miércoles, 29 de enero de 2014

Espárragos a la vinagreta con trucha ahumada

Comenzado el año y pasadas las fiestas, Recetario Mañoso vuelve para que todos aquellos que lo deseen colaboren con una o dos recetas del ingrediente elegido por un anfitrión que es invitado por uno de los promotores de Recetario Mañoso para colaborar en la propuesta del mes.
En esta ocasión la anfitriona de este mes es Silvia del blog Chascarrillos de Casa y su tutora es Pilar del blog Cocinica de Benas. El ingrediente que ha elegido es el espárrago. Su producción está muy extendida en Aragón y Navarra y su calidad ha quedado plenamente contrastada. Si queréis colaborar con alguna receta con el ingrediente elegido solo tenéis que entrar en Recetario Mañoso y allí, además de conocer algo más del espárrago, podéis ver las condiciones para colaborar. Os animo a ello.
Yo, siempre procuro hacerlo, porque como he dicho en muchas ocasiones esa tierra me atrae mucho por diversos motivos. En esta ocasión he preparado una muy sencilla receta que espero sea de vuestro agrado.

Espárragos a la vinagreta con trucha ahumada

Ingredientes
2 manojos de espárragos verdes
100 gr de trucha ahumada en lonchas
1 huevo
4 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de vinagre
2 cucharadas del caldo de cocer los espárragos
1 cucharada de alcaparras
sal
pimienta negra molida

Elaboración
En un cazo con agua, sal y un chorreón de vinagre cocemos el huevo durante 10 minutos. Refrescamos con agua del grifo, pelamos y reservamos.
Eliminamos la parte dura de los espárragos, los limpiamos, lavamos y los ponemos a cocer en una cazuela con agua y sal. Una vez cocidos, reservamos un vaso del caldo de cocción, los escurrimos y dejamos enfriar.
Preparamos una vinagreta con el vinagre, el aceite, el caldo de cocción, las alcaparras, sal, pimienta al gusto y el huevo duro picado. Mezclamos bien hasta conseguir una salsa emulsionada.
Colocamos los espárragos en un plato y acompañamos con la vinagreta y los filetes de trucha.

Espero que os guste.

viernes, 24 de enero de 2014

Bizcocho de yogur con almendras y perlas de chocolate

Hace muy poco que pertenezco a la Comunidad de Google+ Comer especial. Recibí una invitación de Rosa Borrás para participar con alguna receta en el reto de este mes, no pude rechazar la invitación a pesar de que tiempo no es lo que me sobra. No sé si cumpliré las condiciones pero aquí dejo mi granito de arena.

Con esta receta participo en el reto dulce del mes de enero de la comunidad de Google+ "Comer especial"; reto que está "patrocinado por Harinas Santa Rita, y que premia con un lote de productos a los ganadores de la receta salada y la dulce".

Bizcocho de yogur con almendras y perlas de chocolate

Ingredientes
4 huevos
220 gr de azúcar
125 gr de yogur griego
100 ml de aceite de oliva
210 gr de harina de repostería
1 paquete de levadura
75 gr de almendra picada
1 cucharada de aroma de vainilla
3 cucharadas de perlas de chocolate

Elaboración
Precalentamos el horno a 180º.
Engrasamos un molde con mantequilla y harina.
Cascamos los huevos y separamos las yemas de las claras.
Batimos las claras a punto de nieve y reservamos.
En un bol batimos los yemas con el azúcar hasta que blanqueen. Incorporamos el yogur, batimos y añadimos el aceite poco a poco.
Una vez esté todo bien mezclado, agregamos la harina junto con la levadura cernidas con un colador. Mezclamos bien, agregamos las almendras molidas, el aroma de vainilla y las perlas de chocolate y removemos bien para que se repartan por toda la masa. Incorporamos las claras batidas y mezclamos con movimientos envolventes hasta su total integración.
Vertemos la masa en el molde enharinado y horneamos unos 40 minutos, dependiendo del horno.

Bizcocho de yogur con almendras terminado

Corte del bizcocho de yogur con almendras
Confío en que os guste.

lunes, 20 de enero de 2014

Bacalao en salsa verde a mi manera

En Google+ estoy en varias Comunidades y ahí publico la receta que pongo en mi blog. Normalmente pongo una a la semana. El blog no es mi fuente de trabajo ni la cocina de mi casa es la de un hotel, es una de mis aficiones y el lugar en donde preparo la comida para la familia y en alguna ocasión para los amigos. En algunas Comunidades proponen retos mensuales pero como exigen el ser seguidores en Facebook y yo no tengo, me abstengo de participar o si lo hago en alguna ocasión es por el simple hecho de colaborar. Para este mes de Enero la Comunidad de Google+ Cocineros del Mundo ha propuesto hacer alguna receta con Bacalao o Naranja. Yo me he decantado por una de bacalao que espero guste. 
Bacalao en salsa verde a mi manera

Ingredientes
8 trozos de bacalao en sal
1 vaso de aceite de oliva (200 ml)
4 dientes de ajo
1 cucharada de perejil picado
1 pimiento verde
agua de remojo del bacalao

Elaboración
Pasamos los trozos de bacalao por agua del grifo para quitarle la capa de sal que lleva. Los ponemos con agua en un bol en el frigorífico y la cambiamos varias veces.
Cuando vayamos a hacerlo, escurrimos el agua y reservamos un par de vasos.
En una cazuela echamos el vaso de aceite menos dos cucharadas. Calentamos y añadimos los dientes de ajo laminados. Cuando los ajos empiecen a dorarse, se retira la cazuela del fuego sacamos los ajos y esperamos a que el aceite se temple. Una vez templado colocamos los trozos de bacalao con la piel hacia arriba.
Ponemos la cazuela a fuego suave y la movemos con suaves movimientos giratorios. Antes de que comience a hervir se retira del fuego, seguimos moviendo la cazuela y vamos añadiendo poco a poco cucharadas del agua de remojo. Nuevamente volveremos a llevar la cazuela al fuego y la retiramos antes de que empiece a hervir, siempre moviendo la cazuela e incorporando el agua de remojo para que vaya ligando la salsa. Repetiremos esta operación hasta que la salsa trabe, una vez ligada mantenemos a fuego muy suave para que no pierda calor.
Mientras, limpiamos el pimiento verde, le quitamos las semillas y los nervios, lo troceamos y lo ponemos a sofreír en una sartén con las dos cucharadas de aceite que habíamos reservado. Cuando el pimiento esté blando lo echamos en el vaso de la batidora junto con la cucharada de perejil, un poco de la salsa del bacalao y dos cucharadas del agua de remojo. Trituramos y añadimos poco a poco al bacalao mientras removemos la cazuela con movimientos circulares para integrar todo, calentamos en el fuego unos minutos y a disfrutar con una barra de pan al lado.

Un bacalao que creo os gustará.

miércoles, 15 de enero de 2014

Espirales con gambones al ajillo

Dice un refrán "quien mal empieza mal acaba". Parece ser que el año no ha comenzado para mí con buen pie. Ni me tocó la lotería, como a casi todos, los Reyes Magos pasaron de largo y no me dejaron nada no como a todos y para colmo lo único que he conseguido ha sido coger un trancazo superlativo que ha hecho que mi garganta parezca papel de lija de tanto como me duele.  Confío en que todo esto sea una mera coincidencia y que el refrán no llegue a cumplirse. Con estas perspectivas comprenderéis que ni se tienen ganas de cocinar ni de comer ni de estar delante del ordenador pero hay que tomarlo bien y esperar que amaine el temporal. Me disculpareis si debido a mi trancazo no os he visitado como suelo hacer pero en cuanto esté algo recuperado trataré de ponerme al día a la mayor brevedad posible. Como he dicho antes apenas se tienen ganas de nada pero algo hay que comer y si es rápido mucho mejor. Y esto es lo que he hecho, un plato sencillo y rápido y a los que no se ponen muchas pegas.

Espirales con gambones al ajillo

Ingredientes
400 gr de espirales
500 gr de gambones
1 pastilla de caldo de carne
3 dientes de ajo
pimienta de cayena
1 hoja de laurel
aceite de oliva
sal

Elaboración
Pelamos los gambones, los troceamos y reservamos.
En una olla ponemos agua con sal, la pastilla de caldo de carne, un diente de ajo y la hoja de laurel. Llevamos a ebullición y en cuanto empiece a hervir incorporamos los espirales, removemos para que no se peguen al fondo y reducimos el fuego una vez se recupere la ebullición. Los tenemos cociendo el tiempo que indique el fabricante. Escurrimos, refrescamos con agua del grifo y reservamos.
Mientras cuecen, pelamos y picamos los dos dientes de ajo.
Calentamos un fondo de aceite en una cazuela y doramos los ajos picados. Cuando el ajo tome color agregamos la pimienta de cayena y los gambones pelados y troceados y los cocinamos hasta que estén en su punto, incorporamos los espirales, mezclamos y servimos.

Confío en que sean de vuestro agrado y que tengáis la suerte de no coger un enfriamiento o la gripe.

jueves, 9 de enero de 2014

Tomates rellenos de arroz con atún

Finalizadas las fiestas en las que las comidas han sido abundantes y cuando los Reyes Magos, que espero hayan sido muy generosos con vosotros, han seguido su itinerario, volvemos a la rutina diaria además, con el agravante de tener que eliminar los efectos producidos por los excesos en comidas y bebidas. Vuelven los gimnasios, las dietas y el privarse de aquellas cosas que nos gustan. Yo como no me he excedido ni voy al gimnasio ni me pongo a dieta ni me privo de lo que me gusta eso que gano jj.  Regresamos a la rutina y aprovecho para proponeros una receta fácil, sencilla y ligera, así que comenzamos el nuevo año con unos ricos tomates rellenos.

Tomates rellenos de arroz con atún

Ingredientes
2 tomates medianos
1 lata de atún en aceite de oliva
2 cucharadas colmadas de arroz
3 dientes de ajo
1 cebolleta
una rama de perejil
aceite
sal
pimienta opcional

Elaboración
En un cazo con agua, sal, la rama de perejil y un diente de ajo cocemos el arroz unos 15 minutos. Escurrimos y reservamos.





Cortamos la parte superior de los tomates y los vaciamos. Picamos muy fino la pulpa.












Picamos los dientes de ajo y la cebolleta y los pochamos en una sartén con poco aceite. Añadimos la pulpa y cocinamos unos 10 minutos. Incorporamos el atún desmenuzado y el arroz cocido. Sazonamos y salteamos unos minutos.








Echamos un poco de sal y pimienta, si os gusta, en el fondo de los tomates y los rellenamos con la farsa. Colocamos en una fuente apta para el horno, los regamos con un poco de aceite y horneamos a 170ºC 25 minutos.



Acabado de hornear y listo para comer
Espero que sea de vuestro agrado.

sábado, 4 de enero de 2014

Flan de almendra

Se acerca el día de los Reyes Magos y en muchos blog,s lucen unos esplendidos Roscones. Yo, para variar un poco, en lugar de Roscón, he preparado una tarta de flan con almendra que en casa gusta a todos. La receta me la dieron y cuando la hice por primera vez el resultado fue estupendo. Como este tipo de postre nos gusta la he preparado de nuevo y con antelación  para, de esa forma, celebrar ese día y dar la bienvenida a los Reyes Magos al tiempo que les he pedido que sean generosos con los regalos, aunque no sé si me harán caso. Por si acaso aquí os la dejo. Espero que les guste y os guste.

Flan de almendra

Ingredientes
6 huevos
375 gr de azúcar
1/2 litro de leche
100 gr de almendra picada
3 cucharadas de azúcar para el caramelo

Elaboración
Precalentamos el horno a 180ºC.
Introducimos un recipiente, con capacidad para acoger el molde, con agua.
En un cazo ponemos el azúcar y calentamos hasta su disolución. Cuando toma color volcamos sobre el molde y repartimos por toda la superficie.
Mientras el caramelo enfría, batimos en un bol 3 huevos con 250 gr de azúcar hasta que blanqueen. En ese punto añadimos la leche poco a poco hasta lograr una mezcla homogénea.
Volcamos el conjunto sobre el molde con el caramelo.
Montamos las otras 3 claras a punto de nieve. Batimos las 3 yemas con los 125 gr de azúcar restante y  mezclamos con las claras montadas. Removemos con suavidad hasta su total integración y cuando esté todo bien unido incorporamos la almendra picada y mezclamos bien. Una vez hecho volcamos en el molde sobre la primera mezcla. Introducimos en el horno, cubrimos con papel de aluminio y cocemos 30 minutos al baño María o hasta que al pinchar con una brocheta, salga limpia. 
A media cocción retiramos el papel de aluminio para que la superficie dore.

Confío en que los Reyes Magos sean muy dadivosos con todos vosotros y os traigan todo lo que le habéis pedido. Seguro que os atenderán. Si yo fuera uno de los Reyes Magos, el mío era Baltasar, sin duda que os los concedería porque os lo merecéis. Que la ilusión nunca os falte.

Printfriendly