jueves, 28 de enero de 2010

Almejas a la marinera

Aquí os dejo estas ricas almejas. A ver si os gustan.


Para hacerlas tendremos preparados estos ingredientes

1 kilo de almejas
1 cebolla pequeña
125 ml de vino blanco
3 cucharadas soperas de salsa de tomate
1/2 cucharada de harina
200 ml de caldo de pescado
2 dientes de ajo
Perejil
Aceite
Pimienta
Sal

Nos ponemos manos a la obra

Lo primero que haremos será el caldo de pescado. Si tenemos guardado de otra ocasión lo utilizamos y si no, pedimos al pescadero que nos ponga algunos recortes de pescado y con la parte verde de un puerro, un diente de ajo, laurel, una rama de perejil y 1/2 cebolla nos lo preparamos en un santiamén. Colamos y mantenemos caliente.

Mientras se hace el caldo ponemos, en un bol con agua y sal, las almejas y las tenemos una media hora para que expulsen la arena que puedan tener. Las ponemos bajo el grifo y lavamos. Escurrimos y reservamos.

A continuación picamos los ajos, la cebolla y el perejil.

Calentamos el aceite en una sartén y rehogamos la cebolla, el ajo picado y el perejil troceado. Cuando el ajo dora agregamos la harina, rehogamos y añadimos las almejas. Removemos, añadimos el tomate, salpimentamos y continuamos rehogando a fuego vivo. Regamos con el vino y cocemos hasta que reduzca. Incorporamos el caldo de pescado caliente y comprobamos el punto de sal. Bajamos el fuego y cocemos hasta que las almejas terminen de abrirse y quede la salsa contundente.

Solo falta poner en la fuente y ¡a comer! con esta salsa están para tener una buena barra de pan al lado.


lunes, 25 de enero de 2010

Día de las Paellas. Benicasim 2010

Durante la semana pasada tuvieron lugar las fiestas en Benicasim. Uno de los actos que más llaman la atención por la cantidad de personas que asisten es el Día de las Paellas, que se celebra el último viernes de la semana de fiestas.

20 horas de cola tuvieron que guardar algunos de nuestro grupo para conseguir uno de los 1.000 espacios que para este año se habían previsto utilizar. Estos espacios o lugares donde se hacen las paellas se ubican en la calle Santo Tomás, Avda de Castellón y calles adyacentes. Este año 25.000 personas han asistido a la confección y degustación de las paellas.

Tuvimos la suerte de que nos hizo un día estupendo de sol aunque un poco fresco, eso sí mitigado por el calor del fuego, por el humo que nos hizo llorar a todo trapo y por las calorías de un buen aperitivo, unas cervezas y un buen vino y donde tampoco podían faltar los pastissets de boniato, unas miniaturas dulces, un buen cava y como fin de fiesta un excelente ron quemado y un rico café. Lo pasamos estupendamente.

No es mi intención daros un poco de envidia. Aquí os dejo unas fotos. Espero que os gusten.

Vista de la calle principal con el fuego y las paellas preparándose
El Ayuntamiento aporta a cada grupo el aceite (1/2 litro) y el arroz (1 Kg) si hay que poner más ya es por el grupo, igual que el resto de los ingredientes. Cada uno la hace de la forma que quiere, de carne o de marisco. La nuestra fue de carne.

Nuestro grupo lo formábamos 16 y para hacer la paella se emplearon poco más o menos estas cantidades.

1,2 Kg de arroz
2,5 Kg de carne de pollo y costilla
1,5 Kg de alcachofas
0,5 Kg de judía verde
0,3 Kg de bachocones
0,25 Kg de bisaltos
0,6 Kg de tomate triturado
10 dientes de ajo
600 cl de aceite
6 litros de agua
pimentón
colorante
sal

Y aquí os presento la paella que preparamos .

1. Preparando el fuego 2. Sofriendo la carne
3. Turno de las alcachofas y ajos troceados 4. Ahora las judías verdes


5. Es la hora de los bachocones 6. El tomate
7. El agua y a hervir 8. Los bisaltos


9. Se añade el arroz 10. Hirviendo a fuego lento
11. Dispuesto para comer 12. Después del postre un ron quemado
Y aquí los cuatro artífices de la obra de arte, el cocinero, que no soy yo, y los tres pinches con la mujer de uno de ellos
Bueno pues aquí os he dejado un pequeño reportaje del Día de las Paellas. Espero que haya sido de vuestro agrado.

viernes, 22 de enero de 2010

Verbena de invierno con frutas

Prácticamente el mes está para finalizar, total quedan 10 días de los cuales la mitad son fiestas y la otra mitad casi que también. Entre Año Nuevo, día 2 en Granada, Reyes, San Antonio y San Valero finaliza pronto el mes de enero.

En esta semana están teniendo lugar las fiestas en Benicasim, en honor de San Antonio y Santa Agueda, acaban el próximo domingo y hoy viernes es el Día de las Paellas. Acude gente de todas las poblaciones de su alrededor y el pueblo es un hervidero de personas, las calles repletas y reservados los sitios para hacer cada grupo su paella.

Para continuar con la fiesta he preparado este postre con una fruta que ademas es el nombre de una ciudad, para mí, muy querida. Aunque se toma frío es ideal para combatir el ídem.

Ingredientes

2 granadas
2 naranjas de zumo
2 peras
2 plátanos
100 gr de azúcar
Un vaso de vino tinto
Un vaso de agua
1 palo de canela

Preparación

Comenzaremos exprimiendo las naranjas y reservando el zumo. Las pelamos procurando que no lleven la parte blanca, así evitaremos un ligero amargor y reservamos.

A continuación prepararemos el almíbar de vino. Para ello ponemos a cocer en un cazo, el vino, el agua, el azúcar, la canela y las peladuras de las naranjas. Ponemos al fuego y una vez que rompa a hervir añadimos el zumo de las naranjas y proseguimos con la cocción a fuego no muy fuerte unos 8 minutos. Transcurrido ese tiempo retiramos del fuego y dejamos templar. Una vez templado quitamos las peladuras de naranja.

Mientras esperamos que el almíbar se temple, cortamos las dos granadas, las desgranamos y ponemos los granos en un cuenco. Vertemos el almíbar de vino y dejamos macerar unas horas en el frigorífico.

Antes de servir pelamos los plátanos y los cortamos en dados.

Pelamos las peras, las descorazonamos y cortamos por la mitad y cada mitad en láminas.

Servimos repartiendo los trozos de plátano, de pera y el almíbar de vino con granada.

Verbena invernal


Y aunque supongo que casi todos conocen la granada pongo la foto para aquellos que no la conozcan.
Granada


Partida y con los granos a la vista
Ya desgranada
Pues aquí os dejo un postre que para un día de fiesta como el que estamos celebrando es ideal.
Espero que guste.

Y para todos aquellos que estén en el Día de las Paellas desearles que lo pasemos estupendamente.

martes, 19 de enero de 2010

Judías pintas al vino

Hemos dejado atrás las fiestas y en este tiempo, un tanto frío, que es el normal, va apeteciendo otro tipo de comidas más acordes a la estación en la que nos encontramos. Y qué mejor que un buen plato de legumbre; en este caso unas judías pintas.

Sin más preámbulos aquí pongo lo que vamos a necesitar y la forma como hay que hacerlas.

Ingredientes

400 gr de judías pintas
4 lonchas de panceta cortada no muy gruesa
1 cebolla pequeña
1 vaso de vino tinto
una cucharada de harina
1 hoja de laurel
aceite
sal
pimienta negra

Preparación

Ponemos las judías a remojo durante la noche anterior.
Con el mismo agua de remojo las ponemos en una cazuela junto con la panceta cortada a tiras y la hoja de laurel, salamos y cocemos a fuego lento.
Cuando estén tiernas, las escurrimos y reservamos.

Rallamos la cebolla y en una sartén con un poco de aceite la sofreímos, le añadimos la harina y la pimienta y removemos para que se mezcle bien.
Añadimos el vino y hervimos hasta que reduzca y espese, incorporamos las judías, removemos hasta que hiervan de nuevo y apartamos. Si quedaran muy espesas se añade un poco de agua.



Eso es todo, sencillas de hacer y ricas de comer. Espero que os gusten.

viernes, 15 de enero de 2010

Ensalada de apio/ Langostinos y pulpo con gulas al ajillo

Aquí os dejo unos sencillos platos que tomamos la noche de fin de año.

Pero antes os pongo una pequeña reseña sobre el apio sacada de Internet en Guía práctica de verduras y hortalizas.

El apio, hortaliza, muy conocida y utilizada por egipcios, griegos y romanos, era considerada en su origen como una simple planta aromática, sin aprovechamiento culinario ni medicinal, hasta que Hipócrates, médico griego del siglo V a.C., lo elogió como potente diurético. Fue en la Edad Media cuando creció el interés por sus propiedades saludables, se mejoró su productividad y se ensayó su cultivo. Desde entonces, su desarrollo ha sido constante. Hoy día, el apio es muy cultivado en las regiones templadas de todo el mundo, en particular en Europa y del norte de América.


A pesar de que el apio no es una fuente importante de energía, su consumo resulta saludable y refrescante por su contenido en agua, sales minerales y vitaminas diversas. Por tanto, se puede considerar al apio como un alimento regulador por excelencia.

Después del pepino, el apio es la hortaliza de menor valor energético.


Una vez hecha esta pequeña introducción paso a decir como se prepara, por si os apetece hacerla.


Ensalada de apio
Solo necesitaremos, unos tallos de apio, ajo, aceite, sal y vinagre.

Limpiamos bien los tallos y les quitamos con un cuchillo los hilos que pudieran llevar. Los cortamos en rodajas pequeñas, los colocamos en la fuente, le agregamos el ajo picado muy fino y lo aderezamos con sal, aceite y un poco de vinagre. Removemos y listo para comer.

Langostinos y pulpo con gulas al ajillo.
Y este conjunto es otro de los platos que preparé. Como veréis, sencillo a más no poder.

Solo debemos tener, langostinos, pulpo cocido (las patas o tentáculos) y gulas, ajos, aceite, sal y pimienta de cayena o guindilla.

La faena es como sigue

Limpiamos y pelamos los langostinos y reservamos.
A las patas o tentáculos del pulpo le quitamos la telilla que puedan llevar y las cortamos en rodajas.
Sacamos las gulas del envase y dejamos airear.

Ponemos en una sartén aceite a calentar y echamos los ajos picados y la guindilla o pimienta de cayena. Cuando los ajos se doran agregamos los langostinos y removemos hasta que pierden el agua y cambien de color. En ese momento echamos el pulpo troceado y las gulas, salamos y removemos bien durante un par de minutos. Ponemos en la fuente y listo.

Animaros que es fácil, rápida y rica. Os gustará.

lunes, 11 de enero de 2010

Rape a la cazuela a mi manera

Tal como dije aquí os pongo la receta que preparé para la cena de Nochevieja.

Ingredientes

1 cola de rape en rodajas, 2,4 kg
250 gramos de langostinos
250 gramos de almejas
1 tomate
1/2 cebolla
1 vaso de vino blanco
350 ml de caldo del rape
Aceite
Harina
Laurel
Sal
Pimienta molida
Nuez moscada

Para el caldo
Hueso y recortes del rape
1/2 cebolla
1 diente de ajo
1 hoja de laurel
perejil
sal

Así es como lo hice

Pedimos al pescadero que nos limpie el rape dejando solo los lomos y que lo corte a rodajas.
El hueso y los recortes nos servirán para hacer el caldo.

Pelamos los langostinos y reservamos.

Ponemos las almejas en un bol con agua y sal para que saquen la arena que pudieran llevar. Al cabo de 1/2 hora las lavamos y reservamos.

Lo primero que haremos será el caldo, para ello ponemos en una olla, una vez lavado, el hueso del rape y los recortes, un diente de ajo, una hoja de laurel, un poco de perejil y media cebolla, cubrimos con agua, salamos y ponemos a hervir. Espumamos cada vez que haga falta y dejamos reducir hasta la mitad. Colamos y reservamos.

Mientras hacemos el caldo, freiremos el pescado. Para ello calentamos aceite en una sartén, pasamos por harina los medallones de rape, previamente salpimentados, y freímos hasta que tomen un poco de color por cada lado. Una vez fritos los pasamos a una cazuela.

En ese mismo aceite, y cuidando de que no sea mucho, pochamos la cebolla cortada muy fina; cuando transparenta le añadimos el tomate rallado y los langostinos pelados y sofreímos hasta que cambian de color, echamos media cucharada de harina y rehogamos, agregamos el vino, dejamos reducir y echamos el caldo, sazonamos con sal, pimienta y un poco de nuez moscada y hervimos a fuego no muy fuerte unos 20 minutos o hasta que vemos que la salsa espesa.

Mientras cuece la salsa, ponemos al fuego, en una sartén, las almejas con un poco de agua y un chorreón de vino. Una vez se abren, sacamos y reservamos. Colamos el caldo resultante y lo añadimos a la salsa. Removemos para integrar, vertemos sobre el rape y cocemos a fuego lento unos 10 minutos moviendo la cazuela para que la salsa trabe. Unos minutos antes de apartar colocamos las almejas.

Rape dispuesto para servir
En plato
Este fue el plato principal, en otra entrada pondré uno de los entrantes. Confío en que si lo hacéis sea de vuestro agrado.

viernes, 8 de enero de 2010

Roscón de Reyes

Tal como había dicho en otra entrada, este año me decidí a preparar un roscón. No las tenía todas conmigo ya que creo que la masa y yo no hacemos una buena pareja pero alguna vez hay que decidirse, así que después de ver y leer unas cuantas maneras de hacer un roscón y tras efectuar un análisis de la situación me decidí por intentar hacerlo tal como indico a continuación.

Es una de tantas recetas que aparecen en libros de cocina, no sé si será la más fácil o la más difícil, nunca lo había hecho, pero si puedo afirmar que es un tanto laboriosa, no ya por el trabajo, que también lo tiene, sino por el tiempo que hay que dedicar. Todo sea por el deseado roscón
.

Estos son los ingredientes que empleé

½ Kg. de harina100 gr. de mantequilla100 gr. de azúcar25 gr. de levadura prensada2 huevos y 1 más, éste para pintar1/4 l de lecheUna cucharada de agua de azaharUna cucharada de ronAlmendras laminadas
Frutas escarchadas
Y esta es mi aventura con la preparación

Primeramente preparé la masa que yo he llamado primaria, otros la llaman masa madre o masa de levadura.

En un bol ponemos 100 gr de harina, le añadimos la levadura disuelta en tres cucharadas de leche tibia, amasamos bien y dejamos fermentar.

Masa primaria, madre o de levadura una vez fermentada

Mientras la masa primaria fermenta, seguimos con la preparación.

En un cazo se echan dos cucharadas de leche, dos de agua templada, una cucharada de agua de azahar, una de ron y 50 gramos de azúcar; se mezcla todo hasta que se disuelva el azúcar y reservamos.

En un cuenco ponemos el resto de la harina, 400 gr, hacemos un hueco en el centro y añadimos los huevos, el resto del azúcar, el resto de la leche y la disolución que teníamos reservada hecha con leche, agua templada, agua de azahar, ron y azúcar.

Como me daba no se qué enfangarme las manos, ya que era la primera vez que lo hacía, utilicé un tenedor, craso error, ya que de tanto remover, la palma de la mano no la sentía, al final tuve que dejar el tenedor y utilizar las manos, eso sí, después de lavadas, amasé y amasé hasta que quedó una masa elástica. El problema vino luego al tener que echar la mantequilla con las manos cubiertas de masa; mis ojos se fijaron en el grifo de la cocina y con la ayuda del codo lo abrí, puse las manos debajo del chorro y las limpié de la masa, trabajo conseguido. Las sequé con papel de cocina y añadí la mantequilla que, previamente había ablandado en el micro. Vuelta a meter las manos y amasar hasta conseguir que se integrara por completo. La cosa no acaba ahí ya que a esta masa hay que agregarle la masa primaria y amasar hasta su total integración. Gruesas gotas de sudor resbalaban por mi frente pero yo amasa que te amasa hasta que consideré que ya estaba bien. Otra vez al grifo, secado de manos y espolvoreo con harina. A reposar, tanto la masa como yo, no se a quien le haría más falta. Yo la puse en el horno sin calentar.

Masa resultante del amasado y la integración de la masa primaria y la anterior antes de levar
Masa resultante una vez levada. Fijaos la diferencia con la foto anterior antes de levar
Pasadas tres horas, sí, habéis leído bien, tres horas, vuelta a amasar para quitar el aire a la masa y de nuevo a descansar otras tres horas. Pasado el tiempo decidí, no se si bien o mal partirla en dos ya que pensé que al hacer solo uno la bandeja no tendría suficiente superficie para semejante masa.

Total que, como buenamente pude, hice en cada parte de masa el hueco en el centro y con sumo cuidado fui conformando los roscos que, al final, hasta yo me asombré de la forma tan casi perfecta que le dí. Les coloqué las frutas y las almendras fileteadas, los pinté con huevo batido les puse azúcar mojada y al horno por tandas, primero uno y luego el otro, no quería que sucediera algún incidente.

El primero que moldeé ya pintado con huevo listo para hornear
El segundo, éste con más frutas y también pintado, esperando su turno
Precalenté el horno a 200º. Introduje el primero y lo tuve alrededor de veinte minutos, el segundo a una altura más baja y a 180º. Teniendo en cuenta que me puse a las 3 de la tarde a prepararlo, que a las 5 fue la primera vez que reposó hasta las 8, el amase y nuevo reposo hasta las 11 de la noche y dado que estaba viendo una serie y no era cuestión de perderse el final empecé a cocerlos a las 00,20, el primero salió a las 00,55, metí el segundo a las 01,00 y salió a las 01,25. Ahí no acabó la cosa ya que tuve que pintarlos con un almíbar ligero y espolvorearlos con azúcar glas. Total que era la 01,50 cuando pude por fin hacer las fotos. Un día de Roscón inolvidable.

El primero recién horneado y pintado con el almíbar
El segundo acabado de sacar y pintado con el almíbar
Con el azúcar glacé

Foto en tándem
Trozo
Y esta ha sido mi primera experiencia con un roscón. Este ha sido el resultado y para ser la primera vez no me puedo quejar, pero como todo, es mejorable y más viendo los que habéis puesto, pero claro, la diferencia estriba en el cocinero. Espero merecer vuestro aprobado.

He sacado algunas conclusiones:
  1. Creo que haré alguno más pero con la receta modificada, no tanto tiempo levando
  2. Para mi gusto le faltó un poco de más azúcar, le pondré más
  3. Creo que la temperatura del horno debe ser más baja y el tiempo de cocción un poco mayor
  4. Creo que le faltó un poco de esponjosidad
  5. Sustituir las almendras fileteadas por piñones
Y si tenéis alguna más que añadir os agradecería muy sinceramente que me la indicarais.

Y antes de publicar, pongo esta foto tomada esta tarde de las alturas que rodean Castellón cubiertas de nieve, no es mucha pero no es muy habitual verla, al menos tan cerca de la playa.
Espero vuestras opiniones, mucho más formadas que la mía.

martes, 5 de enero de 2010

Cena Nochevieja

Antes de poner el Roscón que me he atrevido a hacer y continuando la entrada anterior esto es lo que preparamos para la cena de Nochevieja. De esta forma doy por finalizado el año 2009.

La cena fue bastante informal y estuvo compuesta por

Canapés de salmón con alcaparras
Canapés de hueva de lumpo
Ensalada de apio
Gambas de Huelva cocidas
Mejillones en salsa de perejil
Langostinos y pulpo con gulas al ajillo
Rape a la cazuela
Vinos blanco y tinto
Piña

y para las campanadas
Uvas de la suerte, al menos eso dicen
Champán
Turrón

Mesa en plan informal


Ensalada de apio


Gambas de Huelva cocidas


Mejillones en salsa de perejil. Forma de hacerlos


Langostinos con pulpo y gulas al ajillo


Rape a la cazuela
Las recetas de estas dos últimas fotos las pondré una vez pasadas estas fiestas. Como habéis visto la cena no fue nada del otro mundo pero lo pasamos estupendamente, además, nunca he tenido tantos pinches como en esa noche.

Y como en esta noche, noche de ilusión, de imaginación y de muchos deseos, vienen los Reyes Magos, me iré pronto a la cama. He hecho mis deberes con antelación ya he puesto los zapatos en la terraza y he dejado agua y comida para los camellos, porque mi rey es Baltasar, aunque tampoco se si vendrá con camello o dromedario ¿cómo puedo esperar muchos regalos si hasta eso no lo se?. Creo que como no me he portado muy bien me van a dejar más bien poco, no se si ni siquiera me dejarán un trozo de carbón.

Espero que a vosotros os traigan muchas más cosas. Ese es mi deseo.

¡¡¡¡FELICES REYES MAGOS!!!


lunes, 4 de enero de 2010

Nochevieja en Zaragoza

Ya en el nuevo año y, a falta solo de la visita de los Reyes Magos, que no dudo os traerán muchos regalos porque os los merecéis, transcurridas las fiestas de Navidad y Nochevieja, que espero hayáis pasado estupendamente, os pongo unas fotos de lugares de Zaragoza que tomé en los últimos días de 2009. Si picáis en ellas las veréis más grandes.

Edificio de Correos en el Paseo de la Independencia, no circulaban coches porque se celebraba la carrera de fin de año
Vista del Nacimiento en la Plaza del Pilar
Otra vista
Puerta del Carmen
Fachada y Torre de la Iglesia de la Magdalena


Para quienes no la conozcan merece la pena visitarla porque, además de sus monumentos, todos ellos dignos de ver, encontrareis un sinfín de sitios de compras, unos restaurantes extraordinarios y unos bares con unas tapas que os asombrarán. Es una ciudad que nunca defrauda aunque haga viento, el famoso cierzo. Durante unos cuantos meses, una de sus principales calles, la Gran Vía, estará cortada, van a instalar el tranvía.

Que tengáis un Feliz 2010.