lunes, 18 de marzo de 2019

Fallas 2019

Este lunes no dejo una receta ya que como todos los años por estas fechas os dejo un pequeño reportaje sobre las Fallas de Valencia. No están todas ya que eso sería motivo de estar varios días sin parar de verlas y la verdad es que no dispongo de tiempo para eso.
He aprovechado la mañana de ayer domingo con el fresco, porque el calor a lo largo del paseo se ha dejado notar y al final la ropa de abrigo sobraba para efectuar el recorrido por las distintas Fallas. 
Mañana por la noche todas estas obras de arte serán pasto de las llamas en la Nit de la Cremà. Sus cenizas servirán como ave Fenix para dar comienzo y preparar las del año 2020.
Espero que este breve reportaje sea de vuestro agrado.

Fallas 2019

Fallas 2019

Fallas 2019

Fallas 2019
Ninot indultat
Fallas 2019

Fallas 2019

Fallas 2019

Fallas 2019
detalle de la anterior
Fallas 2019

Fallas 2019
detalle de la anterior
Fallas 2019

Fallas 2019

Fallas 2019

Fallas 2019

Fallas 2019

Fallas 2019

Fallas 2019
Falla de la plaza del Ayuntamiento
Fallas 2019
3º premio Sección especial. Falla convento de Jerusalén.
Fallas 2019

Fallas 2019

Fallas 2019
2º premio Sección especial Falla El Pilar
Fallas 2019

Fallas 2019

Fallas 2019

Fallas 2019

Fallas 2019

Fallas 2019
4º premio Sección especial Falla Cuba-Literato Azorín
Fallas 2019

Fallas 2019


Fallas 2019

Fallas 2019

Fallas 2019

Fallas 2019

Y este fue mi recorrido, casi 20 km y 2 horas 44 minutos caminando.

¿Os han gustado? Espero que sí.

lunes, 11 de marzo de 2019

Garbanzos carmelitanos

El pasado 6 de marzo fue el Miércoles de Ceniza dando comienzo la Cuaresma que se prolongará hasta el día 18 de abril, Jueves Santo.
Una de las normas, para los católicos, es no comer carne los viernes en ese periodo. Por ese motivo existen gran cantidad de recetas con ausencia de carne y que se prodigan con mucha frecuencia en estos días. En mi caso os propongo una con garbanzos qué, como veis, no llevan nada de carne y que sin embargo están fabulosos. Esta receta es de origen conventual.
En Castellón existe una zona que se llama Desierto de las Palmas y que fue declarado paraje natural en octubre de 1989, su extensión es de 3.289 Ha. Al leer el nombre uno puede pensar que es un lugar rodeado de arena y con palmeras, estilo desierto, pero nada más lejos de la realidad.
El nombre de desierto es el término con el que los Carmelitas Descalzos designan aquellos lugares solitarios y alejados de la población adonde se retiraban para la oración y contemplación. En cuanto a lo de Palmas  se debe a la existencia entre su vegetación de gran cantidad de palmitos.
En dicho paraje se encuentra ubicado un monasterio que, desde 1784, está ocupado por frailes de la Orden Carmelita.
Altar de la Iglesia del Convento. Foto tomada de su web.
Iglesia convento desierto las palmas

Después de este pequeño preámbulo vamos con la receta de estos sencillos garbanzos que he titulado, carmelitanos, en sencillo homenaje a esos monjes. A ver que os parece.

Garbanzos carmelitanos
 
Ingredientes (2 pax)
200 g de garbanzos
2 huevos
2 cebollas
1 zanahoria
1 diente de ajo
2 hojas de laurel
3 clavos de especia
perejil
aceite de oliva virgen extra
agua
sal

Elaboración
La noche anterior ponemos en remojo los garbanzos en agua con una cucharadita de bicarbonato.
En un cazo con agua, sal y un chorreón de vinagre cocemos los huevos durante 10 minutos. Transcurrido ese tiempo retiramos del fuego, escurrimos y refrescamos con agua del grifo. Pelamos y separamos las claras de las yemas. Reservamos.
En una cazuela ponemos a calentar agua. Cuando empieza a hervir incorporamos los garbanzos escurridos y lavados, una rama de perejil, dos hojas de laurel, una cebolla entera pelada con tres clavos de especia pinchados en ella, la zanahoria pelada y cortada en rodajas, un poco de aceite y sal. Mantenemos en hervor y cuando la cebolla y la zanahoria estén cocidas, las sacamos, dejamos escurrir y las colocamos en el vaso de la batidora.
Mientras, pelamos y picamos fino la otra cebolla y la sofreímos en una sartén con un fondo de aceite. Cuando transparenta la echamos en el vaso de la batidora donde está la otra cebolla cocida con la zanahoria, añadimos una cucharada de garbanzos y las yemas de huevo. Trituramos el conjunto con un poco del caldo de la cocción y vertemos sobre la cazuela de los garbanzos y cocinamos hasta que estén tiernos. Al emplatar espolvoreamos con las claras de huevo picadas.

garbanzos carmelitanos

Espero que os haya gustado. Que tengáis una estupenda semana.

lunes, 4 de marzo de 2019

Patatas guisadas con champiñones

Hemos entrado en el mes de marzo. Mes que en esta Comunidad es festivo por excelencia ya que en poco más de dos semanas estaremos inmersos en una de las fiestas con amplia repercusión no solo nacional sino internacional como son las Fallas. A ello también se le suma que en la última semana del mes, aquí, también estaremos en fiestas y por otra parte el próximo día 6 es Miércoles de Ceniza, día con el que se da inicio a la Cuaresma. Mes festivo y que, entre unas cosas y otras, va a pasar volando.
Para tomar fuerzas en este maratón de fiestas vamos a comenzar con estas ricas patatas. A ver que os parecen. Vamos a ello. 

Patatas guisadas con champiñones

Ingredientes (2 pax)
4 patatas
150 gr de champiñones laminados
1 pimiento verde
1 cebolla
2 tomates maduros
2 dientes de ajo
1/2 limón
50 ml de vino blanco
1 pastilla de caldo de carne
1/2 cucharadita de pimentón dulce
1/2 cucharadita de ras el hanout
1 hoja de laurel
aceite de oliva virgen extra
sal

Elaboración
Diluimos la pastilla de caldo de carne en un cazo con agua y mantenemos en caliente.
Pelamos las patatas, las chascamos y reservamos en un bol cubiertas de agua.
Ponemos los champiñones en un bol con agua y el zumo de medio limón.
Pelamos y picamos muy fino la cebolla y los dientes de ajo.
Rallamos los tomates y reservamos.
Quitamos las semillas y el pedúnculo al pimiento y lo cortamos en cuadrados.
En una cazuela con un poco de aceite sofreímos los ajos picados, cuando toman color incorporamos la cebolla y el pimiento verde. Sofreímos.
Cuando la cebolla transparenta incorporamos los champiñones escurridos y cocinamos hasta que suelten el agua.
Añadimos el tomate, rehogamos y cuando reduce incorporamos el vino. 
Removemos y cocinamos hasta que evapore el alcohol.
Añadimos las patatas, el pimentón, la hoja de laurel y el ras el hanout, removemos bien y cubrimos con el caldo de carne caliente.
Rectificamos de sal y cocinamos a fuego suave hasta que las patatas está en su punto.

patatas guisadas con champiñones
Un plato con sabor y que espero sea de vuestro agrado. Disfrutad de una estupenda semana.

lunes, 25 de febrero de 2019

Coca de la abuela

En algunos partidos de futbol coincido con una señora y entre charla y charla salen a relucir distintos temas. Uno de ellos es sobre cocina y es ahí donde se me aguzan los sentidos porque he probado algunas cosas que llevó con motivo de un cumpleaños y que estaban deliciosas.
Hablando, salió a colación una coca que hacía su madre y que ella con especial maestría la hace con mucha frecuencia. Ni corto ni perezoso, después de decirle que me gustaba la cocina, me atreví a pedirle la receta de esa coca, que ella llamaba de la abuela, y de unas empanadas que también llevó.
Pasado el tiempo y, cuando hace unos días volvimos a coincidir, me entregó las recetas, unas, escritas de su puño y letra y esta la que ella llama coca de la abuela, dictada. A ver que os parece. Os puedo asegurar que está sensacional, así que si queréis probarla os aconsejo poneros mano a la obra. No os vais a arrepentir.

Coca de la abuela

Ingredientes
3 huevos
400 gr de harina
200 gr de azúcar moreno
200 ml de leche
200 ml de nata
120 ml de aceite de oliva suave
3 sobres de gasificantes dobles (blanco y azul)
ralladura de un limón

Elaboración
Precalentamos el horno a 200ºC
Mojamos el fondo de un molde con un poco de aceite y cubrimos con papel de horno.
Cascamos los huevos y separamos las claras de las yemas.
Batimos las claras a punto de nieve fuerte.
Batimos las yemas con el azúcar, la leche, la nata, el aceite y el contenido de los sobres de color azul de gasificante.
Incorporamos las claras y removemos para mezclar.
Vamos añadiendo, cerniendo con un colador, la harina mezclada con el contenido de los sobres de color blanco de gasificante, incorporamos la ralladura del limón, removemos para mezclar y volcamos sobre el molde.
Introducimos en el horno a 200ºC, 5 minutos con calor abajo.
Bajamos la temperatura a 180ºC y horneamos, calor arriba y abajo, durante 35 minutos o hasta que al introducir una brocheta en la coca, salga limpia.

coca de la abuela
Mirad que corte tan esponjoso
coca de la abuela
Febrero está a punto de finalizar y quiero despedirlo con esta deliciosa coca. Espero que sea de vuestro agrado.

lunes, 18 de febrero de 2019

Espirales con pisto de berenjena

Hace unos días publiqué una receta de pisto con berenjena. Después de repetir una hamburguesa con pisto, el sobrante lo guardé para una utilización posterior. No tuve mucho que esperar porque pasados dos días tuve la necesidad de improvisar la comida. Tenía unos espirales y el pisto así que opté por preparar un sencillo y rico plato de pasta, plato que estoy seguro gusta a casi todos ya que admite cualquier acompañamiento y reconozco que el pisto le va a la pasta como anillo al dedo. Tengo la seguridad que volveré a repetir porque nos supo a gloria.

Espirales con pisto de berenjena (2 pax)

Ingredientes
200 g de espirales 3 colores
Para el pisto
1 berenjena
1 calabacín
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento verde italiano
1 cebolla
1 diente de ajo
1 bote (400 gr) de tomate al natural troceado
50 ml de vino blanco
aceite de oliva virgen extra
azúcar
sal
pimienta negra molida
1 pastilla de caldo de verduras
sal

Elaboración
Ponemos a calentar agua en una cazuela con la pastilla de caldo de verduras. Cuando comience a hervir, añadimos la pasta, llevamos de nuevo a ebullición, y cocemos el tiempo que indique el fabricante. Escurrimos y refrescamos con agua fría.
Preparamos el pisto
Cortamos la berenjena en rodajas y las colocamos en un bol con agua y sal durante 20 minutos para que pierdan el amargor. Escurrimos, cortamos en bastones y luego en dados.
Cortamos el calabacín en rodajas y lo troceamos igual que la berenjena.
Limpiamos los pimientos, quitándole el pedúnculo y las semillas. 
Cortamos a lo largo y luego en cuadrados.
Pelamos y picamos finamente la cebolla.
Pelamos el ajo y lo picamos fino.
En una sartén con un fondo de aceite sofreímos el ajo picado y cuando comienza a bailar incorporamos el tomate troceado, añadimos un poco de azúcar para evitar la acidez y cocinamos hasta que pierda el agua. Escurrimos en un colador y reservamos.
En ese mismo aceite rehogamos la cebolla y cuando transparenta añadimos los pimientos y el vino. Dejamos evaporar y agregamos el calabacín y la berenjena, salpimentamos y cocinamos unos minutos hasta que comienzan a transparentar, añadimos el tomate reservado y cocinamos a fuego suave removiendo frecuentemente.
Colocamos el pisto ayudándonos de un aro de emplatar y rodeamos con los espirales.

espirales con pisto de berenjena

Con esta receta colaboro en el proyecto 1+/- 100, desperdicio 0, que Marisa nos propone en su blog Thermofan.
Espero que haya sido de vuestro agrado.

sábado, 16 de febrero de 2019

Fiesta de la alcachofa 2 Benicarló 2019

Como en esta entrada no publico receta sino el menú de uno de los restaurantes que colaboran en la fiesta de la alcachofa, voy a efectuar una pequeña y breve historia que seguro ya conocéis.
Si habéis estado en Peñíscola y paseado por ella habréis visto una escultura de bronce ubicada a los pies del castillo cuyo autor fue Sergio Blanco, que formó parte del grupo Mocedades, y que representa al Papa Benedicto XIII, conocido como el Papa Luna, debido a su apellido. 
Para abrir boca al menú voy a reseñar brevemente su historia.

Pedro Martínez de Luna, que así se llamaba, nació en Illueca en 1328, de una recia familia entroncada con arzobispos y reyes. Empezó en la milicia y con posterioridad se dedicó a la Iglesia. Estudió en la Universidad de Montpellier y allí fue profesor de Derecho Canónico. Fue elegido cardenal por el Papa Gregorio XI, último Papa de origen francés. 
Eran tiempos en los que la Santa Sede, debido a la mala situación que existía en Roma, se encontraba en Avignon. Al nombrar este Papa a numerosos Obispos franceses para las diócesis de Italia, hecho que produjo mucho descontento y que produjo numerosas revueltas decidió, para no perder territorios trasladarse a Roma y allí murió. A su muerte se celebró, en 1378, el cónclave para nombrar a su sucesor, cónclave que tuvo una serie de irregularidades y que acabó con el nombramiento de un italiano, Bartolomeo Prignano que adoptó el nombre de Urbano VI.
Varios Cardenales que no pudieron asistir al cónclave se reunieron y declararon nula la elección del Papa al decir que la misma se había hecho por miedo. Estos Cardenales eligieron a Roberto de Ginebra que adoptó el nombre de Clemente VII y que de nuevo volvió a Avignon. En esos momentos había dos Papas, Urbano VI en Roma y Clemente VII en Avignon. A la muerte de estos dos Papas no se arregló la situación eligiéndose sucesores en ambas sedes, Roma y Avignon. Y aquí fue donde aparece el Papa Luna que sucedió a Clemente VII en Avignon,  y que adoptó el nombre de Benedicto XIII. Por cuestiones políticas ya que al rey francés no aprobaba que contara con el apoyo del rey de Aragón, fue coaccionado para que dimitiera de su cargo a lo que se negó teniendo que huir en 1403 a Nápoles. Después de muchas vicisitudes, en 1415 en el concilio de Constanza es declarado antipapa y tras perder casi todos los apoyos, salvo el del rey Alfonso V de Aragón se refugió en el castillo de Peñíscola, antigua fortaleza del Temple. Allí murió en 1423 a los 96 años de edad.
Esta es una breve reseña de la vida de este Papa, símbolo de Peñíscola. Espero no haberos aburrido y para cambiar de tema os dejo el segundo de los menús que degustamos en nuestra estancia en Benicarló con motivo de la fiesta de la alcachofa. A ver que os parece.

Menú Maremegua
Alcachofa confitada rellena de marisco y bechamel (fabulosa)
Alcachofa confitada rellena de marisco y bechamel
Langostinos salteados con alcachofa y cebolla caramelizada ( de rechupete)
Langostinos salteados con alcachofa y cebolla caramelizada
Saquito de pato con alcachofas y setas sobre salsa de foie (yo sin ella)
Saquito de pato con alcachofas y setas sobre salsa de foie
Sorbete de cítricos
Sorbete de cítricos
Arroz meloso con alcachofa, marisco y pulpo (delicioso)
Arroz meloso con alcachofa, marisco y pulpo
Flan de alcachofa (exquisito)
Con esta entrada doy por finalizada la reseña sobre algunos menús de restaurantes colaboradores con la Fiesta de la alcachofa 2019. Espero que las dos entradas hayan sido de vuestro agrado y gracias por vuestros comentarios.