lunes, 22 de febrero de 2021

Cazuela de garbanzos a mi manera

El garbanzo
planta del garbanzo El empleo del garbanzo, cuyo nombre científico es Cicer arietinum, se remonta a tiempos prehistóricos, ya que se han encontrado rastros de él en excavaciones preneolíticas en Sicilia y neolíticas en Suiza. Era común en el antiguo Egipto ya que se tiene constancia de la existencia del garbanzo entre 1.580 y 1.100 a.C. donde se le conocía con el nombre de cara de halcón por su parecido con la cabeza de este animal. Entre los romanos gozaba de gran aceptación.
Sea como fuere, lo cierto es que esta legumbre, forma parte indisoluble de la gastronomía de numerosos países.
Variedades
Por lo que respecta a las variedades en España, se distinguen cinco clases de garbanzos: castellano, blanco lechoso, pedrosillano, venoso andaluz, y chamad. Todos ellos se caracterizan por su elevado nivel en proteínas. Las tres primeras son las más conocidas siendo más localizadas las dos últimas.
garbanzo castellanoCastellano
El más conocido, posiblemente, es el garbanzo de Fuentesaúco de Zamora. Es un garbanzo de tamaño más pequeño, color más amarillento, superficie bastante lisa y un pico curvo muy característico. Con una calidad muy aceptable, la producción se extiende por todas las zonas de producción, tanto en Andalucía —donde convive con el blanco lechoso— como, sobre todo, en la meseta central.
garbanzo blanco lechosoBlanco lechoso
Esta variedad de garbanzo es la de mayor calidad y más apreciado tradicionalmente por los consumidores, con un grano grueso, alargado, achatado por los lados, con forma irregular, surcos profundos y color blanco amarillento. La producción se concentra mayoritariamente en Andalucía y Extremadura.
garbanzo blanco pedrosillanoPedrosillano
Este garbanzo se distingue por ser de reducido tamaño, su textura es tierna y de piel muy fina, por lo que no suele desollarse durante la cocción. De grano redondo, con el pico pequeño y puntiagudo y sin apenas arrugas. Su cultivo se extiende por todas las zonas de producción de Andalucía, Castilla-La Mancha y Castilla-León.
Venoso andaluz
Esta variedad agrupa un tipo de garbanzos cultivados básicamente en Granada, con tamaño muy grueso, forma alargada y superficie recorrida por una especie de venas; su sabor es más fuerte y acentuado que los demás.
Chamad
También característico de Granada, este garbanzo es el resultado de la hibridación de las variedades "madrileño" y "castellano". Tiene un tamaño grande, de color más claro y forma más irregular que el
"castellano".

Después de estos breves apuntes vamos con la receta. Así hice esta cazuela, leída en una revista y adaptada a mi manera. A ver si os gusta.

Cazuela de garbanzos a mi manera

Ingredientes (2 pax)
160 g de garbanzos pedrosillano
2 chorizos para guisar
100 g de tocino ibérico
1 zanahoria
1 blanco de puerro
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo
1 cucharada rasa de pimentón dulce
4 clavos de olor
aceite de oliva virgen extra
sal

Elaboración
Ponemos los garbanzos a remojo en agua la noche anterior con una pizca de bicarbonato. Al día siguiente los escurrimos y pasamos por agua del grifo.
En la olla rápida ponemos agua, arrimamos al fuego y, cuando comience a humear, añadimos los garbanzos junto con la zanahoria, el blanco del puerro, los dientes de ajo pelados y enteros y la cebolla entera con los clavos de olor incrustados. Salamos.
Incorporamos los chorizos cortados a rodajas y el tocino, la cerramos y dejamos cocer 20 minutos desde que aparecen los dos anillos de la válvula de la olla, según la que tengáis.
Transcurrido ese tiempo, retiramos del fuego y dejamos despresurizar. Sacamos las verduras, quitamos los clavos de olor a la cebolla, las troceamos  y rehogamos en una sartén al fuego con un fondo de aceite. Apartamos del fuego, añadimos el pimentón y removemos.
Volcamos en el vaso de la batidora con dos cucharones del caldo de la cocción de los garbanzos, trituramos y lo agregamos a la olla, llevamos a ebullición y cocinamos unos minutos.

cazuela de garbanzos a mi manera

cazuela de garbanzos a mi manera

Espero que estos garbanzos hayan sido de vuestro agrado.
Mi firma

24 comentarios:

  1. Buenos dias Juan, para mí los garbanzos "pedrosillo", son los mejores.
    Tu plata se ve espectacular e ideal para un día frio y lluvioso con el de hoy.
    Feliz semana,

    ResponderEliminar
  2. ¡Buenos días Juan! Soy muy amante de las legumbres y en casa se comen al menos dos veces a la semana, que para eso soy yo la que organiza el menú familiar y cocina.

    Precisamente hoy comemos garbanzos, que no sabía yo que había tantas variedades y es un gusto aprender cosas cada vez que vengo a tu blog.

    La receta de hoy me gusta mucho, el cuchareo es siempre bienvenido en mi mesa, así que a mis pendientes que va y a buen seguro caerá antes de que apriete el calor.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. Hola Juan!!
    Menudo platazo más rico que nos traes esta semana.
    Me encanta tu receta!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Me gusta tu adaptación de este plato de cuchara tan bueno. Hay alguna cosa que me ha llamado la atención, como sacar las verduras del cocido y sofreírlas para después triturarlas, yo lo hago también para engordar el caldo, pero sin pasarlas por la sartén. Cada maestrillo tiene su librillo y aquí se ve que el tuyo es de los buenos, tanto como tu guiso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Riquísima cazuela Juan ! Tu manera me parece más que perfecta para preparar esta legumbre que adoro y que tantas alegrias culinarias nos regala.
    Siempre tuve la suerte de que mi suegro los labraba y eran excepcionales, ahora que ya no está, los compro pero nunca podrán igualarse a los suyos .
    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Juan!! Qué plato tan estupendo nos has preparado, me encantan los garbanzos. Me gusta como los has preparado, está bien eso de hacerlos a tu manera y no siempre el típico cocido. Yo hago también lo mismo que tú, no siempre me apetece hacer un cocido entero y pongo un poco lo que me apetece. Que ese día sólo le meto chorizo, pues bien, que le pongo también tocino, pues doblemente bueno, ja, ja. Eso sí, me encanta ponerle cardos, qué buenos están, y el puerro, sobre todo, no debe faltar, que le va muy bien para que el caldo esté más rico.
    Yo suelo usar los garbanzos lechosos, son muy tiernos y crecen bastante, que me gustan los garbanzos gordos, ja, ja, más donde morder. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta tu cazuelia! Me apuntaba rápido a comer un buen plato😉

    Ptnts
    Glòria

    ResponderEliminar
  8. A quien no le gusta un buen guiso de garbanzos como este, porque a mi me encanta con su chorizo y de mas.
    De buena gana me comía un plato de estos para la cena.
    Un besito

    ResponderEliminar
  9. Hola Juan, siempre me apunto a tu manera de cocinar, ya se ve en todos tus paltos y en éste más. Rico, saludable, cocina con gusto y completa. Nada mñas se puede pedir. Un beso!!!

    ResponderEliminar
  10. ¡Ay qué rico Juan por Dios!, y pensar que antes no soportaba las legumbres, ver tu plato y entrarme unas ganas tremendas ha sido todo uno, pero todo lo que le has puesto...con un buen garbanzo se pueden hacer maravillas y si es Pedrosillano más, el tocino le queda perfecto a tu plato. Hasta pronto, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  11. Cada post es una lección magistral sobre algún ingrediente, algo para aprender y como somos buenos alumnos nos obsequias con un rico plato de garbanzos a tu manera, pero ricos, ricos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Juan un buen plato de garbanzos, como el tuyo, siempre es bien recibido en mi mesa, si por mi madre fuera los cocinaría a diario, aunque yo no lo hago evidentemente, pero ricos por supuesto que están.
    Siempre utilizo el blanco lechoso, se cultivan aquí mismo en la provincia de Sevilla, aunque no por eso son económicos, siempre hay que apostar por la calidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hola Juan, el garbanzo me sienta fatal no se la razón, por eso suelo hacerlo muy pocas veces y cuando los hago siempre los paso por el pasapuré a mi marido pobrecito mio lo tengo castigado 🤦‍♀️tu plato le encantará seguro 👍 buen inicio de semana besinos

    ResponderEliminar
  14. ¡De lujo te han quedado esos garbanzos! Con todos los sacramentos que les has puesto, has convertido los garbanzos en un plato completísimo, atrayente y que gusta a todos.
    ¡Vaya olor que tenía que desprender tu cocina! Seguro que hasta tus vecinos se habrán dado cuenta de lo que estabas cocinando.
    Por esta tierra abundan los garbanzos castellanos, por la proximidad a Zamora y Los Pedrosillanos que tienen un riquísimo sabor, pese a lo pequeñísimos que son.
    Hoy hace frío, han bajado de nuevo las temperaturas y tu plato sería lo ideal para mi comida.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  15. Madre mía que cazuela más rica Juan, tienen una pinta espectacular!! Ese tipo de garbanzo pequeño me encanta, es tierno y sabroso, yo suelo utilizarlo más para ensaladas templadas, pero tu guiso se ve genial....
    Un bst.

    ResponderEliminar
  16. Hola Juan. "A tu manera" significa, delicioso. No puedo comer tu plato, pero me encantaría. Una buena receta y en la olla, queda perfecta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. ¡¡Hola Juan!! Qué de tiempo. Coincido contigo, la cocina tiene que ser abierta, echas lo que quieres en la olla y disfruta de lo que comes. Feliz semana. Bstes.

    ResponderEliminar
  18. Hola Juan!. Serán a tu manera pero qué buenos, tengo unas ganas de comerme un plato de garbanzos así contundentes (aunque solo me coma los garbanzos) pero......
    El encabezado como siempre muy interesante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Hola Juan, cómo me gusta un buen plato de cuchareo de garbanzos como este. En casa los hago de forma parecida, aunque me ha llamado mucho la atención que le pongas clavos de olor, nunca me ha dado por hacerlo, tiene que darle un punto muy bueno a la cocción, así que me apunto la idea, porque tengo que probarlo

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  20. Hola, estimado Juan:

    ¿Cómo estás? ¿Y la familia? Espero y deseo que todos muy bien. Las legumbres me encantan, pero no las puedo tomar por mi tema de salud. ¡Cuánta información interesante en este artículo! La receta te quedó de lujo, riquísimos estos garbanzos a tu manera, para chuparse los dedos.

    Un fuerte abrazo y feliz fin de semana, amigo.

    ResponderEliminar
  21. Buenas noches Juan Hernandez.
    Gracias por una publicación interesante sobre la historia del uso de garbanzos en el antiguo Egipto, varios tipos de garbanzos y, por supuesto, su deliciosa receta para la cazuela de garbanzos. Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Hola Juan, me gusta ese plato que has preparado, único los garbanzos y no sólo para cocido
    Un plato estupendo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Juan, me ha encantado tu receta sencilla de garbanzos a tu manera, muy buenos. A mí personalmente me gustan mucho los blancos lechosos, así los preparo para el cocido madrileño. De todas maneras es una legumbre de mis favoritas. Me como antes unos garbanzos antes que unas lentejas.
    Esta semana te los copio. No hay nada más sano que unas buenas legumbres. Las judías nos encantaban pero nos sientan mal... serán los años... ¡ay!
    Muchos besos y saludos a tu mujer.

    ResponderEliminar

Os agradezco vuestro comentario. Siempre es bienvenido.