamos en una fuente, cubrimos con aceite de oliva virgen extra y le ponemos el ajo picado. Los tenemos así unas horas hasta que los vayamos a tomar. 
Emplatamos con perejil picado y unas aceitunas rellenas de pimiento morrón.

boquerones en vinagre

boquerones en vinagre

boquerones en vinagre
Confío en que estas dos sencillas formas de preparar un pescado tan delicioso como el boquerón hayan sido de vuestro agrado.

lunes, 10 de junio de 2019

Lomo de cerdo con cebolla confitada y pimientos del piquillo caramelizados

Hemos entrado en la segunda semana del mes de junio y dentro de pocos días llega el verano.  El calor ya se está dejando notar por esta zona así que, en pocas fechas, las ciudades quedarán casi vacías y comenzará el éxodo a la playa, a la montaña o a pueblos del interior y darán comienzo las tan esperadas vacaciones. Esto ya se va notando porque la actividad en la blogosfera ha disminuido bastante, es normal, con el calor apetece muy poco estar sentado delante del ordenador editando la receta pero hay que hacerlo 😥.
Hace unos días os propuse unas cebollas confitadas con pimientos del piquillo caramelizados. Como suelo hacer más cantidad que menos procuro guardar el sobrante para otra ocasión. Y lo cierto es que no tardó mucho en producirse ya que me vi en la obligación de tener que utilizarlo. Y es que por diversas circunstancias, el tiempo libre ha brillado por su ausencia y tuve que echar mano de lo que encontrara en el frigorífico.
Como podéis comprobar es un plato que se hace en un santiamén y que nos viene muy bien cuando no disponemos de tiempo o porque nos surge alguna incidencia.
Siempre hay que tener alguna reserva en el frigorífico que nos pueda sacar de un apuro.

Lomo de cerdo con cebolla confitada y pimientos del piquillo caramelizados

Ingredientes
400 gr de lomo de cerdo en filetes
 sal
pimienta negra molida

1 lata de pimientos del piquillo
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
2 cucharadas de postre de azúcar


3 cebollas medianas
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
sal

Elaboración
La forma de hacer la cebolla y los piquillos la tenéis aquí, no obstante para vuestra comodidad os la vuelvo a escribir. Vamos primero con la mezcla de cebolla y piquillos.

De los pimientos del piquillo
Abrimos la lata de pimientos, los sacamos, retiramos las semillas que pudieran llevar y los cortamos en tiras. Reservamos el jugo.
En una sartén ponemos a calentar la cucharada de aceite, cuando templa añadimos los pimientos con su jugo y cocinamos a fuego muy suave removiendo continuamente.
Cuando el jugo de los pimientos comienza a burbujear añadimos el azúcar y continuamos la cocción siempre a fuego muy suave y removiendo hasta que la salsa espesa ligeramente. Reservamos.
De la cebolla
Pelamos las cebollas quitándole la primera capa y las cortamos como para tortilla.
En una sartén ponemos el aceite y añadimos la cebolla, echamos un poco de sal y removemos a fuego bajo.
Continuamos reduciendo la cebolla sin dejar de remover hasta que vemos que la cebolla comienza a oscurecerse y todo el agua se ha eliminado.
En un bol ponemos los pimientos del piquillo y las cebollas y removemos para mezclar.

El sobrante de esa mezcla es lo que he utilizado para preparar este lomo.
En una sartén con un poco de aceite ponemos la mezcla de cebolla y piquillos a calentar. Cuando toma calor, sacamos de la sartén y reservamos en caliente.
Limpiamos los filetes de lomo de la grasa que pudiera tener, salpimentamos y doramos por ambos lados en el aceite donde hemos calentado la cebolla y piquillos.
Cuando los tenemos a nuestro gusto sacamos y emplatamos con el acompañamiento de la cebolla y piquillos.

lomo de cerdo con cebolla confitada y piquillos caramelizados
Dado que he utilizado un sobrante de otra preparación considero que este plato puede ser incluido en el proyecto 1 +/- 100 desperdicio 0  que Marisa en su blog Thermofan nos propone del 1 al 30/31 de cada mes.

Como veis, con el sobrante de otras preparaciones se pueden y deben confeccionar nuevos platos que nos sirven para sacarnos de un apuro.
Espero que haya sido de vuestro agrado.

lunes, 3 de junio de 2019

Tortilla de perejil

El perejil (Petroselinum crispum) es una planta muy común en la zona del Mediterráneo. Esta planta constituye una de las fuentes más abundantes de vitaminas A, C, calcio y hierro y además tiene propiedades digestivas, diuréticas y remineralizantes. 
Es ideal para formar parte de los guisos, mayonesas, vinagretas y sopas. Su combinación con pan rallado es ideal para empanar.
Se han hecho muchos estudios sobre esta hierba aromática y uno de los más recientes preconiza que previene la diabetes en una proporción muy elevada y también ayuda a combatir el cansancio.
Después de este pequeño preámbulo sobre esta hierba aromática voy a entrar un poco en el tema de como preparé esta tortilla. Quien hace la compra en casa, normalmente soy yo, que para eso soy el amo de casa. Pues bien, no hace muchos días estaba en la carnicería para comprar cuando oí una conversación entre la dueña de la carnicería y una cliente que resultó ser vecina mía del apartamento. Estaban hablando del perejil, ya que en el mostrador había colocados unos recipientes con unas ramas de perejil hermosas. La conversación giraba sobre tortillas y salió a colación la de perejil. Presté atención ya que me resultaba curioso lo de preparar una tortilla con esa hierba.
Al salir mi vecina intercambiamos saludos ya que hacía tiempo que no nos veíamos. Total que antes de despedirnos le pregunté si era cierto lo de la tortilla de perejil. Me dijo que sí y que si no la había probado no sabía lo que me perdía. Incrédulo, le pedí la forma de hacerla y esta es como me la dijo. Lo cierto es que me sorprendió y muy agradablemente. Ya la he hecho en varias ocasiones. Espero que si la hacéis os guste. Fácil de hacer y para una cena es ideal.  

Tortilla de perejil

Ingredientes
2 huevos
2 cucharadas soperas rasas de pan rallado
8 ramitas de perejil
1 diente de ajo
aceite de oliva virgen extra
sal

Elaboración
Lavamos el perejil, cortamos los tallos y picamos las hojas muy finas.
Pelamos y picamos el ajo muy fino.
Cascamos los huevos, los batimos en un bol con un poco de sal, añadimos el pan rallado y el perejil picado y removemos bien para mezclar.
Ponemos en el fuego a calentar una sartén con muy poco aceite. Echamos los ajos y cuando toman color retiramos del fuego y los añadimos a la mezcla de huevos, pan rallado y perejil  y mezclamos.
En la misma sartén donde hemos sofrito el ajo ponemos un poco de aceite a calentar. Volcamos el batido y formamos la tortilla.

tortilla de perejil

Al tener forma alargada no es que sea una tortilla perfecta así que no creo que Concha Cabello la pueda incluir en su blog Club de la Tortilla Perfecta. No obstante aquí la dejo.

lunes, 27 de mayo de 2019

Cebolla confitada con pimientos del piquillo caramelizados

En la anterior entrada hice mención al programa Masterchef y hoy vuelvo a hacerlo más que nada porque la receta que os propongo hoy es sencilla aunque visto lo visto en el último programa del día 21 ya no sé que pensar viendo el nivel de los participantes.
La prueba inicial giraba sobre el tomate y para ello tuvieron que confeccionar dos recetas, una, un gazpacho y otra, una salsa de tomate.
Se me cayeron los palos del sombrajo viendo y oyendo los gazpachos que habían preparado, aluciné con algunas elaboraciones máxime cuando uno de los participantes, según dice es andaluz y comentó que nunca lo había hecho, increíble pero cierto.
Y con la salsa de tomate más de lo mismo. Creo que en esta edición se están viendo los participantes con menor nivel. Es posible que en las clases se dediquen a elaborar platos más sofisticados y mas elaborados como el postre que tuvieron que preparar en la prueba eliminatoria pero creo que si no conocen y no saben preparar unas recetas básicas, de cocineros pueden tener lo que yo de ministro. Ignoro a qué se pueden dedicar mientras aprenden pero me da que, poco o ningún caso deben hacer a los profesores. Así luego se ve lo que se ve. En fin, no os canso más con el programa, vamos a lo que toca. A ver si os gusta.  
Hemos visto muchas veces infinidad de platos en los que se utiliza cebolla caramelizada. Y también muchos en los que su ingrediente es la cebolla confitada. ¿Pero son iguales la confitada y la caramelizada?
Aunque parezca que son iguales no es así y en numerosas ocasiones se ha confundido su nombre.
¿Qué diferencia hay pues entre la confitada y la caramelizada? Muy sencillo, la confitada no lleva azúcar mientras que la caramelizada sí, aunque también se le pueden añadir de otros ingredientes. Ambas tienen en su elaboración dos elementos comunes, el aceite y cocinarlas a fuego suave.
Es una receta sencilla de hacer y solo requiere pasar un poco de tiempo en la cocina pero el resultado merece la pena.
Normalmente tengo pimientos del piquillo caramelizados en el frigorífico, ya que suelo usarlos bastante, y se me ocurrió unir un sobrante guardado, con cebolla que preparé para la ocasión y la unión prometió. Los preparo de esta forma aunque también os lo recuerdo aquí.

Cebolla confitada y pimientos del piquillo caramelizados

Ingredientes
1 lata de pimientos del piquillo
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
2 cucharadas de postre de azúcar

Para la cebolla confitada
3 cebollas medianas
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
sal

Elaboración

De los pimientos del piquillo
Abrimos la lata de pimientos, los sacamos, retiramos las semillas que pudieran llevar y los cortamos en tiras. Reservamos el jugo.
En una sartén ponemos a calentar la cucharada de aceite, cuando templa añadimos los pimientos con su jugo y cocinamos a fuego muy suave removiendo continuamente.
Cuando el jugo de los pimientos comienza a burbujear añadimos el azúcar y continuamos la cocción siempre a fuego muy suave y removiendo hasta que la salsa espesa ligeramente. Reservamos.

De la cebolla
Pelamos las cebollas quitándole la primera capa y las cortamos como para tortilla.
En una sartén ponemos el aceite y añadimos la cebolla, echamos un poco de sal y removemos a fuego bajo.
Continuamos reduciendo la cebolla sin dejar de remover hasta que vemos que la cebolla comienza a oscurecerse y todo el agua se ha eliminado.
En un bol ponemos los pimientos del piquillo y las cebollas y removemos para mezclar.

Y aquí tenéis el resultado

cebolla y pimientos del piquillo caramelizados
Al utilizar un sobrante creo que esta receta puede tener cabida en el proyecto 1 +/- 100 desperdicio 0  que Marisa en su blog Thermofan nos propone del 1 al 30/31 de cada mes.

Espero que sea de vuestro agrado.

lunes, 20 de mayo de 2019

Tortilla de espirales con atún y aceitunas

Casi todas las semanas suelo preparar un plato de pasta. Este miércoles pasado preparé unos espirales con atún y aceitunas de igual manera que estos lazos con atún con la diferencia de sustituirlos por espirales tres colores.
También os pueden gustar estos penne ziti rigate en salsa putanesca.
Normalmente, aunque somos dos para comer, suelo preparar algo más de cantidad y así el sobrante lo guardo y lo aprovecho para repetir cuando no tengo ganas de cocinar.
Y ni corto ni perezoso, este pasado viernes, dado que no me apetecía mucho cocinar me decidí a preparar una tortilla con el sobrante de esa pasta. Y he aquí el resultado.
Una tortilla que, aunque parezca un tanto raro, está de vicio, os lo puedo asegurar. Nunca la había hecho con anterioridad y tengo que deciros que repetiré en otra ocasión porque el resultado merece la pena. Tenéis una comida o una cena en un abrir y cerrar de ojos y si la acompañáis con una ensalada ya ni os cuento.
¿Os animáis a prepararla?
La receta de la pasta la preparé así

Ingredientes
200 gr. de espirales tres colores
3 latas pequeñas de atún
1 diente de ajo
1 lata de aceitunas rellenas de anchoa
aceite de oliva virgen extra
sal

Elaboración
Cocemos los espirales en abundante agua con sal. Escurrimos, refrescamos y reservamos.
Mientras, cortamos las aceitunas en rodajas.
Ponemos un poco de aceite en una cazuela y echamos el ajo picado. Cuando toma color agregamos las aceitunas y el atún con su aceite, mezclamos y añadimos los espirales. Removemos y cuando están calientes servimos.

La tortilla de espirales la preparé de esta forma. A ver que os parece.

Tortilla de espirales con atún y aceitunas

Ingredientes
Sobrante de la anterior receta unos 80 gr.
3 huevos
2 cucharadas soperas de tomate frito
aceite de oliva virgen extra
sal
Elaboración
Ponemos aceite en una sartén, cuando toma calor incorporamos el sobrante de los espirales que teníamos reservados. Añadimos el tomate frito y removemos para mezclar. Apartamos y reservamos.
Cascamos los huevos en un bol con una pizca de sal y batimos.
Incorporamos los espirales reservados y mezclamos bien.
En la sartén donde hemos calentado el sobrante de espirales ponemos a calentar dos cucharadas de aceite. Cuando toma calor incorporamos el contenido del bol, dejamos cuajar y con la ayuda de un plato damos la vuelta al contenido de la sartén, volcamos de nuevo y cuajamos. Pinchamos varias veces sobre toda la superficie y cocinamos a fuego suave hasta que cuaje, al gusto de cada uno.

Y aquí tenéis el resultado. Espero que os guste.
tortilla de espirales con atún y aceitunas

tortilla de espirales con atún y aceitunas

tortilla de espirales con atún y aceitunas

Esta publicación la incluyo en el proyecto 1 +/- 100 desperdicio 0  que Marisa en su blog Thermofan nos propone del 1 al 30/31 de cada mes.
No sé si esta tortilla merece los parabienes de Concha Cabello para ser incluida en su blog El Club de la Tortilla Perfecta.

No obstante aquí os la dejo.

Espero que os haya agradado.

lunes, 13 de mayo de 2019

Arroz con alcachofas y champiñones

Estamos llegando al final de la temporada de las alcachofas pero todavía las encontramos en el mercado. Las alcachofas es una de las verduras que más me gusta y siempre encuentro algún motivo para cocinarlas. También soy un asiduo al champiñón, en este caso me decanté por los Portobello así que decidí unir los dos ingredientes al arroz, cereal que también me encanta, y preparar esta receta. Receta que viene reseñada en un libro sobre paella y los arroces y que me regalé hace ya algunos años.
Si veis el programa de Masterchef, procuro no perderme ninguno, en el último que pusieron el pasado día 7, a uno de los participantes le correspondió preparar un plato con un pescado. En esta prueba, que era la eliminatoria, debía preparar un plato con el pescado que le designó quien hizo el reparto. Le asignó el pargo. Pues bien, el plato que preparó fue un arroz y finalizada la prueba, al emplatar puso un trozo de limón casi tan grande como la porción de arroz. 
El jurado hizo una serie de observaciones sobre si se debía poner o no al arroz, algunas de ellas molestaron al participante. Como no soy un profesional de la cocina supongo que el limón en el arroz tendrá sus defensores y sus detractores. Debo decir que en todas las recetas con arroz que he visto, en ninguna figura limón aunque por otro lado en muchos sitios si he visto que se pone limón encima de la paella. La duda que se me suscita es si se pone para adornar o para darle un toque de sabor que creo difumina el resultado final. Pero como digo no soy un profesional de la cocina. 
Os pregunto ¿ponéis limón en vuestros arroces?
Pregunta al margen, os dejo con este arroz que espero sea de vuestro agrado.

Arroz con alcachofas y champiñones

Ingredientes
160 gr de arroz
3 alcachofas
100 gr de champiñones Portobello
1 manojo de ajos tiernos
2 tomates maduros
1/2 cebolla
agua (doble volumen que de arroz)
azafrán
aceite de oliva virgen extra
sal

Elaboración
Limpiamos las alcachofas eliminando las hojas externas, cortamos las puntas, repasamos la base, las partimos en octavos y ponemos en un bol con agua y limón.
Limpiamos los champiñones, eliminamos el tallo y cortamos en láminas.
Limpiamos los ajos tiernos, dejando solo la parte blanca, quitamos la primera capa y cortamos en rodajas.
Pelamos la cebolla y cortamos fina. Rallamos los tomates.
En una paella con aceite salteamos las alcachofas, los champiñones y los ajos tiernos.
Incorporamos la cebolla y los tomates rallados y cocinamos hasta que reduzca. Añadimos el arroz, removemos para impregnar sabores y vertemos el agua en proporción de dos cucharones de agua por uno de arroz. Añadimos unas hebras de azafrán, sazonamos y cocinamos unos 18 minutos, los diez primeros a fuego fuerte y los ocho restantes a fuego moderado hasta que se absorbe el caldo. Dejamos reposar unos minutos.

Arroz con alcachofas y champiñones
¿Os apetece un plato?

lunes, 6 de mayo de 2019

Espirales con judías verdes en ensalada

Ayer, Día de la Madre, espero que todas las Madres hayáis pasado un muy feliz día en compañía de vuestra familia y que los regalos, que sin duda os habrán hecho, hayan sido numerosos.
Tener una madre es el mas preciado de los regalos que uno puede recibir por eso quien tiene a una madre tiene un tesoro. Disfrutad de ese tesoro siempre que podáis.
Comenzamos una nueva semana con una receta que, en esta ocasión, es de pasta. Como parece que el tiempo se va asentando y el calor ha hecho acto de presencia, consideré que en lugar de poner la pasta con una salsa caliente o templada vendría bien prepararla en forma de ensalada. Los espirales los he acompañado de unas judías verdes, verdura que nos gusta mucho y que preparo en muchas ocasiones.
A ver que os parece.

Espirales con judías verdes en ensalada

Ingredientes (4 pax)
300 g de espirales 3 colores
150 g de judías verdes
2 latas de atún en aceite de oliva
120 g de tomates cherry pera kumato
1 cebolleta
2 cucharadas de maíz dulce
20 aceitunas negras
aceite de oliva virgen extra
salsa mayonesa
sal

Elaboración
Ponemos a calentar una cazuela con abundante agua salada. Cuando comience
a hervir, añadimos la pasta, llevamos de nuevo a ebullición, y cocemos el tiempo que indique el fabricante. Escurrimos y refrescamos con agua fría.
Despuntamos las judías verdes, las troceamos y las cocemos en una cazuela con agua, durante 10 minutos. Escurrimos y refrescamos con agua fría.
Cortamos las aceitunas en rodajas. Lavamos los tomates cherry, los secamos y cortamos en cuartos.
Pelamos y picamos muy fina la cebolleta.
Colocamos los espirales en una ensaladera y los mezclamos con las judías, los tomates, el atún escurrido, el maíz dulce y las aceitunas. Regamos con un poco de aceite de oliva y acompañamos con salsa mayonesa.

espirales con judías verdes

espirales con judías verdes
Confío en que estos espirales hayan sido de vuestro agrado.

lunes, 29 de abril de 2019

Caballa al horno


La caballa, Scomber scombrus, es un pescado azul que también se conoce por sarda, verdel o verta. Es un pescado muy apreciado por su sabor y por tener una carne consistente que se presta a variadas preparaciones, guisada, al horno, en escabeche etc. Su cuerpo es azul mientras que sus aletas y vientre son de color gris, casi plateado, su dorso presenta unas líneas negras transversales.
Suele medir entre 20 y 30 cm y vive tanto en el Mediterráneo como en el Atlántico. Su carne es rica en ácidos grasos omega 3, su consumo contribuye a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos. Es una buena fuente de proteínas y contiene diferentes vitaminas y minerales. Entre las primeras destaca la vitamina B12 que supera a la que contienen los huevos y la carne; en cuanto a minerales su carne es rica en potasio, yodo, hierro, fósforo y magnesio.
Se encuentra en los mercados desde febrero hasta finales de mayo.
Aprovechando que ahora está en su apogeo decidí preparar este pescado en una de las formas que más le van, el horno. A ver que os parece.

Caballa al horno

Ingredientes ( 2 pax )
1 caballa de 400 gr aprox
3 patatas medianas
2 tomates de pera
1/2 cebolla
2 dientes de ajo
100 ml de vino blanco
aceite de oliva virgen extra
agua
sal

Elaboración
Pedimos en la pescadería que preparen la caballa para hacer al horno, quitándole la cabeza, la espina central, limpiarla y abrirla por la mitad.
Precalentamos el horno a 200ºC.
Lavamos el pescado, lo secamos y reservamos.
Pelamos las patatas y las cortamos a rodajas no muy gruesas. Reservamos.
Pelamos la cebolla y la cortamos a rodajas.
Lavamos los tomates y los cortamos a rodajas.
Pelamos y picamos muy fino los dientes de ajo.
En una fuente de horno echamos un poco de aceite y lo repartimos por toda la base. Colocamos las rodajas de patata y sobre ellas las de cebolla, salamos, esparcimos la mitad de los ajos picados y regamos con aceite.
Introducimos en el horno y cocinamos 20 minutos.
Sacamos la bandeja del horno, colocamos la caballa y la rodeamos con las rodajas de tomate. Salamos tanto la caballa como los tomates, regamos con un poco de aceite, echamos el vino, un poco de agua y volvemos a introducir de nuevo en el horno por un tiempo de 20 minutos, dependiendo del tamaño del pescado.

sacado del horno
caballa al horno
¿os apetece?
caballa al horno
Espero que haya sido de vuestro agrado.

martes, 23 de abril de 2019

Revuelto de acelgas al ajo

Ya acabó la Semana Santa y como en casi todos los años pasada por agua. Menos mal que por lo menos hasta el miércoles, en muchas ciudades y pueblos, han podido salir a procesionar las distintas Cofradías aunque algunas de ellas, por desgracia, no pudieran hacerlo. Espero, no obstante, que donde quiera que estuvieseis lo hayáis disfrutado plenamente, a mal tiempo buena cara.
Aquí también el tiempo ha sido muy malo, quienes hayan venido a disfrutar del sol y de la playa se habrán quedado con las ganas de ambas cosas. Ayer lunes, fue festivo aquí y, para no ser menos, el día lo acompañó a la perfección porque desde bien temprano la lluvia no nos dejó.
Hace unos días preparé este Potaje de Cuaresma,  y como no utilicé todo el contenido del envase de acelgas en conserva decidí aprovechar el resto para darle salida y así aprovechar todo. Como Marisa del blog Thermofan nos propone, en su proyecto 1+/- 100 desperdicio 0, confeccionar platos con el sobrante de otras preparaciones decidí cumplir su consejo y aprovechar el sobrante para preparar un plato distinto. En este caso un revuelto y que os dejo a continuación.  

Revuelto de acelgas al ajo

Ingredientes
1/2 bote de acelgas en conserva (220 g)
2 dientes de ajo
2 huevos
aceite de oliva virgen extra
sal

Elaboración
Pasamos las acelgas por agua del grifo y escurrimos.
Pelamos y picamos los ajos y los ponemos en una sartén con un fondo de aceite. Cuando comienzan a bailar incorporamos las acelgas escurridas, salamos y cocinamos unos minutos hasta eliminar el agua.
Mientras, en un bol cascamos los huevos, salamos y batimos como para tortilla.
Cuando el agua de las acelgas ha reducido incorporamos los huevos batidos y removemos para mezclar. Retiramos del fuego y dejamos cuajar con el calor remanente.

revuelto de acelgas al ajo

revuelto de acelgas al ajo

Con esta receta colaboro en el proyecto 1+/- desperdicio 0 de Marisa del blog Thermofan.
Confío en que sea de vuestro agrado.

lunes, 15 de abril de 2019

Mi primera Mona de Pascua

En estas fechas cuando se acerca Semana Santa es muy corriente por esta zona preparar recetas tradicionales y no solo por aquí, ya que en toda España existe una gastronomía que brilla con esplendor especialmente en estas fechas. ¡Quién no ha hecho unos garbanzos con bacalao y espinacas, unas torrijas o unos buñuelos!
Hay diferentes acepciones a este dulce que según se cuenta se comía el Domingo de Pascua y tenía como significado el que finalizaba la Cuaresma. Unos lo llaman Panquemado, otros Monas, la diferencia, parece ser que estriba, en que las Monas llevan un huevo duro colocado en el centro mientras que el panquemado no lo lleva siendo sustituido por una capa de azúcar.
Existen múltiples variantes, las hay con masa madre y sin ella. Como es la primera que he hecho he optado por hacerla sin masa madre y sin ponerle un huevo cocido, posiblemente cuando lo repita será con masa madre y así veré si existe diferencia. He preguntado y como es normal hay tantos gustos como colores, la señora que me da recetas me ha dicho que le gusta más sin masa madre y así lo he hecho. A ver que os parece.
Como son días de fiesta estoy seguro que muchos de vosotros cogeréis unos días de asueto para disfrutar de esas procesiones repartidas por toda la geografía nacional o para descansar por la playa o por el monte, os deseo que lo paséis estupendamente y que, si Dios quiere, nos sigamos viendo en fechas próximas.

Mi primera Mona de Pascua

Ingredientes
330 gr de harina
50 ml de leche
50 ml de agua
25 gr de aceite
1 huevo
80 gr de azúcar
15 gr de levadura fresca
2 cucharadas soperas de agua de azahar (es opcional) yo la he puesto
1 cucharadita de postre de ralladura de naranja
1 cucharadita de postre de ralladura de limón
una pizca de sal*
*pizca de sal, cantidad de sal que se puede coger entre las yemas de los dedos indice y pulgar.

para pincelar
1 yema de huevo
1 cucharada sopera de leche

Elaboración
En un bol ponemos la leche, el agua, tibias. Añadimos la levadura desmenuzada y removemos hasta que se disuelva.
Incorporamos el aceite, el huevo, el azúcar, el agua de azahar y las ralladuras de naranja y limón. Mezclamos para que el huevo se integre.
Añadimos la harina tamizada y la pizca de sal. Removemos bien con un tenedor o paleta hasta que se absorba todo el liquido.
Volcamos la mezcla sobre una superficie limpia y amasamos unos 10 minutos hasta que logremos una textura suave y homogénea.
Hacemos una bola y la colocamos en un bol tapado y libre de corrientes. Yo la puse en el horno con la luz interior para que fermentara. La tuve 3 horas.
Cuando ha levado sacamos la masa, dividimos en cuatro porciones aplastamos cada una de ellas con el rodillo y las colocamos en una bandeja de horno cubierta con papel y volvemos a introducir para que repose y vuelva a levar. Aproximadamente la tuve 1 hora.
Cuando vemos que ha levado cascamos un huevo y batimos solo la yema con la leche y pintamos las cuatro porciones. Espolvoreamos con azúcar y adornamos con lo que queramos, yo con decoraciones de colores.
Calentamos el horno a 180º C, introducimos la bandeja y horneamos unos 15 minutos hasta que veamos que adquieren un color tostado. El tiempo dependerá de cada horno. Comprobamos que están cocidas, las sacamos y dejamos enfriar.

preparadas para ser pintadas
Mona de Pascua
pintadas con huevo
Mona de Pascua
con decoración
Mona de Pascua
recién horneadas
Mona de Pascua
así salieron
Mona de Pascua
Que paséis una estupenda Semana Santa donde quiera que vayáis. Disfrutad de las vacaciones.